Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huawei P10: El secreto está en la cámara

El móvil más laureado del Mobile World Congress

Hasta hace un año la pugna por la mejor cámara móvil estaba reñida entre el último modelo de Samsung y el último iPhone. Competían en megapíxeles, luminosidad, ráfaga, edición de vídeo, velocidad y almacenamiento. Sony ha mantenido una posición elevada, sin desgastarse en campañas publicitarias, pero con una gran calidad. One Plus marcó un hito por su lente, que aporta gran cantidad de detalle, y una interfaz que enamora a los amantes de la fotografía. Cuando Huawei lanzó el P9 en colaboración con Leica todo cambió. A partir de este experimento conjunto han pasado acaparar premios y elogios tanto de aficionados a la fotografía, como de usuarios más exigentes que ven en el ingenio de combinar las dos cámaras, una tecnología que ofrece resultados muy pintones. Con el P10 han vuelto a sorprender.

Por dentro, va por delante de la competencia. 20 megapíxeles con la combinación de cámaras traseras y 8 en la frontal para selfie llenos de viveza. En vídeo es capaz de grabar en HD a 60 imágenes por segundo 

Durante el último CES desvelaron sus planes, Huawei quiere ser líder en ventas en todo el mundo. Les sobra ambición pero no faltan motivos. Han sabido arropar a este modelo impactante con una gama media con argumentos que llaman la atención del consumidor: buena atención al cliente, precio ajustado, duración de batería notable y diseño duradero. En América Latina, según el país, la firma china se mueve entre el tercer o segundo puesto, con especial crecimiento en Colombia, México y Costa Rica.

Entrando en los datos del P10 sobrasale una pantalla de 5,5 pulgadas, resistente a golpes y rayaduras gracias al cristal de Gorilla. Como sucede en el G6 de LG se ha aprovechado al máximo la superficie para no aumentar el chasis.

Parte trasera con la doble cámara del Huawei P10.
Parte trasera con la doble cámara del Huawei P10.

Por fuera podría pasar por un hermano del último iPhone o una reinterpretación del Pixel de Google. Por dentro, va por delante de la competencia. 20 megapíxeles con la combinación de cámaras traseras y 8 en la frontal para selfie llenos de viveza. En vídeo es capaz de grabar en HD a 60 imágenes por segundo o 4K a 30.

La doble ranura para tarjeta SIM multiplica las posibilidades cuando se viaja, pero también sirve para usar una de las dos bahías de expansión para ampliar la memoria con una tarjeta MicroSD. La memoria interna es de 64 o 128 gigas, más que suficiente pero siempre se agradece la tarjeta externa. La batería además de aguantar un día —si no se abusa de las aplicaciones— tiene carga rápida.

Huawei ha rematado el móvil más laureado en lo que va de año con diseño en colores poco habituales, como el verde. Entre lo mejorable, su interfaz. Una vez que te acostumbras a una versión pura de Android es complicado volver a las rarezas y caprichos de los fabricantes.

El precio, desde luego, no es para todos los públicos. Por encima de 600 euros. Elevado, pero acorde con lo que puede ofrecer el móvil más avanzado de 2017 antes de que Samsung desvele a finales de marzo su nuevo Galaxy o que Apple haga lo propio a finales de verano. Huawei ha sabido adelantarse y marcar el paso en la industria con un móvil de diseño compacto y austero, pantalla bien aprovechada, batería generosa y una cámara llena de posibilidades.

Más información