Selecciona Edición
Iniciar sesión
TU TECNOLOGÍA

Cómo instalar una alarma en casa ‘low cost’ gracias a la tecnología

Existen alternativas que permiten al usuario montar un sistema de seguridad en el hogar sin necesidad de pagar una cuota mensual

Aplicaciones para el hogar que facilitan el trabajo. EL PAÍS VÍDEO

¿Dejamos nuestro hogar seguro cuando nos ausentamos? ¿Deberíamos adoptar algún tipo de medida de seguridad? Lo cierto es que los números así lo indican: diferentes estudios certifican una reducción de robos en zonas donde han proliferado los sistemas de seguridad, aunque lo cierto es que a la gran mayoría le echa para atrás la necesidad de contratar un mantenimiento mensual por el sistema.

Estos sistemas no están conectados a ninguna central y por lo tanto, en caso de intrusión no se avisa a la policía

Por fortuna, y gracias a la tecnología, existen alternativas que permiten al usuario montar un sistema de alarma en su casa sin necesidad de pagar una cuota mensual. Conviene recordar que estos sistemas no están conectados a ninguna central y por lo tanto, en caso de intrusión no se avisa a la policía ¿Qué sucede en estos sistemas cuando salta la alarma? El usuario es notificado a través de su teléfono móvil y deberá ser él quien gestione la crisis. Estos son algunos de los kits sin cuota que se comercializan en España (o lo harán en breve):

Samsung SmartThings

Se trata del último en llegar, pero tal vez por eso, es uno de los más capaces del mercado. La firma coreana apuesta por un sistema modular mediante el cual el cliente podrá configurar su instalación a medida, para luego ir creciendo en función de la necesidad. El conjunto se compone de un hub o central aglutinadora de todos los servicios que se conectan a la misma de forma segura y blindada ante el ataque de los hackers. Esta central se comunicará con el usuario a través de una aplicación dedicada en el teléfono móvil y desde la cual podremos gestionar por completo lo que sucede dentro del hogar. Samsung dispone para ello de sensores de movimiento, apertura de puertas e incluso de fugas de agua, con los que el usuario podrá controlar a distancia todo lo que sucede dentro del domicilio. Lo mejor del asunto es que el fabricante ha dispuesto SmartThings como una plataforma abierta a la que se pueden conectar cámaras de vídeo, alarmas y termostatos, de manera que las posibilidades de expansión del sistema sean innumerables. El kit de los coreanos será comercializado a lo largo de este año en nuestro país, y para que nos hagamos una idea del precio, el kit de seguridad se comercializa en Estados Unidos por 249 dólares.

Wattio

Si no queremos esperar mucho, la firma española de domótica Wattio cuenta con un sistema de seguridad inteligente que hace buena parte de las funciones del sistema de Samsung, incorporando además, en breve, una cámara de alta definición con sensor de movimiento que subirá las grabaciones a Dropbox en caso de intrusión o salto de alarma. Al igual que sucede con el sistema del gigante asiático, Wattio cuenta con un cerebro principal del sistema que se conecta de forma segura al router y que da acceso al resto de los servicios que vayamos añadiendo. Además de la oferta disponible en cuanto a eficiencia energética y ahorro de energía, Wattio cuenta con un kit específico de seguridad, compuesto de diferentes sensores, una sirena y en breve, como apuntamos, una cámara en alta definición. Todos los sensores son centralizados en el gate, que a su vez envía todos los sucesos al usuario mediante una aplicación en el teléfono móvil, desde la cual podremos gobernar el sistema. El paquete seguridad puede adquirirse desde ya a un precio de 264,90 euros.

MyFox

ampliar foto
El sistema de MyFox.

Otro kit ya disponible en el mercado es el ofrecido por la firma francesa MyFox, que afronta el asunto de la seguridad en el hogar de una manera diferente: hacer que el usuario se olvide de gestionarla automatizando todo su funcionamiento. En los sistemas anteriores, el propietario debe desactivar la alarma de forma manual, pero con este kit, este proceso se automatiza gracias a los llamados tags, o llaveros que se conectan al sistema identificando a cada usuario. La ventaja de este planteamiento, además de la comodidad y el evitar saltos de alarma innecesarios, es que el usuario podrá dejar uno de estos tags a un vecino o familiar cuando se vaya de vacaciones para que pueda acceder al domicilio en caso de necesidad. La firma francesa sostiene que su sistema es capaz de alertar de la intrusión antes de que se produzca por las vibraciones detectadas por los sensores. El kit básico de MyFox tiene un coste de 199 euros y se compone de la central, un sensor de puertas y un llavero para activar o desactivar la alarma. Puede añadirse al sistema una cámara de alta definición que se cubre automáticamente para garantizar la privacidad cuando la alarma está desactivada.

Chuango G5

Si lo que se busca es un kit de seguridad sin excesivas complicaciones ni prestaciones domóticas, la alarma G5 puede resultar una opción interesante. Este kit se compone de un panel de control con sirena incorporada, un sensor de movimiento, uno de apertura de puertas, dos mandos a distancia, y lo que le diferencia del resto es la comunicación con el usuario será a través de la línea móvil. En los sistemas anteriores, la comunicación se realizaba siempre a través del WiFi del hogar, pero en este caso será necesario contar con una SIM para que el sistema nos alerte de intrusiones o podamos desactivar la alarma a distancia. Puede parecer un inconveniente para unos, pero también puede resultar la única solución posible en casas de vacaciones o alejadas, en las que no haya conexión a internet. La G5 resulta notablemente más económica que el resto: 158 euros y sin cuotas.