Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apple Watch se queda sin las ‘apps’ de eBay, Amazon y Google Maps

Varias firmas dejan de dar soporte al reloj inteligente y eliminan sus aplicaciones para este dipositivo

Apple Watch 2
El Apple Watch Series 2. AP

El Apple Watch empieza a quedarse sin soporte. Varios gigantes de Internet, como eBay, Google o Amazon, han dejado de producir o actualizar, sin aviso ni explicación, las aplicaciones específicas para este reloj inteligente. La retirada de estas apps llega en pleno desplome de las ventas de smartwatch: el último dato conocido es el del tercer trimestre del año pasado, cuando se vendieron 3,6 millones de relojes inteligentes, menos de la mitad que en el mismo periodo del año anterior. Y la mayor parte del desplome la está sufriendo este wearable de Apple.

El último abandono ha sido el de Google Maps, que ha descartado la actualización nativa en iOS compatible con Apple Watch, como explica appleinsider.com, que subraya que la firma no ha explicado el motivo de la retirada ni si volverá a dar soporte a este dispositivo. "La hemos eliminado pero esperamos darle en el futuro soporte otra vez", ha declarado la compañía sin más.

eBay y Amazon también han dejado fuera de sus actualizaciones la app nativa para este reloj (la cifra de ventas a través de este dispositivo no ha sido facilitada), al igual que la minorista Target (aunque todavía la ofrece en Cartwheel). 

El hecho de que haya pasado desapercibido el que las aplicaciones habían decaído desde abril es interpretado por los expertos como la mejor señal de que no son muy utilizadas a través del citado reloj inteligente.  "Los relojes inteligentes no tienen un uso claro y tienden a ofrecer funciones muy similares a las de un smartphone, pese a que su precio no lo refleje", decía recientemente Jitesh Ubrani, analista especializado en el mercado de wearablesen IDC. 

Kate Rotondo es desarrolladora de contenido para iOS en Udacity, un gran almacén de clases online. En su opinión, lo que define una buena aplicación para el Apple Watch es la utilidad: “Es la que te da lo que necesitas y quita lo superfluo. Es la que te permite pagar sin sacar la cartera, te avisa de que la próxima salida de la autopista está ahí mismo con un leve toque, o te pone el nombre y matrícula de tu conductor cuando está llegando. Es la que te dice que dejes de andar y comiences a correr en el momento adecuado de tu ejercicio. No aparece todo, como en el iPhone, pero te da el corazón de la información de un vistazo. Después, te deja volver a dónde estabas”.

Rotondo es experta en aplicaciones infantiles y para niños con dificultades de aprendizaje, la usabilidad le obsesiones. Sugiere algunas mejoras: “Si tuviera cámara, podría entrar en el juego de los selfie de Snapchat e Instagram. Mientras que recibir información es fácil, crear un texto es muy complicado. Si se añadiesen más funciones de Siri, para que recibiera más comandos de voz tendría más usos. Pero hablar a la muñeca sigue siendo un acto demasiado extraño”.

Blake Barret es CTO, uno de los cargos más relevantes en las startups, el máximo responsable técnico en Pitchly.org. En su opinión todavía no hay motivos suficientes como para llevar siempre un reloj inteligente en la muñeca. “Disfruté usando un medidor de ejercicio. Me pareció bien contestar los mensajes mientras iba andando, pero nunca sentí que lo necesitase. Todavía no han hecho que tenga sentido llevar un aparato más. Muchas de las funciones que proporciona ya las tengo en el teléfono”.

Barret, además es profesor de programación, especializado en Swift, el lenguaje de las aplicaciones de Apple. En su opinión, el reloj de la manzana todavía no ha dado motivos para hacerse encesario en el día a día: "No creo que Apple dé todavía motivos de peso para usar el reloj. Los smartphones son la respuesta a tener que llevar demasiados aparatos encima: iPod, cuaderno, cámara, el móvil, la agenda, y además con internet. Se hizo muy cómodo llevarlo siempre. Fue un paso natural. Tras el éxito de los smartphones, las tabletas eran más de lo mismo pero para usarlo en casa, no pretendían ser tan portátiles. Tenían la ambición de servir para ver películas, incluso para trabajar".

WhatsApp, por ejemplo, su funcionalidad, la sensación de ahorro frente al coste por SMS, sirivió para que el smartphone, también con precios cada vez más asequibles, llegase a todas las capas de la sociedad en el mundo desarrollado, ¿sucederá esto con el Apple Watch? En su opinión, les falta hacer que llevarlo consigo sea una necesidad, que marque una diferencia: "Apple busca crear la siguiente gran cosa con la integración del reloj y el teléfono, pero esta vez, 'la gran cosa' parece prefabricada. No tengo uno, y no siento que lo necesite".

No obstante, tras el fortísimo desplome anterior, las ventas de wearables han remontado al comienzo del año debido, en el caso del Apple Watch, a la bajada del precio y a la inclusión de un sistema GPS en el Apple Watch Series 2, siempre según IDC. La compañía de Cupertino no ha ofrecido datos. A comienzos de junio Apple celebrará su conferencia de desarrolladores, se espera que entonces

Las compañías telefónicas, además, vendieron un total de 347,4 millones de smartphones a nivel mundial en el primer trimestre de 2017, lo que supone un 4,3% más que los 332,9 millones de teléfonos inteligentes que se vendieron en los tres primeros meses de 2016, según los datos publicados este viernes por IDC.

Más información