Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las mejores aplicaciones para controlar tus gastos y sobrevivir a la cuesta de enero

Ahorrar es uno de los clásicos propósitos de año nuevo; con estas apps resulta un poco más fácil

Ampliar foto
La aplicación Bring! ayuda a hacer la lista de la compra.

Una vez pasadas las fiestas y tras abrir el último regalo es hora de echar cuentas y ver si ha quedado muy perjudicada nuestra economía. Lo más probable es que así sea, ya que el estudio sobre el consumo navideño realizado por la consultora Deloitte manifiesta que este año hemos gastado al menos un 4% más que el año pasado, unos 682 euros de media por persona; la mayor parte, en regalos y comida. Por lo tanto es hora de apretarse el cinturón y comenzar a subir la cuesta de enero, que quizás con ayuda de estas aplicaciones para móvil hagamos que resulte algo más liviana.

La lista de la compra

Out of Milk permite compartir y editar estas listas de forma conjunta con otros móviles de la familia

A pesar de que el 31% del gasto citado anteriormente corresponde a comida, y de que hayamos jurado y perjurado no volver a comer en mucho tiempo, hay que seguir haciendo la compra, que es precisamente uno de los gastos familiares más altos. Una buena opción para ahorrar es hacer una lista de la compra fija y no salirse de ella para evitar gastos innecesarios. Para ayudarnos tenemos Out of Milk, una aplicación veterana que permite escanear el código de barras de cualquier producto o dictarle el nombre directamente para configurar una lista de la compra con lo más imprescindible. Lo mejor es que permite compartir y editar estas listas de forma conjunta con otros móviles de la familia, así se reduce la posibilidad de olvidarse de algo o de comprarlo dos veces innecesariamente. De la misma manera actúan Hub Family Organizer y Bring! que, además, permiten compartir calendarios de tareas, algo que sin duda también puede devenir en un ahorro, aunque sea de tiempo, que también incide de alguna manera en la economía familiar. En el caso de Bring!, es posible notificar que estamos en una tienda por si hace falta algo puntual.

Una buena práctica también está en gestionar bien los recursos. Para ello, aplicaciones como Expire o la francesa Frigo Magic nos van a ayudar a controlar la caducidad de los alimentos. Y en el caso de la última nos proporcionará recetas para hacer con los ingredientes que tengamos en el frigorífico.

En el caso de Tiendeo y Quoty recuperan la consulta de los folletos promocionales típicos del buzoneo, pero sin gasto de papel, y como antaño, podremos consultar fácilmente las ofertas más cercanas a nuestro domicilio, buscar por producto y por supuesto acceder a su compra si ese catálogo virtual en concreto lo permite. Además proporcionan cupones de descuento, muy útiles en estas fechas. Por otra parte la app Quoty combina muy bien la funcionalidad de lista de la compra con esta de los folletos virtuales.

En el caso de Tiendeo y Quoty recuperan la consulta de los folletos promocionales típicos del buzoneo, pero sin gasto de papel

Una vez hecha la lista de los productos que necesitamos hay que intentar que nos salgan lo más baratos posible, para esto está Soysuper, una app que funciona como un agregador de supermercados online, hasta ahora gestiona los 9 más populares, y que permite agilizar la compra online comparando precios de determinados productos para abaratar costes. Después de elaborar la lista de la compra podemos ordenar que se envíe directamente al supermercado más acorde con nuestro bolsillo.

Radarprice también cumple la función de comparar precios a partir de escanear los códigos de barras de los productos, mostrando un listado de los lugares más cercanos que ofrecen el mismo objeto a mejor precio. Es útil tanto para la compra del supermercado como para cualquier otro objeto que haga falta, como un móvil que de repente se ha roto o una prenda de ropa.

Echando mano de la economía colaborativa

La economía colaborativa aporta a nivel digital muy buenas soluciones para ahorrar. Desde las popularizadas Wallapop y Vibbo, detrás de la cual hay plataformas tan sólidas y expertas en compraventa entre particulares (P2P) como Milanuncios o Segundamano, donde podremos encontrar casi cualquier cosa que necesitemos seminueva y a buen precio.

Lendi le da un giro a la segunda mano, ya que fomenta el préstamo entre vecinos frente a la mera transacción económica

Lendi, sin embargo, le da un giro a la segunda mano, ya que fomenta el préstamo entre vecinos frente a la mera transacción económica. Tras el registro en su plataforma, los usuarios se comunican a través de grupos de Whatsapp (no tiene app propia). En Lendi nos animan a pedir sin miedo a la comunidad todo lo que necesitemos, desde un taladro hasta una bicicleta. Algo parecido es lo que proponen las webs de intercambios de objetos como Truequeweb, donde también es posible canjear habilidades, como por ejemplo unas clases de piano por un masaje.

Ni para gasolina

Otro quebradero de cabeza en esta cuesta de enero es el gasto que produce el coche. En este sentido el mejor ahorro es usar el transporte público, sin duda alguna, pero si no se ajustan a nuestras necesidades, quizás lo hagan las plataformas de carsharing o alquiler de vehículos por tiempo como Car2go o la recién instalada eMov, que nos van a permitir desplazarnos por poco dinero, unos 0,19 euros el minuto, y además sin contaminar, ni pagar aparcamiento. Quizás el gasto que supone su uso diario no llega a estar por debajo de uso del coche particular, pero si es una buena opción si no se dispone de vehículo propio.

Si continuamos usando nuestro vehículo hay aplicaciones que nos pueden ayudar a encontrar las gasolineras más baratas. GasAll nos da una visión comparativa de los precios del combustible que ofrecen las gasolineras más cercanas a nuestra posición. La app Gasofa, por su parte, se actualiza con los datos del Ministerio de Industria. Ambas aplicaciones pueden ofrecer estadísticas y datos históricos de subidas o bajadas de precios para que podamos repostar en las fechas donde el crudo es más económico.

Con Jobin podemos solicitar hasta cuatro presupuestos gratuitamente sobre servicios de reparaciones y fontanería

¿Y los imprevistos?

Es posible que durante este periodo de bajón económico surjan imprevistos como una avería en un grifo o la lavadora que se rompe sin previo aviso. Para estos casos la aplicación Jobin puede ayudarnos, ya que a través de ella podemos solicitar hasta 4 presupuestos gratuitamente sobre servicios de reparaciones y fontanería, entre muchos otros. Tan solo habrá que elegir el que más nos convenga.

Sin renunciar a un poco de diversión

Recuperar la economía después de las fiestas requiere esfuerzos, pero también podemos dejar algo para el ocio utilizando la tecnología. Es hora de usar Bucmi para elegir peluquería y arreglarnos un poco con descuentos de hasta un 50%, según su propia web, y preparar una magnífica velada con aplicaciones como El Tenedor, que nos ofrecen interesantes ofertas en restaurantes, algo que nos permitirá evadirnos un poco del fantasma de las deudas.

Más información