Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve cosas que no sabías sobre la nube

El servicio de almacenamiento mediante 'cloud computing' no para de crecer y ahorra millones a las empresas

El 'cloud computing' supone un ahorro económico, más seguridad y acceso a tecnología puntera Ampliar foto
El 'cloud computing' supone un ahorro económico, más seguridad y acceso a tecnología puntera

La nube nos hace la vida más fácil. Desde Google Drive hasta iCloud, nos ayuda a conservar información que ocupa demasiado espacio en nuestros dispositivos y a acceder a ella desde cualquier sitio y en cualquier momento. Los beneficios para los usuarios están claros, pero para las empresas el cloud computing va aún más allá: también les supone un gran ahorro económico, más seguridad y el acceso a la tecnología más puntera sin necesidad de comprarla. Además de estas, tiene otras ventajas menos conocidas: su uso contribuye al cuidado del medioambiente y al crecimiento del PIB de la Unión Europea. Repasamos en nueve datos esta tendencia que cada vez convence a más compañías de realizar y almacenar su trabajo en la nube.

1. Seis meses son suficientes para notar los beneficios de "subirse a la nube"

Moverse a la nube ayuda a reducir costes y reduce la emisión de gases contaminantes

El 80% de las empresas que utilizan cloud computing ven mejoras en sus departamentos de sistemas en solo medio año: generalmente son las áreas de eficiencia, calidad y seguridad las que más lo notan. Moverse a la nube ayuda a las compañías a reducir costes y también a distribuir a sus empleados de manera más eficiente. Según Integra Telecom, empresa estadounidense de soluciones tecnológicas, después de contratar los servicios de cloud computing, el 90% de los responsables de departamentos de sistemas aseguran que al menos una de las áreas de su sección obtiene mejores resultados.

2. Trabajar en la nube contribuye al cuidado del medioambiente

Si se sigue la misma tendencia que hasta ahora, los servicios cloud podrían recortar la contaminación atmosférica en 85,7 millones de toneladas métricas anuales en 2020, según el informe Cloud computing – the IT solution for the 21st century. La energía usada, las emisiones de carbono e incluso la huella hídrica se reducen en un 90% trabajando en la nube, en buena parte, por la reducción de hardware, que a la larga supone menos residuos. También se pueden usar sistemas de aprovechamiento de energía que derivan en un entorno más limpio.

3. España es el país europeo que más ahorra gracias al 'cloud computing'

Esta es una de las conclusiones a las que llegó la consultora IDC en un estudio que llevó a cabo el año pasado. Y concreta: de media, las empresas españolas ahorraron en torno a un 15%, aunque algunas consiguieron superar el 50%. También asegura que España es uno de los países que más valora el cloud computing como fuente de innovación para el negocio y, esto, según los expertos, es una muestra de que el mercado español es muy consciente de las ventajas de trabajar en la nube, más allá del ahorro en costes.

4. Posibilita el uso de tecnología de última generación a precio reducido

Las compañías que utilizan la nube para almacenar y realizar su trabajo pueden “alojarse” en las infraestructuras que les proporcionan las empresas que ofrecen servicios de cloud computing. Como la española Gigas, que pone sus centros de datos —donde se encuentran los servidores — al servicio de las empresas. Estos centros suelen ofrecer la tecnología más puntera, lo que ahorra a sus clientes el dinero que implicaría comprarla. Esta es la principal fuente de ahorro de este modelo de negocio.

Una de cada tres entidades públicas en España utiliza ‘cloud computing’

Además, según José Antonio Arribas, fundador de Gigas, “las compañías pueden ajustar los recursos que necesitan en cada momento y evitan así tener infraestructura sobredimensionada e infrautilizada para cubrir sus picos de actividad”. El mantenimiento y el funcionamiento del equipo son problemas de los que las empresas tampoco tienen que ocuparse al contratar servicios en la nube.

5. Para 2020 ya habrá almacenados en la nube 40 zetabytes de datos

O, lo que es lo mismo, 40.000.000.000.000.000.000.000 bytes de información. Sería equivalente a algo más de 24.000 millones de películas.

6. Los centros de datos multiplican la seguridad de las empresas

Vigilancia 24 horas, control de acceso con datos biométricos, cortafuegos, cifrado multicapa, anti-malware… son solo algunas de las medidas de seguridad que hay en los centros de datos donde se guarda la información de la nube. Las compañías que ofrecen este servicio saben que uno de los motivos que más preocupa a la hora de contratar sus servicios es guardar la información en infraestructuras que no son tuyas.

Por eso, uno de los fuertes de los proveedores de cloud computing es el grado de protección con el que guardan la información. Invierten grandes cantidades de dinero y proporcionan unos niveles de seguridad muy superiores a los que normalmente tiene capacidad de dotarse una empresa por sí misma. En los centros de datos de Gigas "también está muy desarrollado el sistema de extinción de incendios y son lugares a prueba de inundaciones, huracanes y terremotos", según Diego Cabezudo, CEO de la empresa.

7. Una de cada tres entidades públicas en España utiliza ‘cloud computing'

Desde 2012, la crisis y los recortes obligaron a las Administraciones Públicas a buscar nuevas fórmulas para tener una gestión más eficiente, y una de cada tres optó por comenzar a trabajar en la nube. El Observatorio de Administración Electrónica reconoce que este sistema destaca como una de las formas que utilizan para “prestar servicios de manera más eficiente". Afirma también que la Administración Pública "está dando pasos acelerados para hacer del cloud computing un modelo de referencia para la provisión de servicios TIC”. En 2015, el 56% de las comunidades autónomas ya utilizaba algún tipo de servicio de la nube, según el portal de administración electrónica.

8. Las empresas más innovadoras y exitosas ya están en la nube

Google, Facebook, Netflix y Spotify son algunas de las compañías más punteras del mundo y tienen un denominador común: su negocio reside y está basado en la nube y ese es uno de los puntos donde logran ser más competitivas que las demás. El ahorro de la nube permite que puedan dedicar más recursos, por ejemplo, a la innovación. Según la consultora Forrester,"el cloud computing permite niveles sin precedentes de innovación y además, que esta sea sostenida a lo largo del tiempo y no algo puntual".

9. El uso de la nube incrementa el PIB de la Unión Europea

Teniendo en cuenta el crecimiento vertiginoso que ha experimentado en los últimos años y la gran proyección que aún tiene, los expertos estiman que el cloud computing puede impulsar el producto interior bruto de la UE hasta en 160 millones de euros al año y crear alrededor de 3,5 millones de puestos de trabajo desde ahora hasta 2020.

Esta información, patrocinada por Gigas, ha sido elaborada por una colaboradora de EL PAÍS