Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con estas apps, leer libros en el móvil ya no es una tortura

El teléfono móvil puede ayudarnos a sumergirnos en la lectura de manera casual

La app Wattpad, que permite leer libros electrónicos en el móvil.
La app Wattpad, que permite leer libros electrónicos en el móvil.

A estas alturas ya vemos claro que al libro digital le va a costar más de lo que parecía hacerle sorpasso al libro de papel. Y no porque el lector no valore las ventajas de la comodidad y capacidad de los eReaders o tabletas, sino porque existe un componente más afectivo y nostálgico por el objeto tradicional que la fría máquina aún no ofrece.

En este sentido, también hay ventajas en la lectura en un dispositivo todavía más lejano del papel, el teléfono móvil. Es un instrumento a priori menos atractivo para la lectura que una tableta o un eReader pero que, sin embargo puede darnos un juego estupendo a la hora de sumergirnos en la lectura de manera casual, al igual que lo hacen los videojuegos de nuestros smartphones.

Nos permite leer en cualquier momento y lugar. Al ser un dispositivo que llevamos siempre con nosotros, es posible retomar cualquier lectura en cualquier momento que tengamos libre y sin necesidad de cargar con el libro o con un dispositivo de lectura digital específico. En este sentido, hay aplicaciones como Kobo o Aldiko, entre las más populares, que permiten leer ebooks en formato ePub, PDF e incluso libros encriptados con DRM de Adobe. También dan acceso a descargar libros gratuitos y de bibliotecas públicas, además de comercializar su propio catálogo de pago. Otras apps como Amazon Kindle o 24Symbols, buscan más convertirse en un servicio de lectura en streaming en el que comercializar su catálogo, ya sea por venta o por suscripción. Wattpad, por su parte, ofrece como diferencia que se trata de una plataforma social de escritores noveles que buscan ser leídos. Detrás está una gran comunidad de amantes de la lectura que les ayudarán con sus opiniones. Incluye también un editor de texto por si nos animamos a escribir.

Se puede adaptar al gusto del usuario. Mucha gente podría decir que leer en el móvil puede ser un poco incómodo por el tamaño de letra y el formato, sin embargo, cualquier aplicación para lectura de smartphone permite adaptar el tamaño de letra, incluso el color del fondo y la tipografía a las necesidades y gustos del lector, con lo cual es posible configurarse un entorno personalizado que nos hará más cómoda la lectura.

Permite llevar en el bolsillo toda nuestra biblioteca personal. Es fácil almacenar en el móvil un amplio número de libros digitales a los que podemos acceder rápidamente. Además, ocupan poco espacio (entre 1 y 5 Mb, depende del formato el ebook y si lleva o no ilustraciones), mucho menos que un vídeo o una fotografía en alta resolución. Si incluso necesitamos llevar algo que no está en formato digital, podemos escanear un texto y convertirlo en palabras digitales con Text Fairy, una app de reconocimiento óptico de caracteres que, por ejemplo, nos va a permitir fotografiar algunas páginas de una novela que estemos leyendo para seguir haciéndolo en el móvil sin tener que llevarnos el libro.

Cualquier aplicación para lectura de smartphone permite adaptar el tamaño de letra, incluso el color del fondo y la tipografía a las necesidades y gustos del lector

Pesa menos. Basta una sola mano para sostener el móvil al efectuar la lectura, al igual que hacemos al mirar Facebook o WhatsApp. Mientras que un libro en papel o una tableta termina pesándonos más y resulta más cómodo cogerlos con las dos manos.

No daña nuestros ojos, ni nos quita el sueño. Es cierto que la retroiluminación de la pantalla puede cansar a nuestra vista, pero es posible ajustar el nivel de brillo de la misma reduciéndolo entre un 35% y un 50%. Las letras se ven perfectamente y no tenemos tantas molestias lumínicas. Sin embargo, al leer al aire libre en un día soleado conviene subir el brillo al máximo para contrarrestar el reflejo de los rayos solares en la pantalla. Precisamente el móvil no goza de la ventaja de la tinta electrónica, que evita estos reflejos, aunque hace un par de años salió a la luz el Yotaphone 2, un teléfono inteligente con dos pantallas, una normal y otra de tinta electrónica, donde es posible combinar la ventaja de la lectura en eReader con las que ofrece el móvil.

Por otra parte, existen apps que eliminan la luz azul que producen las pantallas de los dispositivos electrónicos y que al parecer producen insomnio si se utilizan unas horas antes de dormir. La más completa es la aplicación Twilight, solo disponible para Android, que utiliza un suave y placentero filtro rojo regulable para evitar los problemas de sueño. Además, permite que ajustemos automáticamente las horas que queramos que comience a funcionar el filtro.

Puede ayudar al desarrollo. La ausencia de libros en muchos países desfavorecidos es un obstáculo para la alfabetización. Por el contrario, en estas regiones cada vez se usan más los teléfonos móviles. La Unesco y programas como Worldreader promueven la lectura a través del móvil para difundir así la cultura en zonas donde de otra forma sería difícil. Woldreader cuenta con su propia app donde ofrecen cientos de títulos libres de derechos y de diferentes materias de manera gratuita.

La Unesco y programas como Worldreader promueven la lectura a través del móvil para difundir así la cultura en zonas donde de otra forma sería difícil

Puede leer por nosotros. Si nos da pereza la lectura, aplicaciones móviles como AudioLibros pueden leer por nosotros. Lo que más sorprende es que dispone de más de 24.000 audiolibros, la mayoría de ellos clásicos y en más de 20 idiomas. Todo ello gratuitamente. Se trata del mismo desarrollador que GuteBooks Free Ebooks, una app que nos proporciona más de 700.000 libros gratuitos para leer. Todos ellos procedentes del Open Source (recursos abiertos de dominio público para compartir). Algo más antigua pero bastante buena es Voxdox, otra app que lee por nosotros y que permite incluir cualquier ebook que tengamos en la tarjeta de memoria. Precisa primero realizar una tarea de conversión por cada página, pero una vez hecho esto la lectura es bastante buena. Muy útil para escuchar documentos mientras se conduce.

Puede ayudarnos a leer más rápido. La gran cantidad de texto digital que nos llega a diario es complicada de ingerir, afortunadamente aplicaciones como Spritz nos ayudan a leer a buena velocidad, ya que según sus creadores el 80% del tiempo de lectura lo pasamos moviendo los ojos de una palabra otra, mientras que solo dedicamos el 20% restante para procesar el contenido. De ahí que su método se base en que son las palabras las que se mueven y no los ojos, de esta manera solo hay que ajustar la velocidad en la que pasan las palabras y dedicarse a asimilar lo leído. Lo mejor de Spritz es que se complementa a las apps de lectura más comunes y además tiene una app para smartwatch.

Por su parte Readquick, específica para el entorno iOS, aunque no es gratuita como la anterior (9,99 € la versión premium), cuenta con ciertas ventajas como la estadística y control de las palabras leídas por minuto, algo muy útil para monitorizar el progreso en velocidad lectora. También se integra perfectamente con los agregadores de contenido más populares: Instanpaper, Pocket, Readability, Feedly y Evernote.

Más información