Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google muestra el ‘whatsapp’ del futuro con Allo

La sofisticada aplicación de mensajería móvil emplea inteligencia artificial

Google Allo: el Whatsapp del futuro. Google Allo, la nueva app de mensajería instantánea.

Si alguien nos preguntara cómo sería el WhatsApp del futuro, en esta predicción no andaríamos muy lejos de lo presentado ayer por Google en su conferencia I/O. La compañía presentó Google Allo, una sofisticada aplicación de mensajería para el móvil que cuenta con una serie de ingredientes clave para competir. Google ya se había adentrado de alguna manera en la mensajería móvil con Hangouts, pero el gigante acaba de hacer borrón y cuenta nueva con un nuevo producto que aprovecha buena parte del potencial de los algoritmos de la compañía.

¿Qué es Google Allo exactamente? Se trata de un programa de comunicación en el móvil muy semejante a WhatsApp, pero que mejora en muchos aspectos la oferta existente en el mercado ahora mismo. Google ha puesto en la coctelera los mejores ingredientes de sus rivales, incorporando su magia particular y como consecuencia nos encontramos con una app de mensajería útil, versátil y muy divertida. Los de Mountain View han seguido hábilmente los pasos de Facebook al no exigir que el usuario de Allo tenga una cuenta activa en su sistema: basta con introducir el número de móvil para comenzar a utilizarlo.

Allo vendrá acompañado, como aplicación aparte, de Duo, una app de videollamadas que completa la oferta

En realidad, Google parece mirar directamente a los ojos de Facebook y su Messenger con Allo, puesto que algunas de las funciones que presenta fueron ya esbozadas por los de Zuckerberg con M, un asistente virtual en ciernes que pronto será incorporado a la aplicación de mensajería. En el caso de Allo, el servicio incorpora también un sistema de inteligencia artificial que hace que recoge la información contextual y ofrece una serie de respuestas que entiende pueden ser utilizadas. Así por ejemplo, si uno escribiera a un amigo en Allo “ayer estuve en una fiesta”, el sistema puede ofrecer como respuestas automáticas “¿y qué tal?” o “¿lo pasaste bien?”, de manera que no sea necesario llegar a escribir una sola línea.

Se trata, en esencia, del poderoso motor de Google y su algoritmo, explotado al servicio del usuario en una aplicación de mensajería. Este servicio es tan poderoso que funciona incluso con una fotografía, analizando su contenido y ofreciendo respuestas relacionadas. Los estadounidenses se han adelantado a las posibles críticas de los más celosos de la privacidad, informando de que las conversaciones son cifradas de extremo a extremo (al igual que hizo WhatsApp) con lo que nadie, salvo los interlocutores, podrán conoce el contenido de la conversación.

Google parece mirar directamente a los ojos de Facebook y su Messenger con Allo, puesto que algunas de las funciones que presenta fueron ya esbozadas por los de Zuckerberg con M

Pero Google ha ido todavía más lejos a la hora de ofrecer una herramienta útil y diferente de lo existente en el mercado: Allo integra todo el motor de Google en su sistema, de manera que se puedan efectuar reservas de restaurantes o cerrar citas sin llegar a salir de la aplicación. El gigante tampoco ha querido obviar la parte lúdica o entretenida de una aplicación de este tipo, y así, en una conversación, se pueden añadir fotos y garabatear directamente sobre ellas, o bien agrandar y reducir el texto para manifestar un estado de ánimo. Google se adelanta también a los acontecimientos y ha anunciado que Allo vendrá acompañado, como aplicación aparte, de Duo, una app de videollamadas que completa la oferta.

Ambas aplicaciones llegarán este mismo verano tanto al iPhone como lógicamente a Android, y no cabe duda de que su llegada no va a pasar desapercibida. Sin embargo, este lanzamiento tiene también sus claroscuros: el mercado no olvida la ligereza del gigante a la hora de cerrar servicios que no le interesan en ese momento en sus conocidas limpiezas de primavera, y en su pasado hay todo un reguero de ilustres cadáveres como Wave o Reader entre otros. ¿Hará lo mismo con Allo dentro de unos años? ha sido una cuestión que se ha planteado en redes sociales y con su lógica. A fin de cuentas, estamos hablando de algo con más impacto en el usuario, como es el caso de las aplicaciones de mensajería.

Más información