Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Facebook compra MSQRD

La red social quiere competir con Snapchat con una aplicación que juega con los selfies en vídeo

Imagen de la aplicación MSQRD.

El aluvión de vídeos con el rostro de amigos convertidos en Barack Obama o Leonardo DiCaprio no ha pasado inadvertido para Facebook. En las últimas semanas una aplicación de videoselfis, MSQRD, del estudio Masquerade, ha sufrido un crecimiento fuera de lo común. Uno de los requisitos para captar la atención de posibles compradores es, precisamente, la curva de adquisición de usuarios. Así es como se justificó la compra de WhatsApp hace dos años.

“Masquerade ha hecho una aplicación fantástica con MSQRD, con una tecnología de primer nivel mundial. Estamos deseando darles la bienvenida al equipo y mejorar la experiencia de vídeo en Facebook”, ha explicado un portavoz de la red social. Masquerade, con sede en Bielorrusia, cuenta con tres fundadores que pasarán a trabajar en la oficina de Facebook en Londres: Eugene Nevgen, Sergey Gonchar y Eugene Zatepyakin. De este modo, confirma que los trabajadores del estudio, nacido en 2010, se integrarán dentro de la red social. Este movimiento se denomina en el argot, acqui-hire, resulta muy común en Silicon Valley y sirve para contratar talento y hacerse con tecnología al mismo tiempo dejando de lado el producto previo. Es lo que hizo Pinterest con la española Icebergs, por ejemplo.

Los fundadores, en el blog de la empresa, explican que la escala de la red social es lo que más les seduce: “Dentro de Facebook vamos a poder llegar a una cantidad de gente que nunca antes pensamos. Para los que no lo sepan, tienen una audiencia de casi 1.600 millones de personas, algo inimaginable para nosotros”.

Facebook, además de impulsar la realidad virtual en vídeo y el formato inmersivo de 360 grados, ha hecho un trabajo profundo en su editor de vídeo, al que se pueden añadir filtros, textos, dibujos y emoticonos.

Ninguna de las partes ha desvelado el precio de la compra. La semana pasada se especuló con una posible adquisición por parte de Apple por 117 millones dólares.

Snapchat, la aplicación que ha puesto de moda los selfies en vídeo con modificaciones cómicas, compró Looksery en septiembre con la misma estrategia, impulsar el consumo y creación de momentos divertidos dentro del servicio. La aplicación de Evan Spiegel es un auténtico quebradero de cabeza para Facebook, no solo por su facilidad para atraer a los jóvenes, sino también por la cantidad de tiempo y contenido, tanto creado como consumido, dentro de la misma. Tanto es así que intentaron comprarla por 3.000 millones de dólares.

Aunque el sector de la mensajería tiene a WhatsApp como líder, esta compra confirma que la mensajería en vídeo es uno de los campos emergentes de 2016.

Más información