Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
OBITUARIO

Fallece Ray Tomlinson, padre del correo electrónico

Creó el símbolo de la arroba para generar las direcciones

Raymond Tomlinson, considerado el padre del correo electrónico y el creador del símbolo de arroba (@). EFE

Raymond Tomlinson (Ámsterdam, Nueva York, 1941) ha muerto a los 74 años en Nueva York. El investigador está considerado el inventor del correo electrónico, tenía también la autoría del signo de la arroba, @, una fórmula para generar la dirección necesaria que uniese al destinatario con el servidor de Internet de una manera sencilla y funcional. Aunque la grafía ya existía en el árabe, al-rub, en donde sirve, como todavía en la España rural con el vino, como medida de volumen y peso.

Tomlinson también creó dos campos esenciales para ordenarlo: asunto y para, subject y to, en inglés, este último comando forma parte del código HTML que más tarde creó Tim Berners-Lee, que fue el que dio forma a la WWW.

Vinton Cerf, amigo y considerado padre de Internet, fue el encargado de difundir la noticia a través de su cuenta de Twitter. Tomlinson falleció tras sufrir un ataque cardíaco. Tanto Cerf, en 2002, como Tomlinson, en 2009, ostentan el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

Tomlinson estudió ingeniería eléctrica en el Instituto Politécnico Rensselaer en 1963. Después, continuó su formación en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Su trayectoria en la red de redes se remonta a los primeros experimentos para crear comunicación entre ordenadores. En 1967 comenzó a trabajar en Bolt Beraney y Newman (BBN), una de las firmas de investigación implicadas en el DARPA, el proyecto embrionario de Internet, financiado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Se creó usando la conexión telefónica para descentralizar datos de los ordenadores de modo que, en plena Guerra Fría, si un nodo con información relevante se veía afectado, no haría que se interceptasen o perdiesen los datos.

Tomlison ideó los comandos, fórmulas para dar órdenes a máquinas, entonces eran líneas de texto para el envío de mensajes. Los ordenadores todavía no tenían interfaz gráfica hasta que Xerox, Apple y Microsoft, en este orden, comenzaron a implementarlo en sus máquinas, por lo que para enviar un correo se debía teclear SNDMSG y READMAIL para poder leerlo.

En 1971, sin que sus superiores lo supieran, consiguió que varios ordenadores enviasen y recibiesen un mensaje según su sistema. El contenido no fue lo más relevante, se limitó a copiar la primera línea de teclas: QWERTYUIOP. Tras su invención siguió trabajando en BBN hasta que en 1990 pasó a un programa del Ejército de Estados Unidos para mejorar la seguridad de las telecomunicaciones.

Gmail, el servicio de correo electrónico de Google y también el más popular, le ha despedido con un mensaje de agradecimiento en Twitter: “Gracias, Ray Tomlinson, por inventar el correo electrónico y poner el signo @ en el mapa. #RIP”

Según la consultora Radicati, en 2015 se enviaron más de 205.000 millones de correos electrónicos en todo el mundo. Estiman que la cifra alcance los 246.000 millones a finales de 2019.

Más información