Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

ZTE Blade V8: fotografías en 3D

Este smartphone utiliza su cámara dual para realizar fotos en tres dimensiones. Se visualizan con las gafas VR en las que se transforma su caja

El ZTE Blade V8.

Los smartphones dotados de dos cámaras traseras son cada vez más habituales. Y no es una característica limitada solo a los terminales de gama alta, sino que también ha comenzado a integrarse en otros de gama media como este ZTE Blade V8

Ficha técnica

Pantalla: 5,2 pulgadas TFT IPS, Full HD y 16M color

Procesador: Qualcomm Snapdragon MSM8940, ocho núcleos 4x1,4 GHz y 4x1,1 GHz

Memoria RAM: 3 Gb

Almacenamiento: 32 Gb / Ranura para microSD hasta 128 Gb

Cámara: Trasera dual de 13 megapíxeles AF y 2 megapíxeles FF, sensor CMOS, flash, vídeo Full HD; frontal de 13 megapíxeles y flash LED

Batería: 2730 mAh

Sistema operativo: Android N

Tamaño: 148,4 x 71,5 x 7,7 mm

Peso: 141,6 g

Conectividad: Wi-Fi 802.11 b, g, n / Bluetooth 4.0

Sensores: GPS, luz ambiente, proximidad, acelerómetro, giroscopio, hall sensor, brújula, huella dactilar

Otros: Sonido Dolby, radio FM, conector microUSB

Precio: 269 euros

www.zte.es

En este caso, sus dos cámaras disponen de 13 megapíxeles con enfoque automático y 2 megapíxeles con enfoque fijo, respectivamente. La primera utilidad que el fabricante chino ha dado a esta combinación es la creación de fotografías 3D. Para verlas es necesario contar con unas gafas de realidad virtual en las que situar el móvil. No supone un desembolso extra, ya que la propia caja del Blade V8 se transforma para ello. Ahora bien, son de cartón y hay que sujetarlas con las manos —así que no resultan muy cómodas—, pero para un uso ocasional es suficiente. La sensación al visualizar estas imágenes es que te encuentras frente a una escena con mucho realismo, apreciando distancias y volúmenes. 

Múltiples efectos

Además, gracias a la cámara dual se consiguen fotos con efecto bokeh: identifica sujetos y objetos en el primer plano de la imagen y desenfoca el resto. Los resultados son cuando menos interesantes para un dispositivo con este precio. Estas fotografías pueden reenfocarse de forma manual una vez capturadas e, incluso, elegir el grado de desenfoque. Su única limitación se percibe cuando los colores de los distintos elementos de la imagen son similares y como consecuencia los bordes quedan menos definidos. 

El terminal ofrece algunas posibilidades adicionales en lo que a la fotografía se refiere. Destaca un modo de exposición mágica para el que se recomienda el uso de trípode y con el que se podría capturar, por ejemplo, una carretera en la que solo se aprecia el rastro de las luces de los coches; o un modo de exposición múltiple que superpone dos imágenes diferentes. Además, es posible tomar panorámicas, crear timelapse y grabar vídeos en cámara lenta. 

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Calidad-precio

- Modos de la cámara

Lo peor:

- Autonomía

- Gráficos

En general, las fotografías resultantes tienen buena calidad, con especial mención a su contraste y adecuada luminosidad. Como es habitual la calidad se reduce en entornos con mala iluminación. Sensaciones similares tenemos con la cámara frontal, dotada de 13 megapíxeles de resolución y enfoque fijo, a la que acompaña un flash LED y un modo belleza que reduce las imperfecciones de la piel. 

Rendimiento fluido

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ****

Diseño: ****

Innovación: ***

Manejo: ****

Extras: ***

Veredicto:

Rotundamente bueno

Recomendable

Neutro

Más bien negativo

Muy negativo

El Blade V8 de ZTE busca el equilibro entre precio y rendimiento. Con un procesador Qualcomm de ocho núcleos de gama media y 3 Gb de RAM, funciona de forma fluida y proporciona una autonomía estándar de una jornada. 

Integra con la última versión del sistema operativo Android personalizado con el interfaz Mifavor 4.2, que añade algunas aplicaciones como GoVR Player para visualizar contenidos 3D con las gafas de realidad virtual (tanto los almacenados en la memoria local como los procedentes de enlaces); y el Modo Familia, que cambia el interfaz por otro con las letras e iconos más grandes, de tal manera que resulta más sencillo localizar la función de llamadas o un contacto establecido como favorito. 

La competencia

- Moto G4 Plus

- BQ Aquaris X5 Plus

- - Huawei P9 Lite

- Samsung Galaxy A5

- LG X Cam

Resta hablar del exterior. Con unas dimensiones contenidas, dispone de una pantalla de vidrio con borde contorneado 2,5D, un tamaño de 5,2 pulgadas y resolución Full HD que ofrece imágenes claras, definidas y con colores fieles a la realidad. Bajo ella se sitúa un botón de inicio con lector de huellas dactilares incorporado, que funciona de forma rápida con el terminal bloqueado y con solo posar el dedo encima, sin necesidad de pulsar. Además, está disponible en cuatro colores (Oro Rosa, Plata, Gris Oscuro y Oro Champán) en acabado metálico. 

En el horno

El uso del ZTE Blade V8 deja muy buen sabor de boca. No es el más potente, el que tiene mejor pantalla o mayor autonomía, pero el equilibrio entre sus características y las posibilidades de su cámara lo convierten en un serio candidato a tener en cuenta cuando se busca un modelo entre 200 y 300 euros. Estará a la venta durante la segunda quincena de marzo.