Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Samsung Gear S3, un ‘smartwatch’ para los que les gusta presumir de reloj

El nuevo reloj inteligente amplía su pantalla, incorpora micrófono, altavoces y eSIM para hacerlo más independiente del móvil

Samsung Gear S3
Samsung Gear S3, el nuevo smartwatch de la marca coreana. AFP

Samsung quiere reinar también en los wearables, un mercado en rápido crecimiento en comparación con el de los smartphones que muestra evidentes signos de agotamiento. La marca coreana ha aprovechado el IFA 16, la feria tecnológica que se celebra cada año en Berlín, para presentar su Gear S3, el nuevo smartwatch de su “ecosistema Galaxy”, con el que quiere conquistar a un público al que le gusta presumir de reloj, que practica deporte y que vive permanentemente preocupado de las notificaciones que recibe por su móvil.

Para cumplir con ese público, el Gear S3 amplía notablemente su tamaño respecto a su antecesor (Gear S2), incorpora un modo siempre encendido (always on display) que junto con la mayor nitidez de la pantalla aumenta la sensación de que se trata de un reloj clásico; facilita el acceso a las notificaciones del móvil y a recibir y realizar llamadas, gracias al micrófono y altavoces que trae incorporados propios, e incluye todos los artilugios necesarios para hacer deporte (velocímetro, barómetro, pulsómetro y GPS), con botón SOS en caso de emergencia.

Pese a que se trata de un producto sólido como los que habitúa en su catálogo Samsung, no podemos decir que la apuesta del Gear S3 sea arriesgada. Había expectación por saber si finalmente la marca coreana iba a volver a meter en su reloj una SIM para hacerlo más independiente aún del móvil como ya lo hiciera en su primer modelo Gear S. Pero han preferido seguir la línea más conservadora de equiparlo con la eSim, la tarjeta SIM virtual o embebida, que va preinstalada dentro del hardware del aparato, y permite prescindir de la SIM física al ser válida para todas las compañías.

El estándar tecnológico de la eSim ya está listo, y operadores y fabricantes lo están probando en los wereables antes de lanzarse a instalarlo en los smartphones. Samsung confía en que el Gear S3 sirva de plataforma definitiva para el arranque de esta nueva eSIM que va a revolucionar el mercado de la telefonía móvil al ofrecer al usuario la posibilidad de cambiar de operador al instante.

El mercado de los wearables está previsto que superen los 110 millones de unidades en 2016, con un incremento de casi el 40% respecto a los datos del ejercicio anterior, según la consultora IDC. Del total de dispositivos, más del 80% serán pulseras fitness y smartwatch. Y Samsung quiere conquistar ambos mercados con un mismo producto, aunque dirigido a la gama alta y a un público mayoritariamente masculino. El precio no ha sido revelado pero rondará los 400 euros.

Y es que el nuevo Samsung Gear S3 es una mezcla de smartwatch clásico en la línea del Gear S2 y de pulsera fitness como la Gear Fit 2. Del primero, toma el diseño de esfera tradicional, con el interfaz basado en el bisel giratorio que permite acceder a las aplicaciones y a los ajustes y que ya se ha convertido en la principal seña de identidad de los relojes inteligentes de Samsung.

Samsung Gear S3 Clásico y Frontier.
Samsung Gear S3 Clásico y Frontier.

La pantalla se amplía notablemente, desde las 1,2 del Gear S2 hasta las 1,3 pulgadas, pero además crece el tamaño del reloj y su peso, desde los 47 gramos de su antecesor hasta los 57 gramos. La sensación de llevarlo en la muñeca es para aquellos que quieren sentir un reloj exclusivo y que los demás se den cuenta de que lo llevan.

El Gear S2 presenta dos modelos. El Frontier, más deportivo y con botonadura rectangular, y el Clásico, más estilizado y botones circulares. Ambos tienen las mismas prestaciones, y también los dos eliminan el sistema de correas propietario de forma que, además de las de Samsung, se le pueden adaptar cualquier otra ya que ha adoptado la anchura estándar de 22 milímetros. Por su tamaño y su diseño, el Gear S3 queda un poco fuera del público femenino más tradicional. Samsung es consciente de esta circunstancia y por eso va a seguir comercializando su Gear S2.

Mejora de la interfaz

El Samsung Gear S3 permite escribir en la pantalla.
El Samsung Gear S3 permite escribir en la pantalla.

Más que en el equipamiento, las mejoras sobre al anterior modelo están sobre todo en la interfaz. La marca surcoreana sabe que la característica que más valoran los usuarios a la hora de comprarse un smartwatch es poder prescindir de mirar la pantalla del móvil. El Gear S3 se aplica en esta característica. Para aceptar llamadas ya no es necesario pulsar en un botón sobre la pantalla, basta deslizar el dedo sobre la misma, algo que facilita su uso cuando el dueño está en movimiento o va corriendo. El bisel giratorio da más opciones que el anterior y permite un acceso más fácil a las aplicaciones.

Al incorporar un micrófono se pueden contestar llamadas con un sonido nítido. Los altavoces también ofrecen la posibilidad de escuchar las llamadas o la música con la suficiente potencia. E sistema operativo sigue siendo el Tizen, pero se han añadido nuevas aplicaciones de serie como Spotify. Al traer conexión NFC se pueden realizar pagos móviles en los terminales contacless directamente desde el reloj con el sistema Samsung Pay.

El modo siempre encendido y la pantalla de alta definición (360 x 360 píxeles) con 16 millones de colores ofrece, a diferencia de sus antecesores, la sensación de que llevas puesto en la muñeca un reloj clásico, de manecillas físicas, al estilo de un Tag Hauer, por ejemplo.

Pero el usuario también los puede utilizar como pulsera para medir su rendimiento físico. Traer velocímetro, pulsómetro que mide el ritmo cardiaco, barómetro, GPS, con la posibilidad de desplegar un mapa de localización. También trae el botón el pánico que, en caso de emergencia mande un aviso a los contactos deseados con la localización precisa del usuario.

La batería se amplía a los 380 mAh que permite una autonomía de entre 3 y 4 días, aunque sin un uso intensivo. Trae cargador inalámbrico y sistema de carga rápida.

Especificaciones técnicas

                                                              

Modelo

Frontier (Bluetooh/LTE)

Clásico (Bluetooth)

Pantalla

1.3” circular Super AMOLED

360 x 360, 278ppi

Full Color Always On Display

Corning Gorilla Glass SR+

AP

Dual core 1.0 GHz

SO

Plataforma wearable basada en Tizen 2.3.2

Tamaño

46 x 49 x 12.9

62g

46 x 49 x 12.9

57g

Correa

22 mm

22 mm

Memoria

Memoria interna 4GB, 768MB RAM

Conectividad

Bluetooth 4.2, Wi-Fi b/g/n, NFC, MST, A-GPS/Glonass

Bluetooth 4.2, Wi-Fi b/g/n,

NFC, MST, GPS/Glonass

Sensores

Acelerómetro, giroscopio, barómetro, HRM, luz ambiente

Batería

380mAh

Carga

Carga inalámbrica (WPC Inductive)

Durabilidad

Resistencia al agua y al polvo IP68

Compatibilidad

Android 4.4↑ & RAM 1.5GB +

Más información