Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elon Musk crea Neuralink para ‘hackear’ el cuerpo humano

La nueva 'startup' del visionario propone fusionar el cerebro y la inteligencia artificial

Elon Musk, fundador de Tesla.
Elon Musk, fundador de Tesla.

Elon Musk estrena compañía. Si Tesla y SpaceX no eran suficientes, si no ocupaba su tiempo libre pensando en cómo excavar túneles para evitar el tráfico de Los Ángeles, ahora ha creado una nueva empresa, Neuralink, con la que quiere integrar la inteligencia artificial con el cerebro humano.

Musk lo presenta como la actualización necesaria para que los humanos no nos quedemos excluidos en el futuro, para que todavía podamos ser útiles. Su empresa combinará los ordenadores con el cerebro humano de modo que se puedan controlar las máquinas cuyo núcleo será la inteligencia artificial así como esquivar enfermedades. Lo primero que viene a la mente al leer algo así es la imagen de un hombre híbrido. Musk, a través de Twitter, lo define de manera muy similar: “En cuatro o cinco años los humanos seremos ciborgs”.

El registro de Neuralink se realizó en junio, como empresa de investigación médica, justo en ese momento, durante la conferencia Code Conference, Musk habló de cómo en un futuro próximo tendríamos algo parecido a una médula electrónica que ayudase a procesar.

A mediados de febrero, en una conferencia en Dubai, dio una pista en esta misma línea: “Con el tiempo creo que veremos una convergencia entre la inteligencia biológica y la digital. Tiene sentido porque aporta más ancho de banda y velocidad de conexión entre el cerebro humanos y la versión digital del mismo”. Musk pone al mismo nivel el cuerpo humano que un ordenador, al menos en términos de proceso y análisis. Su intención es potenciar una capa de inteligencia artificial en cada humano para que se puedan actualización mediante software, como sucede con los programas informáticos.

Este plan, que podría sonar a un argumento de película de ciencia ficción, ya está en marcha. Según The Wall Street Journal, Musk ya ha comenzado a contratar ingenieros y científicos expertos en la materia. Facebook también está reclutando perfiles similares. Entre los primeros fichajes de Musk para Neuralink destacan Max Hodak, a la vez fundador de Transcriptic, una startup de robótica, la ingeniera Vanessa Tolosa, y los profesores Philip Sabes y Timothy Gardner.

Musk ha recurrido a la conocida Paypal mafia para conseguir fondos. Se trata del grupo fundacional de la firma de pagos online de la que también forman parte el polémico Peter Thiel, Reid Hoffman o el fundador de YouTube Chad Hurley.

Antes de comenzar las pruebas Musk necesita demostrar que su tecnología es segura para conseguir la aprobación del gobierno. A partir de entonces comenzarán los experimentos para mejorar las capacidades cognitivas del ser humano.

Musk apuesta por la neurociencia como salvación de la humanidad. Lo que no queda claro es si será antes o después de la prometida colonización de Marte. Se espera que presente públicamente la nueva empresa antes del verano.

Más información