Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meizu MX6: imbatible relación calidad-precio pero falto de innovación

El fabricante chino copia para la gama media su buque insignia, el PRO6, e introduce interesantes funciones como la posibilidad de utilizar dos aplicaciones al mismo tiempo

Las marcas chinas de teléfonos móviles han logrado alzarse con la mejor relación calidad-precio del mercado. Son la punta de lanza de la revolución tecnológica que protagoniza el gigante asiático desde hace una década, y es evidente que su ambición empresarial no tiene límites. Después de haberse fortalecido en China, el país que más ‘smartphones’ fabrica y compra del mundo, han lanzado una gran ofensiva internacional que ya se siente con fuerza en nuestro país. Nombres como Huawei o ZTE se han hecho habituales en las tiendas tradicionales, y otros como OnePlus logran el éxito en el comercio ‘online’.

Meizu es una de las últimas marcas en llegar a España a través de una tienda oficial en la Red, y también una de las empresas del sector que más crece en China. El MX6 es su último modelo de gama media, aunque ofrece algunas prestaciones más propias de los buques insignia: incorpora 4 GB de memoria RAM, un chip Mediatek Helio X20 de diez núcleos a un máximo de 2,3 Ghz., 32 GB de almacenamiento interno -que, desafortunadamente, no se puede ampliar- y un sistema de carga rápida que se cuenta entre sus grandes atractivos.

Valoración

Relación Calidad - Precio: 4 de 5

Diseño: 4 de 5

Innovación: 3 de 5

Manejo: 3 de 5

Extras: 2 de 5

Veredicto: Recomendable

Meizu asegura que su última generación de M-Charge es capaz de cargar un 25% de los 3.060 mAh. de la batería en solo diez minutos, y no miente. En la prueba que ha realizado EL PAÍS ha alcanzado un 27%, y la carga se ha completado en solo 73 minutos. Además, aunque el terminal se calienta un poco durante el proceso, la gestión de la carga controla correctamente la temperatura para que no se dispare. Así, teniendo en cuenta que la batería dura tranquilamente un día y medio gracias al buen rendimiento del terminal, el MX6 es uno de los móviles que mayor autonomía ofrece a sus usuarios.

El sistema operativo Flyme -basado en Android 6- también incluye alguna grata sorpresa. La función más interesante es la posibilidad de utilizar simultáneamente dos aplicaciones en una pantalla que se parte por la mitad. Así, por ejemplo, se pueden leer Facebook y Twitter a la vez o tener una de estas dos aplicaciones abiertas mientras se utiliza Google Maps, Instagram, YouTube, o el navegador de Internet. Además, la partición no tiene por qué ser por la mitad. Se puede elegir cuál de las dos aplicaciones ocupa más espacio en la pantalla. El sistema solo tiene un fallo: aunque acepta aplicaciones de mensajería instantánea como WeChat o Line, de momento no funciona con Whatsapp.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Relación calidad-precio

- Carga ultrarrápida

- Posibilidad de usar dos aplicaciones a la vez

- Sistema operativo altamente personalizable

Lo peor:

- Fotografías con exceso de nitidez -ruido-.

- Diseño copiado de su ‘hermano mayor’

- La pantalla es algo oscura a plena luz del día

- No tiene chip NFC ni fotos RAW

Otro de los puntos fuertes de Flyme es la posibilidad de generar nuestros propios gestos. O sea, que además de los típicos -como tocar la pantalla dos veces para encenderla o dibujar una O para abrir la cámara- se pueden crear otros. Por ejemplo, se puede asignar una función al dibujo de varias letras: como abrir una aplicación determinada, iniciar la linterna, o ir a algún menú de los ajustes directamente. Además, como hace Apple con iOS, Flyme también incluye un botón flotante -opcional- en la pantalla que permite acceder a muchas más funciones que el del iPhone con un solo toque. Sin duda, todo esto convierte al sistema en uno de los más personalizables del mercado.

El resto de Flyme proporciona un buen equilibrio entre libertad y sencillez. Buen ejemplo de ello es la interfaz que controla la cámara. Se puede utilizar en modo automático, y elegir entre diferentes programas según el tipo de escena que uno quiera, o se puede utilizar el modo manual que permite modificar multitud de parámetros -como la apertura del diafragma, la velocidad de obturación, o la sensibilidad-. En ese último modo también se puede elegir una zona de la imagen para determinar el enfoque, que resulta rápido y preciso, y otra zona diferente para tomar la medición de luz, algo que es muy interesante sobre todo cuando hay un fuerte contraste y queremos evitar que las altas luces aparezcan quemadas o que las sombras se queden sin detalle. Por si fuese poco, se pueden crear archivos GIF -imágenes en movimiento que se pueden subir directamente a redes sociales como Twitter- desde la propia cámara.

Ficha técnica

Pantalla: 5,5 pulgadas con resolución FHD (1080x1920) con una densidad de píxeles de 403 ppi.

Procesador: Mediatek Helio X20 de diez núcleos a 2,3 Ghz.

Memoria RAM: 4 GB

Memoria interna: 32 GB.

Cámaras: Posterior de 12 megapíxeles con flash de doble tono, óptica con luminosidad 2.0. Realiza vídeos en 4K; La cámara de los ‘selfis’ tiene un sensor de 5 megapíxeles y graba vídeo FHD.

Batería: 3.060 mAh. -no intercambiable- con una duración estimada de 16 horas en conversación. Incluye el sistema de carga rápida M-Charge, que proporciona un 25% de capacidad en solo 10 minutos y la carga completa en 75.

Sistema operativo: Flyme 5 -basado en Android 6-.

Dimensiones y peso: 153,6 x 75,2 x 7,25 mm y 155 gramos.

Conectividad: GSM / HSPA / LTE - Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, WiFi Direct, hotspot - Bluetooth 4.1 - Módem ultrarrápido para llamadas VOLTE.

Sensores: GPS / GLONASS / BEIDU - Lector de huellas dactilares - giróscopo - acelerómetro - proximidad - luz ambiental

Extras: Ranura doble SIM - USB-C

No obstante, el procesado que el móvil realiza de las imágenes que capta el sensor de 12 megapíxeles -con un tamaño de 1,25 µm para captar más luz- en los archivos JPEG da como resultado fotografías con un exceso de nitidez que resulta un poco extraño. Por eso se echa de menos la posibilidad de guardar los archivos en formato RAW para poder procesarlos a placer con otras aplicaciones o en el ordenador. Por otro lado, la cámara anterior -la de los selfis-, incorpora una lente luminosa -f 2.0- y un sensor de 5 megapíxeles que ofrece resultados decentes, pero alejados de otros aparatos de la competencia. Por su parte, el vídeo en 4K -FHD en la cámara anterior- es de buena calidad.

Otro de los atractivos del MX6 es el único botón físico característico de la marca, que aglutina las funciones de los tres botones típicos de Android y que impide cometer errores a la hora de tocarlos. El lector de huellas dactilares que incorpora es muy rápido y preciso, y sirve tanto para desbloquear el terminal -aunque hay que apretarlo- como para hacer compras con algunas aplicaciones de pagos electrónicos. Por otro lado, con un toque sobre el botón M-Back se logra ir hacia atrás, mientras que al hacer presión se regresa a la página de inicio. La función multitarea aparece deslizando el dedo hacia arriba desde el borde inferior de la pantalla, y los controles básicos están disponibles incluso con el terminal bloqueado realizando el gesto opuesto desde el borde superior de la pantalla.

Por último, aunque se trata de una copia casi exacta de su hermano mayor, el PRO6, el diseño es agradable. Con un grosor de solo 7,25 milímetros y un cuerpo metálico perfectamente pulido, resulta agradable tanto al tacto como a la vista, y no parece excesivamente grande a pesar de que cuenta con una generosa pantalla de 5,5 pulgadas -con resolución FHD-. Además, las líneas marfil que marcan las antenas en la tapa trasera lo convierten en un ‘smartphone’ elegante. El frontal, con un cristal con efecto 2,5D, también resulta sencillo, aunque se parece en exceso a móviles como los de OPPO o incluso a la familia de iPhone 6.

La competencia

OnePlus 3

Xiaomi Mi5

Huawei Mate S

De esta forma, se puede concluir que el MX6 disfruta de una magnífica relación calidad-precio y es un móvil potente y robusto. Sin embargo, como sucede en muchos de los terminales chinos, se echa en falta alguna innovación que le haga destacar del resto. La doble aplicación es una función interesante de ‘software’, pero el ‘hardware’ es más de lo mismo. Con un precio en torno a los 350 euros en España, el último móvil de Meizu resulta muy competitivo, pero se va a encontrar en un territorio feroz y con dificultad para batir a terminales como el OnePlus 3, que, si bien cuenta con un sistema operativo peor, por un poco más ofrece 6 GB de memoria RAM y el chip Qualcomm Snapdragon 820.

También sorprende que Meizu esté lanzando móviles que se canibalizan entre sí. El PRO 6 vio la luz en abril y ahora va a sufrir con el estreno del MX6. No en vano, cuentan con especificaciones técnicas muy similares y un diseño calcado. ¿Quién va a gastarse 80 euros extra por un flash LED de 10 elementos y un enfoque láser? Lo mismo se puede decir de la gama media-baja de Meizu, en la que se han sucedido el M1Note, el M2Note, y el M3Note en menos de un año. Sin duda, la marca haría bien en centrar sus esfuerzos en un solo terminal para cada segmento de público y en lanzar un verdadero tope de gama capaz de tratar de tú a los buques insignia de la familia Samsung Galaxy.

ampliar foto
La función de uso simultáneo de dos aplicaciones, El País y Google Maps.

Más información