Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INTERNET DE LAS COSAS

La casa del futuro toma forma en Asia

Las empresas tecnológicas más potentes del continente asiático entran con fuerza en el sector de los hogares inteligentes

Empresas asiáticas irrumpen en los hogares con aplicaciones desde las que se controla cerraduras, electricidad, electrodomésticos.

El pasado 30 de marzo, el mayor fabricante de componentes electrónicos del mundo, Foxconn, se hacía con el control de la japonesa Sharp. Bajo el acuerdo entre los dos gigantes tecnológicos se esconde el deseo del fundador de la compañía taiwanesa, Terry Gou, de dar un paso adelante en el sector del Internet of Things (IoT, es decir, la interconexión de los objetos con Internet, conocida como Internet de las cosas) aplicado al hogar.

Uno de los objetivos que busca Foxconn con la adquisición de la firma nipona es crear su propio ecosistema de electrodomésticos inteligentes, conectados de manera permanente a un software que los controla. La compañía dirigida por Gou lleva años invirtiendo en startups centradas en este objetivo. Lifesmart es una de esas empresas innovadoras financiadas por el fabricante de componentes electrónicos que trabajan en el IoT del hogar. A través de una aplicación para el móvil y una serie de aparatos (cámaras, sensores de movimiento, cerraduras, bombillas etcétera) conectados a través de internet, la compañía, con base en Hangzhou, permite al usuario interactuar con diferentes características de la vivienda: luminosidad, ventilación, temperatura , etcétera.

La propia Sharp ya dispone de un software similar, cloud smarthome system, pero centrado solamente en la seguridad del hogar.

El primer aparato de la nueva línea que ha sacado Mijia, la marca de Xiaomi, es una arrocera que se puede controlar a través de una aplicación en el móvil.
El primer aparato de la nueva línea que ha sacado Mijia, la marca de Xiaomi, es una arrocera que se puede controlar a través de una aplicación en el móvil.

El ecosistema

La idea de una serie de electrodomésticos conectados a través de Internet –ecosistema- y controlados a través del móvil es la que está definiendo el futuro del IoT en el hogar. “Los enfoques abiertos ciertamente nos ayudan a pasar de una casa simplemente conectada a una más inteligente”, señala Steffen Sorrell en un estudio del Juniper Research sobre esta idea de ecosistema, e indica que “el consumidor todavía necesita ser convencido. Esta será la cuestión que el sector de ventas tendrá que resolver, este asunto es cuestión de educar tanto al empleado como al consumidor.”

Siguiendo esta filosofía, la china Xiaomi presentaba el pasado 29 de marzo la marca de productos para el hogar Mijia. “Los smartphones fueron un buen comienzo para nosotros, ahora queremos tomar lo que aprendimos de ellos y llevarlo a la industria manufacturera china”, declaraba Lei Jun, fundador de Xiaomi, durante la inauguración de la nueva marca. Con Mijia Lei pretende liderar la nueva generación de productos made in China.

El primer aparato de la nueva línea de la marca del gigante asiático es una arrocera que se puede controlar a través de una aplicación en el móvil. El punto fuerte del nuevo electrodoméstico reside en su precio: 999 yuanes (algo más de 130 euros). “Queremos hacer productos de alta calidad a precios bajos. Lo más importante es que estén bien diseñados”, indicaba el dueño de Xiaomi sobre el nuevo producto. Con la aplicación móvil el usuario puede elegir entre más de 2450 combinaciones de cocción.

La compañía Toto lleva más de 30 años con su famoso modelo washlet. La ratio de penetración de estos particulares retretes en los hogares nipones es utilizado por el Gobierno japonés para medir el grado de desarrollo del país.
La compañía Toto lleva más de 30 años con su famoso modelo washlet. La ratio de penetración de estos particulares retretes en los hogares nipones es utilizado por el Gobierno japonés para medir el grado de desarrollo del país.

El hecho de que el primer aparato de Mijia sea una arrocera pone de relieve la importancia de la cultura y la tradición en la creación del hogar inteligente. Las arroceras son un electrodoméstico imprescindible en gran parte del continente asiático.

Durante la pasada edición del Mobile World Congress, Telefónica y Huawei anunciaban su colaboración en la creación del hogar inteligente en Latinoamérica, demostrando que la implicación de las empresas asiáticas en este campo va más allá de las fronteras de su región. Las coreanas LG y Samsung también están en la carrera, pero siguiendo diferentes estrategias. La primera utiliza un aparato, SmartThinQ, que sirve como centro de operaciones de la vivienda, mientras que la segunda se centra en la televisión como el elemento primordial desde el que dirigir diferentes parámetros y actividades en una casa. SmartThings es la división de Samsung encargada de desarrollar los proyectos relacionados con el IoT del hogar.

Los cuartos de baño y aseos son las estancias de la vivienda que parecen menos beneficiadas por el concepto de la smarthome. Japón es, sin duda, el país más avanzado si hablamos de tecnología en el baño, especialmente en el terreno de los inodoros. La compañía Toto lleva más de 30 años marcando la evolución del excusado a través de su famoso modelo washlet. La ratio de penetración de estos particulares retretes en los hogares nipones es utilizado por el Gobierno japonés para medir el grado de desarrollo del país.

Más allá de Asia, otras grandes compañías tecnológicas siguen avanzando en la carrera por crear el hogar inteligente, sin embargo, son muchas las voces que alertan sobre la falta de regulación y protocolos de compatibilidad entre los diferentes sistemas que se pueden encontrar en el mercado. El año pasado, Beijing creaba la Global Smart Home Summit para dar respuesta a ésta y otras preguntas relacionadas con la casa del futuro.