Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La brecha digital se reduce en 2015: crecen los internautas de 55 a 64 años

Más de 22 millones de españoles se conectan diariamente a Internet, sube el uso del móvil y baja el de las redes sociales, según el estudio de la Sociedad de la Información de Telefónica

Un hombre consulta su teléfono móvil en Madrid.

Hay niños menores de dos años que todavía no hablan, pero que saben desbloquear un smartphone, entrar en YouTube y clicar en los dibujos animados de Peppa Pig. Mientras, hay adultos que siguen sin creerse las posibilidades que ofrece la Red. Es lo que se conoce como brecha digital. Pero 2015 se ha convertido en el año en el que se ha reducido esta diferencia en el uso de las nuevas tecnologías. El mayor crecimiento del uso de Internet se ha dado en la franja de 55 y 64 años: los usuarios de esta edad han llegado al 61,4%, seis puntos más que en 2014, según el estudio Sociedad de la Información en España 2015 de Telefónica, presentado hoy en Madrid. El aumento es todavía más representativo si se compara con 2010, cuando solo un 34,6% de las personas de esta edad entraban en la Red, casi 27 puntos menos que ahora.

¿A qué se debe la irrupción de nuevos usuarios? La clave está en el incremento de operaciones bancarias a través de Internet y de las relacionadas con la Administración, como la declaración de la renta online. A partir de estas primeras incursiones, los mayores de 55 se lanzan con más facilidad a la Red, según el informe de la compañia.

Más usuarios y supremacía del móvil

Los usuarios de Internet siguen creciendo: en 2015 ya había un millón más que en 2014, hasta los 27,15 millones de usuarios. Esto supone que ocho de cada 10 personas de entre 16 y 74 años accede diariamente a Internet. Predominan los usuarios que se conectan a través del móvil, el 88,3%. Así, este dispositivo supera por primera vez al ordenador, que baja hasta el 78,2%, después del empate del año pasado. "Somos el país que más consumo tiene de smartphones y de tabletas. Los internautas en esos dispositivos superan a los de Reino Unido o Alemania", ha explicado este lunes Luis Miguel Gilpérez, presidente de Telefónica España, en la presentación del informe.

Cae el uso de redes sociales

Una de las sorpresas del estudio es que ha descendido el uso de redes sociales 2,4 puntos, hasta llegar al 67,1%. Los jóvenes hacen una utilización más racional de las redes y se conectan a Internet también para acceder a otros servicios como el comercio electrónico o la educación online, según apunta el informe.

Más preocupados por la seguridad

En 2015 se ha detectado una tendencia nueva entre los internautas: una creciente preocupación por la seguridad de sus datos. Así, el 82% de los españoles considera la privacidad como algo muy valioso que hay que proteger. "Como apunte, las mujeres están significativamente más preocupadas por la privacidad que los hombres", ha detallado Emilio Gilolmo, presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica. Además, el 85% de los usuarios reclama poder borrar sus datos de la red. Esta reciente preocupación por la seguridad también se desliga de un nuevo dato: el 65% de los usuarios afirma haber sufrido algún problema online.

Las máquinas pensantes y el Internet de las cosas son tendencia

El informe también apunta las tendencias tecnológicas del futuro. Este año los protagonistas son el Internet de las cosas y las máquinas que piensan. Conectar digitalmente el coche, el frigorífico o la lavadora para que sean más eficientes o avisen cuando faltan alimentos es una realidad que se afianza más cada año. Este proceso es conocido también como el Internet industrial. "Ya se puede hablar de cadenas de producción inteligentes, fábricas inteligentes y servicios inteligentes", ha dicho Gilolmo. Esta utilización masiva de Internet supondrá una aportación al PIB español de más de 100.000 millones de euros entre 2015 y 2030, han calculado los autores del informe.

Al mismo tiempo, también llegan las máquinas que piensan, lo que se denomina como computación cognitiva. "Los asistentes virtuales como Siri, Google Now o Cortana son el gran referente en computación cognitiva", ha sostenido Gilolmo. Se trata de sistemas capaces de aprender de la experiencia a través de algoritmos y de sistemas predictivos. Un formato sacado de la ciencia ficción que ya es una realidad.

Más información