Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Usas Evernote? Cualquier empleado de la compañía podrá ver tus notas

Una actualización de la política de privacidad de la compañía provoca la polémica

La aplicación móvil Evernote. Wikipedia | evernote

Las últimas decisiones de Evernote, la popular app de bloc de notas en la nube, están rodeadas de polémica. La primera llegó a comienzos de año, cuando la compañía decidió cambiar su plan de precios obligando a muchos usuarios de la versión gratuita a pasar por caja, algo que no sentó nada bien, habida cuenta de la existencia de rivales con versiones completamente gratuitas como OneNote. Hoy, además, se ha conocido una nueva política de privacidad en la que la firma da carta blanca a sus empleados para revisar a voluntad las notas de cualquier usuario.

Los usuarios del servicio habrán recibido un correo electrónico estos días de la compañía del logotipo del elefante con el asunto “próximos cambios en la política de privacidad”, el clásico correo con letra pequeña que la gran mayoría descartará, pero que esconde entre sus párrafos una controvertida decisión. El extenso texto con las nuevas condiciones que entrarán en vigor el próximo 27 de enero no parece inicialmente amenazante para los más celosos de su privacidad, pero la cosa cambia cuando se avanza en la lectura del documento. Bajo el apartado de “¿los empleados de Evernote acceden o revisan mis datos?” la compañía explica que los empleados de Evernote pueden acceder a voluntad al contenido de nuestras libretas.

El usuario no es consciente en ningún momento de cuándo cualquier empleado de la compañía está accediendo a su información

Pese a que la firma las describe como “circunstancias limitadas”, lo cierto es que al aceptar estas condiciones damos permiso a los empleados de la compañía a acceder a nuestras notas, fotografías y todo lo que tengamos almacenado en supuestos tan vagos como “mantener y mejorar el servicio” o proteger las cuentas “contra posible spam, malware u otros problemas de seguridad”. En otras palabras, el usuario no es consciente en ningún momento de cuándo cualquier empleado de la compañía está accediendo a su información amparado en cualquiera de estas dos premisas en las que no hace falta el visto bueno de la autoridad ni por descontado, de uno mismo.

Sin embargo, desde Evernote especifican en sus preguntas y respuestas que se limita “estrictamente el número de empleados de Evernote que tienen acceso a los datos de los usuarios” y que en cualquier caso, estos empleados “están sujetos a comprobaciones de antecedentes y reciben una formación específica sobre seguridad y privacidad”. Evernote especifica además que los usuarios “no pueden impedir que los empleados consulten su contenido por otros motivos indicados en nuestra Política de privacidad". Dicho de otra manera, o se acatan las nuevas condiciones o deberán dejar de usar del servicio, para lo cual dan detalladas instrucciones en el siguiente párrafo.

Chris O'Neill, CEO de Evernote, ha reconocido en una nota envida a los medios que el cambio en las condiciones se comunicó "de una manera muy pobre" y que ello dio lugar a "una confusión comprensible". O'Neill insiste en que el acceso a los datos por parte de los empleados se da en un número "muy reducido" de ocasiones y por un número muy limitado de empleados que él "personalmente" selecciona.

Más información