Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pulsera que te dice tu porcentaje de grasa

La primera pulsera de monitorización de TomTom se llama Touch y es capaz de decirte el porcentaje de grasa y músculo que hay en tu cuerpo

La pulsera de actividad TomTom Touch.

¿Funciona el ejercicio que haces? Esta es la pregunta a la que quiere dar respuesta la pulsera de actividad TomTom Touch. Y lo hace partiendo de la idea de que el control del peso no es una variable totalmente fiable para saberlo, pero sí el análisis de la composición corporal. Como si de una báscula analítica se tratara, este dispositivo permite conocer el porcentaje de grasa y masa muscular del cuerpo. También utiliza lo que se conoce como BIA o análisis de la impedancia bioeléctrica para obtener esta información: una corriente eléctrica inocua recorre el cuerpo y, según la resistencia que encuentre en el camino, determina esos datos. A efectos prácticos, supone la incorporación de dos sensores en la pulsera, uno en la muñeca y otro junto a la pantalla destinado al dedo índice de la mano contraria. Si todo funciona correctamente, una vez seleccionada la función en el menú del dispositivo comienza la medición, que dura unos 10 segundos.

Ficha técnica

Pantalla: 5,58 x 22,38 mm con 128 x 32 píxeles de resolución

Actividad: Pasos, minutos de actividad, distancia recorrida, calorías quemadas y tiempo de sueño

Objetivos: Objetivos deportivos, objetivos de actividad, objetivos de forma física

Memoria: 4 MB

Grosor: 11,5 mm

Peso (módulo): 10 gramos

Sensores: Sensor de movimiento (acelerómetro y giróscopo), pulsómetro óptico

Deporte: Frecuencia cardiaca, tiempo de actividad, calorías quemadas, hora

Resistencia al agua: IPX7 (resistente a salpicaduras y duchas, no apta para nadar)

Aplicación: TomTom MySports

Compatibilidad: iOS 8 y superior, Android 4.4 y superior

Precio: 149 euros

www.tomtom.com/es_es

Los valores que proporciona son solo aproximados. Su utilidad reside en la capacidad para controlar su evolución en un periodo determinado de tiempo, con el objetivo de comprobar si una rutina de ejercicio o una dieta son efectivas y ayudan a perder grasa. Además, y para que sea realmente práctica, hay que tener en cuenta que la composición corporal varía a lo largo del día en función del ejercicio, la comida e, incluso, del nivel de hidratación. Por ello, es recomendable realizar la medición a diario a la misma hora; incluso los expertos sugieren hacerlo nada más levantarse.

En la 'app'

Los resultados no se muestran en la pantalla de este wearable, por lo que es obligatorio recurrir a la app TomTom MySports para realizar su seguimiento, así como el del resto de valores que mide: los pasos, la frecuencia cardíaca en reposo, las calorías quemadas, el sueño… De ellos, ofrece la misma información que otros dispositivos del mercado, con excepción del caso del sueño, algo más básico de lo que estamos acostumbrados. Y es que solo informa sobre el número de horas, sin especificar cuáles de ellas han sido de sueño ligero o profundo, o el número de veces en las que se ha interrumpido.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Composición corporal

- Carga por microUSB

Lo peor:

- Errores en el software

- Autonomía

Además, TomTom Touch cuenta con un modo deportivo que registra el tiempo empleado, la distancia recorrida y el ritmo cardíaco durante la actividad física. No hay posibilidad de elegir el ejercicio realizado a priori y es preciso esperar a que se sincronice la actividad con la aplicación para poder especificarla: gimnasio, carrera, ciclismo, cinta, estilo libre… También se puede seleccionar natación, lo que no deja de ser paradójico, ya que pese a disponer de certificación IPX7, el propio fabricante establece que el dispositivo es resistente a salpicaduras y no recomienda meterlo en el agua.

La sensación al utilizar la aplicación es que necesita una mejora importante. En primer lugar, porque aunque el interfaz es muy simple, las estadísticas están escondidas: por ejemplo, se accede al registro del sueño o la frecuencia cardíaca desde las estadísticas de los pasos. En segundo lugar, echamos de menos información más detallada de cada aspecto y elementos de motivación.

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ***

Diseño: ***

Innovación: ****

Manejo: *****

Extras: **

Veredicto:

Rotundamente bueno

Recomendable

Neutro

Más bien negativo

Muy negativo

OLED

TomTom Touch tiene un diseño básico y discreto, en el que destaca el sensor táctil en color plateado destinado al análisis corporal. Disponible con correas personalizables en azul claro, negro, rojo coral y violeta, integra una pantalla OLED en blanco y negro desde la que se seleccionan las funciones y que ofrece muy buena visibilidad con independencia de las condiciones de luz. Esta pantalla es táctil, pero para despertarla no basta con tocar sobre su superficie, ni siquiera el habitual gesto de girar la muñeca. Por el contrario, es obligatorio tocar el sensor táctil. Una vez encendida, la navegación por las opciones es sencilla: si deslizas hacia arriba puedes seleccionar el modo deportivo, comprobar la composición corporal o realizar una lectura del pulso. Hacia abajo, consultar los pasos, el tiempo activo o las calorías quemadas. Además, la pulsera es capaz de mostrar notificaciones básicas del teléfono móvil (llamadas o mensajes).

La competencia

- Fitbit Alfa

- Misfit Ray

- Garmin vívofit 3

- Jawbone UP3

- Mi Band 2

La pulsera en sí misma posee un tacto engomado y se ajusta a través de un sistema en el que se introducen dos pequeños pines en unos agujeros que posibilitan ajustar el wearable al tamaño de la muñeca. Es bastante seguro, aunque no termina de ser cómodo de poner y quitar.

Un aspecto interesante es que su batería se recarga a través de un puerto microUSB, por lo que no se depende de un cargador específico. Ofrece una autonomía aproximada de tres días, que se antojan algo escasos para las funciones que ofrece y considerando que la pantalla está apagada casi todo el tiempo.

La primera

En general, nos encontramos ante un producto que todavía necesita mejorar para situarse a la altura de los mejores de su categoría. No nos preocupa, ya que es el primer intento de TomTom en el mercado de los monitores de actividad. A favor cuenta con la presencia de una función —la medición de la composición corporal— hasta ahora inédita en estos wearables; en contra, una batería escasa y un software mejorable.

Más información