Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘youtubers’ del desierto de Néguev que llegaron a conocer al Papa

La banda de música israelí Anna RF recibió una inesperada invitación de Google para asistir a un encuentro con el Pontífice en el Vaticano

Una llamada de teléfono cambió el rumbo de sus días. Era finales de mayo y el trío de músicos de la banda Anna RF finalizaba una semana cargada de conciertos en su natal Israel. Ofir Yaakob, de 29 años, caminaba descalzo tras un concierto en el Kibbutz Gaaton, pensando en los siguientes bolos, vídeos y viajes.

Pero lo que nunca imaginó es que al día siguiente, mientras amanecía en su hogar en el desierto de Néguev, este grupo de música étnica-reggae-electrónica, que se dirigía en coche a Tel Aviv para dar un concierto esa noche, recibiría una llamada para acudir a una recepción privada con el Papa Francisco.

Los músicos de Anna RF fueron seleccionados por Google junto a diez de los youtubers más populares del mundo

 "¿Papa, qué? ¿Qué nos llamas de Google?", exclamó Ofir, atónito ante las miradas de sus dos compañeros de banda, Or Raveh y Roy Smila. Era jueves y era un funcionario de Google quien llamaba desde San Francisco (California, EE UU) para invitar al trío de música a un encuentro en el Vaticano. El encuentro con el Pontífice era tres días después, así que casi sin pensarlo aceptaron la convocatoria.

Inmediatamente buscaron la vestimenta que el protocolo del Vaticano exige para una visita con el Papa. Traje de chaqueta oscuro fue el atuendo que el trio escogió. Una ropa muy distinta a la que están habituados, ya que en su día a día visten informalmente con atuendos de estilo étnico. Al llegar a la entrada del lujoso hotel donde Google los ubicó, muy cerca de la Vía Veneto, los conserjes les preguntaban sorprendidos que a dónde se dirigían. "Nos hospedamos aquí", respondían estos jóvenes que, aunque los porteros romanos lo desconocieran, tenían un gran éxito en Internet.

El selfi con Francisco

Los músicos de Anna RF fueron seleccionados junto a diez de los youtubers más populares del mundo provenientes de Estados Unidos, Argentina, Australia, Emiratos Árabes, Sudán, México, Italia, Reino Unido, Brasil, y ellos, de Israel. El mérito: tener un exitoso canal de vídeos en Youtube. Y el premio: un selfi con el Pontífice tras un encuentro de una hora.

La banda israelí no salía de su asombro, eran de los que menos suscriptores tenían en su canal cuando llegaron a la cita con Jorge Bergoglio al Vaticano, con tan solo 73 mil seguidores. Y eran los únicos músicos. Algunos de los otros invitados eran Rafael Procopio, un profesor de matemáticas de Brasil; Dulce Candy, una ex veterana de la guerra de Irak con un canal de belleza y estilo de vida; Lucas Castel, un cómico argentino que con solo 20 años ya tiene más de 2 millones de suscriptores; y el creador norteamericano, Mattew Patrick, mejor conocido como Matpat, que con sus tres canales suma más de 9 millones de suscriptores, gracias al apoyo de un equipo de 20 personas que escriben, editan y generan contenidos de entretenimiento para videojuegos.

Qué vida esta. Hace unos días estábamos en el desierto de Néguev y hoy terminamos con una foto con el Papa

El encuentro de estas estrellas de Internet se realizó en paralelo a la Cumbre de Jóvenes organizada en Roma por Scholas Ocurrentes, organización fundada por el Papa Francisco en 2014 para fomentar la integración social con la tecnología, el arte y los deportes. José María del Corral, director ejecutivo de la fundación, describe así la experiencia de la reunión del Papa con los youtubers: "Bergoglio me llamó encantado, me dijo que quedó muy sorprendido por la calidad de las preguntas que los pibes plantearon sobre inmigración, tolerancia y derechos humanos". El papa abrió su propio canal de Youtube el pasado mes de enero y aceptó "muy buenos consejos de estos jóvenes de éxito audiovisual".

Los músicos también quedaron gratamente sorprendidos por este "Papa Cool", como se refirió Ofir, quien agregó que tampoco sabían mucho del papa, ni de catolicismo: "Pero se le ve tolerante con todas las religiones, y que conoce de judaísmo". Cuando Jorge Bergoglio era arzobispo de Buenos Aires, el germen de su fundación Scholas Ocurrentes nació de la mano de Daniel Pomeranz, director ejecutivo de la organización judía Amia. Así que la relación del pontífice con el judaísmo viene desde su natal Argentina.

Youtube les abrió la puerta al mundo

"Nosotros comenzamos de la nada, a finales de 2012", dice Ofir, quien junto a Roy Smila comenzó la banda. Juntos tomaron la iniciativa de abrir un canal en Youtube impulsados por las habilidades audiovisuales que Ofir aprendió durante su paso por el ejercito israelí.

Roy, de 36 años, es tímido y de pocas palabras, aunque sonríe mucho. Es judío de origen indio con pasión por la música étnica, tanto que se especializó en la Kamancha (un violín de Persia) entre varios instrumentos oriundos de Turquía. Youtube les ha abiertolas puertas de sitios donde ni el propio Gobierno israelí tiene relaciones diplomáticas. "Tocamos en lugares donde pocos israelíes tocan y aunque nuestra mayor audiencia viene de Turquía, también somos muy conocidos en Irak", explica.

Al finalizar el encuentro papal, la banda se cruza con la actriz Salma Hayek, quien acudió al Vaticano para ser galardonada por el Papa con la Medalla del Olivo por su contribución a Scholas Ocurrentes. La actriz se acerca a los músicos, les presenta a su hija Valentina y les dice que su pequeña es una fanática de Youtube. La sorpresa de los israelíes crece cuando la actriz les pide un selfie. "Qué vida, si hace unos días estábamos en el Néguev, hoy terminamos con el Papa y Hayek", sentencia Or Raveh, bajista y ultimo integrante en unirse a la banda.

Más información