Selecciona Edición
Iniciar sesión

Lecciones de Y Combinator de dos latinos en Silicon Valley

Christian Van Der Henst y Freddy Vega fueron los primeros hispanos en entrar en la incubadora más deseada con su startup Platzi

Christian Van Der Henst (izquierda) y Freddy Vega, fundadores de Platzi, los primeros latinos en Y Combinator.

Platzi fue aceptada a YC en el segundo intento. Y Combinator es el más prestigioso fondo de inversión temprano de startups del mundo, enfocado en Silicon Valley.

Nuestros clientes hablan Castellano, nosotros los fundadores tenemos un aspecto muy latino y hablamos inglés con un acento adorable. Empezamos todo en Bogotá y México, no en California. No somos la compañía promedio de Y Combinator.

Estas son algunas cosas que desearía haber sabido antes de ser parte de YC Invierno 2015 (YC W15)

ANTES DE LA ENTREVISTA

No te preocupes por tu nivel de inglés. Todo el mundo el día de la entrevista está igual de aterrado. Intenta hablar lento. Te irá bien mientras puedas comunicarte bien con los socios.

Pero necesitas hablar Inglés. No es tan difícil. Hacer una start-up es más difícil.

Sé honesto y auténtico. A YC no le importa de donde vienes, quién eres o cuánto sabes de startups.

¿Cónoces tu mercado?

¿Estás creciendo?

¿Puede tu equipo hacer la idea realidad?

¿Puedes escalar la idea al crecer?

¿Eres una buena persona?

Eso es todo.

No hay trucos. Los entrevistadores de YC son detectores de mentiras humanos. Conoce tu compañía, con lo bueno y lo malo. Si te invitaron a Mountain View, hay una razón. Sé brillante y no dejes nada valioso sin mencionar.

Ganas con crecimiento, buenas métricas (tu aceleración es más importante que tu tamaño) y buena ejecución

El equipo de Platzi durante su estancia en Y Combinator.

DURANTE YC

Felicitaciones. Ahora lanza tan rápido como puedas. Si ya lo hiciste, habla con tus usuarios e itera el producto.

Y Combinator es el manual de usuario de Silicon Valley. Leelo todo, rápido.

Intenta vivir cerca de YC. Mountain View puede ser aburrida como ciudad, pero eso es bueno, deberías estar trabajando en tu startup y nada más.

Tus compañeros del "batch" (algo así como camada) son una cuidadosa selección de la gente más increíble que vas a conocer. Sí, suena a exageración, pero tendrás muchas oportunidades de confirmar que es verdad.

Intenta hablar con todos. Más que con los socios de YC. La vida es más larga que una start-up y algunos de ellos podrían hacer historia.

Los socios de YC hacen lo que hacen por razones más allá del dinero. Escucha sus consejos, lo han visto todo. No los vas a sorprender.

Mentirle a YC es perder el tiempo. Ellos no te van a pedir el dinero de vuelta si vas mal, así que cuéntales todo. Todas las start-ups son un show caótico en llamas. Ellos lo saben. Ellos inventaron la frase.

En serio, escucha sus consejos.

Y aprender a hablar lento. No, más lento.

Solo mide una cosa. Los socios de YC te pueden ayudar a descubrir cuál.

Si no eres tan bueno hablando Inglés, hablar más lento al punto de la incomodidad te hará sonar más listo. No se por qué, pero funciona.

Levantar inversión no es un derecho y es posible que no levantes nada después del YC Demo Day (el día de presentación final). Prepara tu compañía para sobrevivir eso. Sé humilde al levantar capital.

Ten perspectiva. Las cosas se pueden poner horribles y depresivas a veces. Pero fuiste aceptado a YC. Un programa al que es más difícil entrar que Harvard. Vas a estar bien.

Las empresas pueden superar la competencia. Tu empresa puede sobrevivir tu propia muerte. Pero las empresas mueren cuando se les acaba el dinero.

Te va a impresionar lo mucho que los socios de YC te ayudarán y trabajarán contigo antes, durante y después de Demo Day. A mi me impresionó.

Christian Van Der Henst durante una conferencia en Bogotá.

DESPUÉS DE YC

Sobrevive.

No te pierdas. Operar el día a día y levantar inversión hace fácil perder contacto con tus compañeros del "batch". Pero recuerda, algunos de ellos podrían hacer historia.

YC ayudará a tu empresa siempre que necesite ayuda. Incluso después que el programa termina. No temas pedirla.

La red de alumnos de YC está llena de gente increíble. En Platzi obtuvimos ayuda y consejos de fundadores y empleados en Stripe, Airbnb, Zencoder, Twitch, CodeNow, Gitlab, Zapier, RethinkDB y muchas más. Sólo pidelo.

Ser un alumno de YC abre puestas, sí, pero sé humilde al hacerlo. Nadie te debe nada.

Contrata. Contrata personas talentosas, buenas y que amen tu misión. Pero contrata, por amor a Dios.

Vas a notar muy rápido que ser un fundador de YC no significa nada, a menos que tu empresa esté creciendo y haciendo que las cosas pasen. Trabaja en tu startup.

Fuiste aconsejado y llegaste a donde estás gracias a esa ayuda. Pagalo ayudando a los que vienen detrás. Brindales apoyo, guíalos y recomienda a otras personas que quieren andar por este camino. Puede que ellos también hagan historia.

Gracias a YC, logramos clases de Sam Altman de cómo empezar startups, Kevin Hale de diseño de productos digitales, entre otros. Más de 20 cursos en inglés, 70 en español y muchos de ellos gratis.