Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los datos que tú generas tienen cada vez más valor

Expertos en Big Data destacan el poder que están cobrando las informaciones que se generan en Internet por las múltiples acciones de la vida cotidiana

Ampliar foto
De izquierda a derecha: Julián Pérez, Rafael de Arce, Sonia Casado, Alberto Barrientos y Javier Ortega.

La revolución digital ha transformado la sociedad y con esta transformación han surgido conceptos como el Big Data. Todo lo que hacemos en Internet deja un rastro y en ese rastro se encuentra mucha información que ayuda a predecir el comportamiento de la gente. Esto es un enorme potencial tanto para las empresas como para los consumidores porque permite adaptar las ofertas a las necesidades de cada cliente. Pero este escenario también plantea interrogantes en la sociedad. Para intentar dar respuesta a estos nuevos retos que plantea el entorno digital y con motivo del 25º aniversario de la Fundación Universidad Autónoma de Madrid (FUAM), la UAM, el Grupo PRISA e IBM han celebrado este jueves el primero de seis ciclos dedicados a reflexionar sobre los Grandes Retos Sociales en el IBM Client Center de Madrid.

Todos los participantes han coincidido en que en estos momentos se están generando muchos datos en todos los sectores, como por ejemplo, los hospitales

El eje central del evento ha consistido en una mesa redonda moderada por Sonia Casado, Chief Data and Analytics Officer del Grupo PRISA, en la que han participado distintos perfiles asociados a la UAM que trabajan a diario con los datos. Casado ha abierto el debate señalando la importancia de los datos, todos los beneficios que pueden aportar y con ello, contribuir a mejorar los servicios creando una oferta personalizada basada en el estudio del comportamiento de los consumidores. “Todos somos generadores de datos que pueden tener valor”, ha señalado Casado. “Todo lo que hacemos es trazable y de los trazos que se crean, se puede adquirir información”, ha añadido Javier Ortega, director de la Escuela Politécnica Superior de la UAM.

Todos los participantes han coincidido en que en estos momentos se están generando muchos datos que van a tener gran repercusión en todos los sectores. Por ejemplo, los hospitales acumulan cantidades ingentes de informes y documentación. “El problema es qué hacer con esos datos”, ha apuntado Julián Pérez, subdirector del Instituto de Predicción Económica “Lawrence R.Klein”-UAM. "Es muy importante que detrás de los datos haya una persona que piense para extraer valor que tienen", añadió. Alberto Barrientos, director general del Instituto de Ingeniería del Conocimiento-UAM, ha coincidido con él: “Es relevante saber trabajar con los datos, y no solo eso, también saber qué tipo de respuestas estás buscando”, ha asegurado.

ampliar foto
Vista general de la sala del IBM Client Center donde se ha celebrado el evento.

Rafael de Arce, profesor de Economía Aplicada de la UAM, ha liderado la posición más crítica con respecto al Big Data. Para De Arce hay que contar con la importancia de la captura de los datos dentro del proceso de análisis. “La calidad de la materia prima condiciona todo lo demás”, ha argumentado De Arce. Según el economista, es necesario desarrollar métodos de captura de datos buenos, fiables, porque si estos son malos, todo lo que se haga después con ellos, también lo será.

Tras dos horas de discusión, una de las conclusiones que se puede extraer del debate es que el gran reto está en qué hacer con tanta información que se está generando en estos momentos y en todas partes. “El dato es una nueva materia prima y hay que explotarla como tal”, ha expuesto Lucía Álvarez, directora de IBM Analytics España. “Ahora podemos solucionar problemas antiguos pensando de formas nuevas”, ha añadido.

Una de las conclusiones que se puede extraer del debate es que el gran reto está en qué hacer con tanta información

La aplicación práctica del Big Data se encuentra fundamentalmente en las empresas donde el estudio del comportamiento de los consumidores ayuda a predecir su comportamiento, pero el ámbito comercial no es la única aplicación del estudio de los datos. “Es cierto que hay efectos del Big data que parecen bastante perversos”, ha explicado Estrella Pulido, directora de cátedra de IBM-UAM. Pero, según Pulido, las posibilidades del Big Data no se reducen a la publicidad que una empresa pueda hacer de forma directa para así vender más. Por ejemplo, un campo en el que el estudio de los datos puede ser muy útil para el ciudadano es el de la sanidad. “Que a un paciente de cáncer le puedan poner un tratamiento específico para sus características genéticas, es un beneficio porque va a tener más efecto que un tratamiento genérico que se puede aplicar a cualquier otro paciente”, ha añadido.

Según los defensores, existen muchas aplicaciones del Big Data que van a aportar muchos beneficios al público general, sobre todo, en el ámbito doméstico. “Los usuarios se beneficiarán enormemente de las soluciones que ofrezcan las empresas que usan Big data”, ha explicado Barrientos. Aunque el experto reconoce que esas soluciones aún no han llegado a la mayor parte de los hogares, él está seguro de que lo hará. “Es un mundo que va a venir y cuando lo haga, ya no vamos a poder prescindir de él”, ha concluido Barrientos.