Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daydream, la realidad virtual de calidad de Google

El gigante tecnológico busca aliados para competir con Oculus

Prototipo de gafas y mando de Daydream de Google.

Un puntero capaz de funcionar como un láser, unas gafas compatibles con Android N y un sensor que sea capaz de seguir mejor los movimientos de la cabeza, esos son los ingredientes de Google para conquistar el cada vez más competido mundo de la realidad virtual. Esta mañana desvelaron DayDream, su plan para ir un paso más allá del cartón, para dar calidad sin sacrificar el precio. El segundo día de la conferencia de Google, con menos entusiasmo y más ojeras entre los asistentes, está dedicado a este formato. Samsung y Huawei son algunos de los fabricantes que se han comprometido a brindar apoyo con móviles compatibles, pero no hay todavía un modelo que sirva como reclamo. Algo todavía muy alejado de la propuesta de los vecinos de Menlo Park. Desde que Facebook compró Oculus ha mantenido dos líneas de desarrollo, la más asequible con las gafas de Samsung, y la de alta calidad con Rift, en las que es necesario usar un ordenador como motor. Google apostó por Cardboard, la gafas de cartón, con gran difusión y éxito. La sencillez ha sido su gran valor.

Unreal, una de las empresas de videojuegos más reputadas es uno de sus aliados. Unity, el motor más común para el desarrollo de ocio electrónico, también está implicado en esta plataforma. John Riccitello, consejero delegado de Unity, explicó su visión: “Nacimos hace 10 años con la idea de democratizar el desarrollo, dar herramientas a los desarrolladores de manera fácil. Con Google hemos encontrado que compartimos esos valores”. Unity cuenta con un registro de 5,5 millones de desarrolladores, pero no se conform: “Quiero que soñéis y lo hagáis realidad”.

En Google son conscientes de que sin contenido de poco sirven los avances. Han creado un escaparate con todas las aplicaciones que se creen para el formato. Google Maps, con un gran realismo, es una de las primeras. Se encontrarán en Play, su tienda de aplicaciones, bajo la etiqueta de Day Dream.

YouTube también será una de las aplicaciones que promuevan. El gran videoclub universal invitará a conocer los mejores vídeos, los más inmersivos. Daydream Labs es su laboratorio de investigación. Está en la sede de Mountain View, el corazón de Google, llevan tiempo trabajando en ello, pero se mantenían en secreto.

Portada de YouTube para contenido en realidad virtual.

El año pasado presentaron Jump, una fórmula para usar las cámaras GoPro como solución sencilla para grabar. Ahora se suma Yi, un fabricante chino, con una propuesta de bajo coste. IMAX será su llave para entrar en Hollywood, ya han jugado con estas herramientas Discovery Channel, Paramount o The New York Times.

No se olvidaron de la educación. Expediciones es como llaman al programa para promover que los alumnos descubran lugar como si fuesen de excursión. Machu Picchu es el lugar más visitado en las escuelas usando las gafas de cartón. En total, más de un millón de estudiantes han probado la experiencia de viajar con las gafas de cartón.

A diferencia de la sesión estelar del primer día, la presentación terminó 40 minutos después. Quedó una sensación poco habitual cuando Google desvela algo. Hubo poca concreción, escasos productos, apenas aliados. No se vieron las gafas en las que dicen trabajar, tampoco fechas de salida. Mucho menos precios aproximados. Se ha dado el otoño como fecha orientativa.

Otro aspecto llamativo de esta décima edición de I/O es que no se ha visto a ninguno de los dos fundadores de Google. Ni Larry Page, ni Sergey Brin han aparecido ni por el escenario o aledaños.

Más información