Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El adiós definitivo del VHS

Funai Electric, la única empresa que continuaba fabricando reproductores de VHS en todo el mundo, dejará de hacerlo cuando acabe julio

La empresa japonesa Funai Electronics ha fabricado y comercializado aparatos reproductores y grabadores de VHS desde 1983.

El VHS, símbolo de una generación, se despide de manera definitiva. El sistema de grabación y reproducción de vídeo, que de tanta popularidad gozó desde su nacimiento en 1976  hasta que fue reemplazado definitivamente por el DVD con el cambio de siglo, va a dejar de existir. La empresa japonesa Funai Electric, la única que seguía fabricando este tipo de aparatos en todo el mundo, ha anunciado que dejará de producirlos a finales de este mes, según adelantaba hoy el diario japonés Nikkei.

Funai cancelará su producción y, con ello, dejarán de venderse los reproductores que vendía desde 1983 bajo su propia marca, pero también los que fabricaba para otras empresas como Sharp, Sanyo, Toshiba o Denon. Con el desarrollo del disco óptico y de otros sistemas digitales más modernos y avanzados, las empresas tecnológicas más potentes, como Panasonic, ya optaron por dejar de fabricarlos hace varios años.

El motivo del fin de su fabricación, según explican desde la empresa, es la falta de componentes necesarios y la reducida -aunque no inexistente- demanda. "Una compañía que hacía los componentes para nosotros indicó que era muy complicado seguir fabricándolos con las ventas a estos niveles, así que dejaron de hacerlo, lo que nos ha llevado a tomar esta decisión", ha indicado un portavoz de la compañía.

Durante las décadas de los ochenta y noventa, Funai vendía cada año 15 millones de reproductores de VHS 

Durante los años ochenta y noventa, época de mayor popularidad del VHS (siglas del término inglés Video Home System), la empresa llegó a comercializar unos 15 millones de unidades anuales. En 2015, solo se vendieron aproximadamente 750.000. Aún existía una pequeña demanda en japón, relacionada con el ámbito profesional y mundo del coleccionismo. Además, la empresa ha recibido un gran número de llamadas de propietarios japoneses de cintas VHS desesperados porque aún no habían transferido sus recuerdos más preciados de bodas y otro tipo de eventos especiales a otros formatos, ha añadido el portavoz de Funai.

Ya en noviembre del año pasado, otro gran grupo tecnológico, Sony, descatalogó a sus competidoras dentro de los estándares de vídeo analógico: las cintas Betamax. Aunque esta empresa ya dejó de fabricar las grabadoras de Betamax en 2002, aún fabricaba algunas cintas para los más nostálgicos. Durante casi dos décadas, el VHS y las Betamax mantuvieron una batalla comercial tras la cual el primero consiguió imponerse como principal formato de vídeo de uso domestico.

Más información