Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni portátil ni PC, el futuro es ‘convertible’

A medio camino entre tabletas y portátiles, estos dispositivos son los que más crecen del mercado

Así es el nuevo modelo de Asus Transformer 3 Pro T303UA.

“Buscamos un único dispositivo para todo: trabajo y ocio”, Dennis Chia-Yu, máximo responsable de ASUS en España lo tiene claro: el usuario prefiere contar con un solo equipo que satisfaga todas sus necesidades de entretenimiento y trabajo que cargar con móvil, tableta y ordenador. El ejecutivo lo explica precisamente en la presentación de su gama de móviles y convertibles, esos dispositivos que andan a caballo entre portátil y tablet (tableta). Y los datos parecen confirmar esta teoría: este tipo de dispositivos va ganando poco a poco terreno a los portátiles y qué decir de los ordenadores de sobremesa.

El fabricante taiwanés refuerza su presencia en este creciente segmento con el Transformer 3 Pro, un convertible con el que mete el dedo en el ojo al mismísimo Microsoft y su gama Surface. Fue precisamente este último fabricante quien vislumbró un interesante cambio de tendencias en los hábitos de consumo de los usuarios: el mercado de portátiles iría disminuyendo poco a poco para dar paso a estos híbridos entre tableta y ordenador. En estos dispositivos, el teclado se puede retirar, para poder utilizarlo como tableta, o bien acoplar, para que su funcionamiento sea clavado al de un portátil.

¿Qué está sucediendo en el mercado para que antiguos reyes sean destronados y nadie sepa qué sucederá en el futuro?

Modelo del iPad Pro.
Modelo del iPad Pro.

Apple también vio rápido esta tendencia y, ante el estancamiento de ventas de las tabletas, emprendió un viraje hacia equipos más versátiles como el iPad Pro y su teclado físico opcional. ¿Qué está sucediendo exactamente en el mercado para que antiguos reyes sean destronados y nadie sepa a ciencia cierta qué sucederá en el futuro? El consumidor no está quieto y sus hábitos de uso cambian a medida que avanza la tecnología. “Cuando salió el primer smartphone de 5 pulgadas todo el mundo se reía, yo incluido, y ahora este tamaño es el estándar”, el analista de IDC Jean Philippe Bouchard explica gráficamente la veleidad del mercado. Y el asunto va de tamaños.

Los conocidos como phablets (smartphones de pantalla de mayor tamaño) llegaron entre bromas pero poco a poco fueron convirtiéndose en norma, y lo que es peor, invadiendo sin respeto el terreno de los tablets. Estos últimos han vivido su época dorada, brevísima, pero han llegado a su estancamiento. La razón principal: su elevado precio. “Una vez que tienes uno, no hay necesidad de renovarlo”, explica el analista Patrick Moorhead, y, de esta manera , el ciclo de compra de los tablets se va con facilidad a los cuatro o cinco, años, algo inviable para el grueso de los fabricantes.

Modelo Microsoft Surface Pro 4.
Modelo Microsoft Surface Pro 4.

Pero aquí no termina este canibalismo: los smartphones ganaron terreno a los tablets, y estos a su vez a los portátiles, quedándose los convertibles como el tipo de producto que más está creciendo en este momento, y las perspectivas son muy positivas de cara al futuro. Microsoft anunció un aumento de ventas interanual cercano al 10% en la gama Surface, su gran apuesta de futuro. Un ratio que puede no parecer espectacular, pero que sí que sirve como indicador de cómo será el futuro a corto o medio plazo. Hemos hablado de conveniencia, pero también el precio juega un elemento determinante en el crecimiento de este tipo de producto: un Transformer 3 Pro de ASUS, como el mencionado antes, tiene un precio que no llega a los 1.000 euros, ofreciendo prestaciones de un portátil de primer nivel, al tiempo que se convierte en un sofisticado tablet de 12,6 pulgadas que también sirve para el entretenimiento. Dos equipos en uno, pero por el precio de uno solo.

Más información