Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Toshiba confirma que abandona el HD DVD por el liderazgo de Sony

La marca nipona renuncia a su formato de alta definición por la imposición del Blu-Ray en los principales mercados

El Blu Ray se convertirá en el formato estándar de la tecnología de última generación para DVDs después de que Toshiba haya anunciado hoy de manera oficial que detiene la producción y el desarrollo de sus productos con sistema HD DVD.

La firma japonesa ha confirmado que comenzará a reducir de manera inmediata la distribución de sus reproductores y grabadoras de HD DVD hacia los canales minoristas con ánimo de paralizar las ventas de este tipo de dispositivos a finales de marzo.

A pesar de su abandono, la firma nipona se ha comprometido a seguir ofreciendo servicios de post-venta a los clientes que ya hayan adquirido materiales relacionados con este tipo de tecnología, pero no aceptará devoluciones.

La prensa internacional adelantó el anuncio durante los últimos días por lo que el comunicado oficial de hoy ha sido la crónica de una muerte anunciada para el negocio de HD DVD de Toshiba y su socia japonesa para este formato, NEC.

Toshiba se ha visto en un callejón sin salida en la llamada guerra de los formatos y ha dejado el camino libre a Sony, Panasonic y Sharp para dominar el DVD de última generación en múltiples mercados: almacenamiento de datos, distribución de películas, juegos de ordenador...

Así, tras varios meses de lucha sin tregua, Atsutoshi Nishida, presidente y director ejecutivo de Toshiba, ha admitido hoy que "la decisión de la retirada es la que más ayudará al desarrollo del mercado" de la nueva generación de DVD.

La decisión no afecta únicamente a las grabadoras y reproductores ya que Toshiba ha confirmado también que abandonará la producción a gran escala del formato HD DVD en aplicaciones tales como los ordenadores personales o los juegos de ordenador.

Sin embargo, en cuanto a la instalación de este tipo de reproductores en los ordenadores personales, Toshiba explicó que continúa evaluando la situación del mercado y que tomará una decisión en base a la demanda.

Apoyo de los estudios de cine

Al apoyo exclusivo al formato Blu ray de los grandes fabricantes nipones de tecnología más importantes se une el de grandes distribuidores como Wal-Mart o Best Buy y el anunciado por cinco de los ocho estudios de cine de Hollywood más importantes, entre los que se encuentra Warner Brothers.

Toshiba trató de mejorar su situación competitiva a golpe de descuentos en sus dispositivos, sin embargo no ha podido aguantar la presión del pulso contra grandes compañías como Sony.

Hoy mismo, tras el anuncio, los principales distribuidores y tiendas por internet que venden dispositivos con la tecnología HD DVD han anunciado una reducción de los precios de los dispositivos de Toshiba con este formato.

Según la web de comparación de precios Kakaku.com en los comercios "on line", el precio más bajo registrado por la grabadora de Toshiba RD-A301 más moderna del mercado, que se lanzó en diciembre, era ayer de 68.500 yenes el lunes por la tarde, alrededor de 10.000 yenes menos que la semana anterior.

Muchos analistas apuntan a que a partir de ahora la compañía dirigirá sus esfuerzos al mercado de las memorias flash NAND, del que Toshiba es el segundo productor mundial, por detrás del surcoreano Samsung.

Antecedente del Betamax

La trifulca entre el HD DVD y el Blu ray se ha convertido en una lucha sin cuartel como la que se libró en los años 80 entre el sistema de reproductores y grabadores BETA, abanderado por Sony, y el de VHS, con defensores como Matsushita (Panasonic). Al menos, Toshiba ha tardado menos de los 10 años que Sony estuvo peleando por su formato de vídeo, con la de dinero y tiempo perdido que ello significó.

Sin embargo, en este caso, puede que no sea tan importante quién gane o pierda. Los formatos de almacenamiento son muchos y al mismo tiempo, son cada vez menos importantes.

Por ejemplo los lápices de memoria cada vez cuentan con un mayor capacidad de almacenamiento y son mucho más fáciles de transportar, mientras que la tecnología de la banda ancha y la fibra óptica permiten la posibilidad de no tener que almacenar nada, simplemente descargarlo de la red cuando se necesite, a gusto del consumidor.

En cualquier caso, tener un solo formato podría también ayudar a acelerar la transición a la nueva tecnología en el mercado del DVD doméstico, valorado en más de 16.500 millones de euros, un salto tecnológico que se había visto frenado con los usuarios indecisos ante dos máquinas que sólo reproducían uno de los dos tipos de disco.

No obsante, Toshiba ha anunciado que por el momento no tiene ningún plan de fabricar o vender aparatos con tecnología Blu-ray tras una decisión, la de abandonar el HD DVD, que no sabe cómo afectará a sus ganancias.

La Xbox 360, una víctima colateral

Una de las víctimas colaterales de la llamada guerra de formatos, Microsoft, ha asegurado que no espera que las ventas de su Xbox 360, que incorpora la tecnología de HD DVD, se vean afectadas por la renuncia de Toshiba a este formato de alta definición frente al Blu-Ray de Sony, cuya videoconsola Playstation es el rival por excelencia de la consola de la compañía de Gates. A pesar de sus diferencias, un ejecutivo de Microsoft afirmó el pasado enero que su empresa estaría abierta a respaldar la tecnología Blu-Ray para su consola Xbox 360 si finalmente se acababa imponiendo, como así ha sido.

Más información