Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft quiere comerse a Slack

El gigante lanza Teams para promover el trabajo en grupo dentro de las empresas

Ejemplo de videollamada en grupo en Teams de Microsoft.

La oficina es el espacio natural de Microsoft. Y desde la llegada de Satya Nadella al mando de la empresa esta tendencia se ha acentuado todavía más. Mantienen productos de consumo pero la apuesta por la nube del directivo redobla sus esfuerzos para mantener el poder que atesoran con Office.

Teams, que significa equipos en español, es su nueva herramienta para atenuar el despegue de Slack, nacida hace solo cuatro años, pero que ya cuenta con 800 empleados, más de cinco millones de perfiles activos y una valoración que supera los 5.000 millones de dólares. Microsoft quiere tomar partido de la gran base de usuarios que ya usan Office para ofrecerles una herramienta similar sin coste adicional. Slack, en cambio, sigue un modelo freemium, como se denomina a aquellos que dan algunas opciones gratis pero que deben pagar para tener una experiencia más completa.

Ejemplo de conversación en Teams.
Ejemplo de conversación en Teams.

Durante la presentación, emitida online, Nadella explicó que está disponible en 181 países y traducido a 19 idiomas. Presumió de que hay empresas que ya lo usan, más de 50.000 lo han probado, entre ellos Deloitte, Expedia, Sage o el fabricante de bicicletas Trek. Pero no destacó la participación de ninguna startup de moda en Silicon Valley, donde la relación con Slack es casi de enamoramiento.

“En una época en la que la información es abundante y la atención y el tiempo humano es escaso aspiramos a ayudar a las personas y a los grupos a ser más productivos, estén donde estén”, subrayó Nadella antes de detallar cómo lo harán.

Teams tiene a su favor una integración de documentos envidiable, ya que cuenta con Word, Excel y PowerPoint

Teams es una combinación de chat con intercambio de archivos y videoconferencia. Microsoft ha conseguido integrar dos servicios que compró Skype y Yammer, que nació poco después de la eclosión de Twitter, y mantiene las oficinas en su mismo edificio en San Francisco.

A su favor tiene esta nueva herramienta que dispone con una integración de documentos envidiable. Lógico si se tiene en cuenta con Word, Excel y PowerPoint son algunas de sus herramientas más conocidas. El trabajo en grupo en un mismo documento, con revisión de versiones en tiempo real resulta sencillo.

Hace solo una semana Google hizo un movimiento similar con el lanzamiento de Chat y Meet durante su conferencia Cloud Next, consagrada a la nube.

Más información