Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un 'hacker' rompe el monopolio de la tienda de Apple sobre el iPod

DVD Jon, como se conoce al autor de este 'software', se hizo famoso a los 15 años de edad por facilitar la copia de discos de video

Un hacker, que cuando era sólo un adolescente rompió la protección contra copias de los DVD, ha encontrado la manera de desbloquear el código que impide a los propietarios de iPods reproducir canciones que hayan descargado desde cualquier tienda 'on line' de música que no sea la del fabricante de este reproductor, iTunes.

Jon Lech Johansen, que ahora cuenta con 22 años de edad, es un noruego afincado en San Francisco, en los Estados Unidos, y ha roto la tecnología de protección contra copias de Apple, conocida como FairPlay (en castellano, "juego limpio"). Así lo asegura al menos Monique Farantzos, directora de la compañía DoubleTwist, que planea comercializar el código que permite craquear la protección.

Una gran ayuda para los rivales de iTunes

"Lo que ha hecho (Jon) es básicamente aplicar ingeniería inversa sobre FairPlay", afirma Farantzos, que añade que "esto permitirá a otras compañías ofrecer contenidos para el iPod".

Hasta ahora, Apple había conseguido que solo funcionasen en los iPod (y en otros productos fabricados por ella) aquellos contenidos que hubiesen sido comprados en la tienda oficial. Cualquier canción descargada de otros sitios 'web' simplemente no podia escucharse, aunque se hubiese pagado por ella.

La tecnología de Johansen podría ayudar a los riavles de Apple en la lucha por arrebatarle el dominido en el mercado de la descarga legal y bajo pago de música. Apple ha declinado hasta el momento hacer comentarios.

Johansen, también conocido como DVD Jon, consiguió fama mundial hace siete años, cuando creó y distribuyó un programa escrito por él que permitía descifrar el encriptado que protegía los DVDs contra copias. De esta manera, los videos podían ser copiados hasta el infinito, y permitía así que se pudiesen ver en cualquier reproductor, y no sólo en lectores de salón.

Fe de errores

El titular de este artículo ha sido modificado a raíz de lo publicado en el blog de Arturo Posada (http://blogs.periodistadigital.com/arturoposada.php) al que como a todos los lectores agradecemos su colaboración para hacer de ELPAIS.es un producto mejor cada día.