Selecciona Edición
Iniciar sesión
Nuevos materiales

Una piel luminosa para el robot camaleón

Un equipo de investigadores logra crear un dispositivo que puede estirarse hasta seis veces su tamaño original y emitir diferentes tipos de luz y de color

La nueva 'piel' estirable y luminosa puede aplicarse en varios campos de la robótica. Universidad de Cornell

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell (Estados Unidos) ha logrado crear un material luminiscente que puede estirarse más de seis veces su tamaño original y aun así seguir emitiendo luz. El ingenio podría aplicarse especialmente en robótica (para dotar de una piel a robots que necesiten mostrar información luminosa), pero también en el desarrollo de nuevos wearables que precisen adaptar su forma al cuerpo humano.

"Este material puede estirarse a la par que el cuerpo del robot", señala el líder del proyecto, el profesor de ingeniería mecánica Rob Shepherd, quien destaca otras dos propiedades del ingenio: la posibilidad de que los robots cambien de color (la piel lo permite) y lograr una especie de "pantalla estirable". Además, la piel es sensible a la presión interna y externa.

Los investigadores se inspiraron en la piel de cefalópodos, como el pulpo, que son muy flexibles y contienen células capaces de cambiar de color que les facilitan su camuflaje para crear el dispositivo, al que han bautizado como HLEC (siglas inglesas de condensador emisor de luz e hipereslático). Aunque ya se habían creado dispositivos similares, nunca hasta ahora se habían conseguido que se estirasen más de doble de su tamaño original. El artículo que recoge el trabajo ha aparecido publicada en la revista Science.

Más información