Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Flinkin, una red social española para compartir enlaces

Nació en diciembre ante los rumores de que podía desaparecer Delicious.- Sus responsables niegan que la crearan expresamente como réplica a la ley Sinde

Una pareja de emprendedores barceloneses leyeron en diciembre los rumores de que podía desaparecer Delicious, sitio para albergar y compartir enlaces,y decidieron lanzar una red social especializada en ello, Flinkin. "Luego resultó que Delicious no se cerraba, pero nosotros ya habíamos puesto en marcha del sitio", comenta uno de sus creadores. El hecho de que la ley Sinde avance en las Cortes ha dado una relevancia a Flinkin que no tuvo el día de su nacimiento. "Nosotros no nacimos como alternativa contra la ley Sinde. Nuestro objetivo es que los internautas puedan compartir enlaces, el uso que haga cada uno de esta posibilidad es responsabilidad suya", comenta David Roch, ingeniero de telecomunicaciones que junto a Marc Taulé, especialista en diseño web, tienen la empresa Beweb.

Esta mañana había 915 miembros registrados. "La base es una red social en la que el internauta puede compartir los enlaces que le parecen interesantes, pero a diferencia de las redes más conocidas, como Twitter o Facebook, Flinkin está dedicada exclusivamente a los enlaces". El internauta puede colgar los que cree recomendables y comentar el por qué. Esta información puede clasificarla como privada, para su uso, o como pública, accesible a todos. "Es una opción de blanco o negro. No hay otras posibilidades intermedias". Flinkin tampoco tiene muro ni espacio para subir fotografías. Un miembro de la red puede enviar un mensaje a otros miembro, pero siempre de forma particular. "Él remite el mensaje y nosotros lo hacemos llegar a la cuenta de correo que ha registrado el otro miembro sin que el primero tenga información sobre de qué cuenta se trata".

Poco a poco, los creadores de Flinkin, que por ahora está albergado en los servidores de la compañía, van mejorando las prestaciones. Ya está en catalán, español e inglés y en un mes lanzarán las versiones en portugués e italiano. Se puede trabajar con él desde cualquier navegador pero para Firefox y Chrome se ha creado una extensión que ofrece el acceso directo a la cuenta del internauta en Flinkin. De momento, no hay publicidad ni modelo de negocio. Esperan a ver cómo evoluciona.