Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los móviles ‘max’ chinos que arrasan en ventas

Tienen pantallas que superan las 5,7 pulgadas y apenas se pueden sujetar con una mano. Pero son líderes en ventas. Comparamos cuatro móviles que se apellidan Max: LeEco LeMax 2, Meizu M3Max, Nubia Z11 Max, y Xiaomi Max

De izq a dcha: LeEco Le Max 2, Meizu M3Max, Nubia Z11 Max, y Xiaomi Max. Ampliar foto
De izq a dcha: LeEco Le Max 2, Meizu M3Max, Nubia Z11 Max, y Xiaomi Max.

No hay más que realizar un viaje en el metro de cualquier ciudad china para certificar que a su población le encantan los teléfonos móviles de dimensiones generosas. Es una constante desde que Samsung decidió diferenciarse del resto de marcas popularizando el concepto de phablet, un móvil cuyo tamaño está entre el de los smartphones típicos y el de las tabletas. En un principio, todo lo que superase las 5,5 pulgadas entraba en esta categoría, pero, con la popularización de los terminales que oscilan entre las 5 y las 5,5, el listón se ha elevado a las 5,7 pulgadas. En algunos casos se dispara hasta superar las 6,5, y, ahora, son las marcas chinas las que apuestan por esos aparatos que apenas se pueden sujetar con una mano. Muchos comparten un apellido que lo dice todo: Max.

Sin duda, sus ventajas saltan a la vista: resultan ideales para ver vídeos y para leer, así como para escribir con las dos manos, ya que se reduce el número de errores que cometen los usuarios en los teclados táctiles. Pero sus desventajas también son evidentes: cuesta llevarlos en el bolsillo -razón por la que los fabricantes aseguran que tienen más tirón entre las mujeres, que los suelen meter en el bolso-, y terminan siendo más difíciles de manejar. Además, es más fácil que se caigan al suelo. Pero para gustos están los colores y los tamaños.

Este año, los principales fabricantes chinos han lanzado terminales gigantes muy interesantes. Hemos probado cuatro cuyo tamaño está entre las 5,7 pulgadas del LeMax 2, uno de los terminales estrella de la fulgurante LeEco, y las 6,44 pulgadas del Xiaomi Max, el aparato más grande fabricado por la marca que dirige Lei Jun. En medio quedan el nuevo M3Max de Meizu y el Z11Max de Nubia, ambos con pantallas de 6 pulgadas. Sus precios se parecen mucho. En España se pueden adquirir a través de plataformas como Aliexpress o en tiendas especializadas como GearBest por menos de 300 euros.

LeEco LeMax 2

El más pequeño de la lista, y el primero en llegar este año, ha sido el LeEco Le Max 2. Aunque esta es una marca todavía muy poco conocida fuera de China, dentro de sus fronteras se ha convertido en un gigante electrónico de primer orden que cuenta con una importante cuota de mercado en el segmento de los televisores, su principal negocio. En cualquier caso, poco a poco va escalando posiciones en el ranking de fabricantes de móviles gracias a la potencia y a la innovación que desarrolla en sus terminales. De hecho, el Le Max 2 ha llamado mucho la atención porque es uno de los primeros móviles que incorporó 6GB de memoria RAM junto al potente procesador Qualcomm Snapdragon 820, y, sobre todo, porque ha sido el primero que decidió prescindir del jack de los auriculares. Sí, antes que Apple.

LeEco Le Max 2. ampliar foto
LeEco Le Max 2.

Aunque son muy discutibles las ventajas de esa carencia, sobre todo en un móvil que resulta algo grueso y pesado, por lo menos LeEco ha tenido la deferencia de incluir un sencillo adaptador que permite utilizar los cascos normales a través del puerto USB-C que, además de servir para la carga del aparato y la transferencia de datos, también utiliza para enviar la señal de audio. Por otro lado, el Le Max 2 también hace suya la nueva tecnología de los lectores de huellas ultrasónicos, que, después de haber dado varios quebraderos de cabeza a la compañía, ahora ya parece funcionar correctamente. Resulta curioso el aspecto de espejo que logra en este componente, y que le otorga un toque distintivo que se agradece.

La pantalla, además de ser grande, también es de gran calidad. Tiene una resolución 2K que convierte en una delicia el visionado de vídeos. El sonido Dolby Atmos se suma para mejorar la experiencia multimedia, que se completa con dos cámaras interesantes: una principal de 21 megapíxeles -la única que incorpora un estabilizador óptico entre los móviles de esta lista- y otra secundaria -la de los selfis- de 8. La única pega es el diseño del móvil, que resulta excesivamente corpulento y en el que se habría agradecido que la cámara no sobresaliese tanto de la tapa, algo que la hace más propensa a arañazos. En cualquier caso, se trata de un terminal con una gran relación calidad-precio, ya que se puede adquirir en España por 225 euros en la versión de 4GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno.

Nubia Z11 Max

La marca premium de ZTE, que acaba de desembarcar en España de forma oficial, fue un poco más allá en junio con la presentación del hermano mayor de su exitosa familia Z11, el Z11 Max que en China promociona Cristiano Ronaldo. Cuenta con una pantalla de seis pulgadas, que ya cuesta manejar con una sola mano, y es un terminal que llama más la atención por su diseño que por sus especificaciones técnicas. No es que los 4GB de memoria RAM se queden cortos, pero el chip Snapdragon 652 que incorpora es de gama media y la frecuencia máxima de sus ocho núcleos está en 1,8 Ghz. Sin embargo, el cuerpo metálico destaca por su finura, y llama la atención el toque elegante tanto de su botón capacitivo frontal como del borde metálico de la cámara posterior, ambos del color rojo que ya se ha convertido en marca de la casa. Por su parte, tanto la versión plateada como la dorada mantienen en el frontal el tono del resto del móvil, lo cual le da un aspecto armonioso.

Nubia Z11 Max. ampliar foto
Nubia Z11 Max.

El Nubia Z11 Max también destaca en su sistema operativo por su modo fácil, una función que puede ser especialmente interesante para gente con visibilidad reducida y para personas mayores que no quieren complicarse con las mil posibilidades que ofrece Android. Es un modo que reduce al mínimo las aplicaciones que aparecen en pantalla -se eligen entre las instaladas- y que aumenta considerablemente el tamaño de sus iconos. Así, quien quiera puede dejar únicamente las apps de llamada y de SMS en el extremo inferior, y acompañarlas de otras útiles, como un botón SOS que se puede configurar para llamar a un número concreto -el 112 o el de algún familiar-, y de funciones como la cámara y la galería. Hasta un máximo de ocho por pantalla.

Entre los puntos fuertes del Z11 Max se encuentran una batería de 4.000 mAh. que nos ha durado día y medio, sonido DTS, radio FM, y unas cámaras que dan buen resultado para el precio del terminal. La principal cuenta con un sensor de 16 megapíxeles, acompañado de una lente luminosa -f 2.0-, y la anterior se queda en 8 megapíxeles. Lo que se echa de menos es una pantalla 2K, cuya mejora sería notable con estas dimensiones, y que utilice un sistema operativo basado por lo menos en Android 6 y no en la versión 5.1. En cualquier caso, teniendo en cuenta que cuesta 275 euros en España, no es una mala opción.

Meizu M3Max

La primera incursión de Meizu en los móviles de grandes dimensiones ha sido la última en llegar a esta lista. De hecho, el M3Max todavía no ha saltado fuera de China, y desde la empresa reconocen que el poco stock que tienen impedirá que se comercialice de forma oficial en España. Sin embargo, ya se puede reservar por canales alternativos. Es, sin duda, uno de los mejores ‘phablets’ chinos, que aúna potencia, un magnífico sistema operativo, y un diseño minimalista pero construido con materiales de gran calidad. Carece, por ejemplo, de los elementos de plástico que tapan las antenas en los extremos superior e inferior de la tapa trasera del Nubia o del Xiaomi. En definitiva, es el que ofrece un mayor aspecto premium de los cuatro.

Meizu M3Max. ampliar foto
Meizu M3Max.

Y también el que más autonomía ha proporcionado durante la prueba realizada por EL PAÍS. La batería de 4.100 mAh., gracias a la optimización del sistema Flyme -Android 6-, ha acabado el segundo día de uso moderado con un 3% de su carga. Por si fuese poco, el sistema de carga rápida M-Charge ha logrado un 53% de la capacidad en 30 minutos. Por otro lado, y sin salir del aparatado de hardware, como viene haciendo desde hace ya un tiempo, el fabricante de Zhuhai ha empleado en el M3Max un chip Mediatek P10 que, a pesar de que funciona con la misma frecuencia que el del Nubia, proporciona mayor rapidez y fluidez al sistema. Finalmente, se agradece también que Meizu haya optado por instalar el sensor de huellas dactilares en el panel frontal del aparato y no en la parte trasera, que resulta más engorroso a pesar de que es la opción de sus tres competidores.

Donde Meizu flojea, sin embargo, es en el apartado de las cámaras. El sensor de 13 megapíxeles se queda un poco corto, y la lente f 2,2 es la menos luminosa de todas. Eso, teniendo en cuenta que el terminal no cuenta con un estabilizador óptico, dificulta la toma de imágenes en condiciones de poca luz. Curiosamente, en la cámara de los selfi’ sí que incluye un objetivo f 2.0, pero el sensor se queda en 5 megapíxeles que saben a poco. Eso sí, las funciones de belleza de Meizu son las más avanzadas. Claro que están diseñadas con el público asiático en mente, para hacer la tez más blanca y los ojos más saltones. Los resultados son, cuando menos, divertidos.

Xiaomi Max

Xiaomi Max. ampliar foto
Xiaomi Max.

Hasta el lanzamiento del Max, Xiaomi había destacado por el tamaño discreto de sus ‘smartphones’. Pero este año ha decidido dar el salto. Y de qué manera: el Max supera a todos sus rivales para adoptar una pantalla FHD de 6,44 pulgadas. Como bien dejó claro la marca china con su publicidad, a duras penas cabe en un bolsillo normal. A pesar de ello, se ven a menudo por las calles chinas. Sin embargo, hay algo que no termina de convencer. Si en los móviles de 6 pulgadas ya se echa de menos la pantalla 2K que monta el Le Max 2, en este debería ser obligada. Y luego están los acabados, que Xiaomi ha descuidado un poco. Si se compara con el resto de los móviles que ha presentado este año, sobre todo con el Redmi Pro que tiene un precio similar, la calidad del Max decepciona.

El veredicto/Los mejores

Potencia: LeEco Le Max 2

Diseño: Meizu M3Max

Ergonomía: Nubia Z11Max

Pantalla: LeEco Le Max 2

Sonido: Nubia Z11Max

Cámaras: LeEco Le Max 2

Batería: Meizu M3Max

Sistema operativo: Xiaomi Max

Relación calidad-precio: Xiaomi Max

Claro que, teniendo en cuenta que se trata de un teléfono que en España se puede adquirir desde 160 euros por la versión más básica, y que solo aumenta hasta los 287 euros por la que monta 4GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno, es evidente que destaca por su buena relación calidad-precio. Curiosamente, Xiaomi ha optado por el mismo chip que el de Nubia, el Snapdragon 652, y ha decidido acompañar el terminal de una batería acorde a su tamaño: con una capacidad de 4.850 mAh. es un gran acierto que no se ha rematado con la adopción de la carga rápida, lo cual ralentiza mucho ese proceso. Finalmente, en el apartado fotográfico se comporta de forma satisfactoria y permite incluso grabar vídeos en calidad 4K, una función que solo tiene el Le Max 2.

En cualquier caso, como sucede siempre como Xiaomi, uno de los grandes aciertos está en el sistema operativo MIUI. Basado en Android 6, además de resultar especialmente personalizable, ha sido pionero en la introducción de novedades muy interesantes, como puede ser la clonación de aplicaciones que permite utilizar dos cuentas del mismo servicio a la vez. Y funciona con todas las redes más populares: Whatsapp, Twitter, Facebook, Instagram… Así, la vida laboral y la privada se gestionan mucho mejor, sin necesidad de utilizar dos aparatos.

Más información