Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La mitad de los internautas de Suramérica accede a sitios con contenido pirata

La asociación Alianza publica un amplio estudio sobre la piratería en la región

Una internauta descarga contenidos de forma irregular.

Las principales empresas de televisión de pago en América Latina han unido sus fuerzas para combatir la piratería en la región, en la que millones de usuarios de Internet utilizan servicios fraudulentos para ver programas. La unión se llama Alianza y acaba de publicar un estudio en asociación con 20 empresas de televisiones de pago, entre ellas HBO Latin America, Fox Latin America, Telefónica, Televisa, DirecTV, Globosat, reunidas para combatir el robo de contenidos por internet. El análisis fue encargado a la empresa británica NetNames y se realizó en nueves países de la región: Argentina, Chile, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Paraguay, Uruguay y Venezuela, siendo este último el que menos piratea.

Venezuela sale la mejor parada en el informe porque el resultado está directamente relacionado con la velocidad de banda ancha, una de las más bajas de Sudamérica. Una región de aproximadamente 222,3 millones de usuarios de internet, de los que casi el 50% (110,5 millones) infringieron la ley accediendo a sitios que distribuyen contenido audiovisual pirata.

Un fenómeno que “está minimizando los retornos de las empresas que han invertido en contenido y esto, a la larga, puede perjudicar la calidad", señala Michael Hartman, vicepresidente y consejero general de DirecTV en América Latina, quien además ha liderado el estudio. Hartman agrega que los piratas van de la mano con la tecnología: “Hoy estamos viendo sitios que presentan una experiencia usuario mucho mejor, como Popcorn Time, y eso facilita a que las personas pirateen. Por ello, hay que ver los servicios piratas como productos”. Y pone como ejemplo la industria de la música, donde “los artistas no ganan con el disco, sino con conciertos. En televisión, tal vez se ganará con los deportes en directo”, enfatiza.

Daniel Steinmetz, director de antipiratería del canal FOX, dice que según las últimas cifras regionales de Business Bureau “las pérdidas en toda América Latina por piratería superaron en 2015 los 4.800 millones de dólares, siendo los principales afectados los operadores de TV de paga, y los Estados (por concepto de evasión tributaria), además de los programadores”.

Para Jonathan Baker, vicepresidente de relaciones corporativas de HBO Latin America, el problema de la piratería es preocupante y “a medida que vaya cambiando el ecosistema, más compañías se interesarán en el asunto". “Hay otras tecnologías más amenazantes para las series de televisión, como Periscope lo es para los eventos en directo", asegura antes de subrayar que tanto la piratería online como la de TV por cable son "significativas" y que "a medida que la industria evolucione exclusivamente a online, será aún más complicado”. Una de las series estrella de la HBO, Juegos de Tronos, es el programa más pirateado en televisión, con 14,4 millones de descargas a través del servidor BitTorrent. La solución, concluye, debe venir de la mano de “la investigación junto con acciones legales".

El argentino Ariel Grifoulier, director comercial de Telefónica para Latinoamérica, explica que en la región sudamericana hay un gran apetito por piratear a través del sistema de Cyberlocker, especialmente en Perú, ya que el modo de operación en el país es “que una persona de forma ilegal contrata el servicio y lo inyecta en una red clandestina de servidores". El problema se ha convertido en un gran dolor de cabeza para Telefónica.

A medida que aumenta el acceso y velocidad de Internet, las empresas se enfrentan a un mayor desafío para evitar el robo de contenido. Mark Zuckerberg presentó recientemente en Barcelona un nuevo proyecto para aumentar la velocidad de la red con la siguiente generación de 5G, que pretende estar en activo para el 2020. El cofundador y máximo accionista de Facebook dijo que las compañías de telecomunicaciones deberían hacer un esfuerzo para que “toda la gente del mundo tenga acceso a Internet”. Algo que de lo que hoy en día carecen más de 4.000 millones de personas.

En términos de velocidad, Uruguay lleva la delantera en América Latina, donde los usuarios de internet muestran un gran apetito por los sitios piratas de BitTorrent, conectándose a plataformas como The Pirate Bay, debido a la buena calidad de conexión. Sin embargo, el país es pequeño y solo 1,94 millones de personas están conectadas a la red.

De acuerdo con el estudio presentado por Alianza, Chile es el segundo país con mayor nivel de penetración de Internet y velocidad de conexión. Un 2% de la población conectada a Internet se suscribió a Netflix en 2014, muy lejos del 13% de Estados Unidos, por lo que en el estudio se sugiere que hay espacio para el crecimiento de distribución de contenido “legitimo” entre la población chilena. Colombia ocupa el tercer puesto en penetración de Internet.

El país más grande de Latinoamérica, Brasil, lleva la delantera en todos los números, con 44,6 millones de personas conectadas a Internet. La mayoría infringe la ley a través de Cyberlocker, con unos 10 millones de brasileños visitando mensualmente el sitio Megafilmeshd.net. Brasil tiene el quinto puesto en penetración de Internet en la región. Argentina cuenta con 32 millones de personas conectadas a Internet, un 75% de la población. Sin embargo, la velocidad es relativamente baja, con 6,15 Mbps, el quinto puesto en la región.

Más información