Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nintendo explota el mercado ‘retro’ con el relanzamiento de la clásica videoconsola NES

La compañía pondrá a la venta en noviembre, en una versión 'mini', este dispositivo de los ochenta

Shigeru Miyamoto, creador de Super Mario.

Con un claro mensaje de nostalgia —"Rememora los viejos tiempos"—, Nintendo se lanza de nuevo al mercado de los treintañeros y cuarentones. La compañía japonesa ha anunciado que, a partir del 11 de noviembre, pondrá a la venta una versión mini de la clásica NES (Nintendo Entertainment System), la videoconsola de ocho bits que arrasó en la década de los ochenta. Costará unos 60 euros, más 10 euros cada mando. "Redescubre viejas glorias, derrota a aquellos jefes a los que nunca lograbas vencer o, simplemente, disfruta de estos clásicos de forma diferente", ha subrayado la empresa, cuyas acciones se dispararon en julio hasta un 120%, tras lanzar Pokemon Go: otra vuelta de tuerca a otro videojuego de los noventa.

En pleno apogeo de lo retro, con la serie Stranger Things triunfando también en la pequeña pantalla, Nintendo recupera varios de sus iconos. La mini NES se distribuirá en las tiendas junto a 30 juegos preinstalados. Entre ellos, Super Mario Bros., The Legend of Zelda, Metroid, Donkey Kong, PAC-MAN y Kirby's Adventure. "La NES regresa renovada, pero en forma de réplica de la consola familiar original de Nintendo", ha asegurado la compañía.

La mini NES, en una imagen facilitada por Nintendo.
La mini NES, en una imagen facilitada por Nintendo.

"Esta colección de grandes clásicos hará las delicias de aquellos que quieran volver a disfrutar de alguno de sus antiguos juegos favoritos y de quienes se acerquen a la NES por vez primera", continúa la empresa japonesa. "Cada juego viene cargado de recuerdos para los que ya tienen cierta edad", remacha.

Pero la intencionalidad comercial de Nintendo resulta evidente. La NES sigue vendiéndose en los mercados de segunda mano. A principios de año, se podía adquirir por Internet a unos 150 euros.