Selecciona Edición
Iniciar sesión

Facebook paga 765 millones de euros por la aplicación Instagram

La red social compra el popular servicio de retoque de fotos

Un móvil con la aplicación de Instagram. AFP

La aplicación funciona, es divertida y su uso se popularizó en poco tiempo por todo el mundo, así que era cuestión de tiempo que le surgiera comprador. Ya lo tiene. Facebook, la mayor red social en Internet, compra Instagram por 765 millones de euros (1.000 millones de dólares). La operación tiene lugar cuando la compañía de Mark Zuckerberg ultima el proceso para cotizar en el Nasdaq en un mes.

Instagram es un programa que permite compartir fotografías a través de dispositivos móviles. Zuckerberg asegura que la aplicación funcionará de manera “independiente”, lo que permitirá a la vez que los usuarios sigan compartiendo las instantáneas por su cuenta pero ahora también a través de la red social. “Ahora seremos capaces de trabajar más estrechamente con su equipo”, comentó.

Facebook, como señala el fundador de Facebook, lleva desde su origen centrado en construir un servicio que permita compartir fotos con familiares y amigos que participan en la red. Y en este sentido, repite el mantra dominante en Silicon Valley: el objetivo de esta operación es mejorar la experiencia del usuario. Pero lo que llama la atención es la cantidad que va a abonar.

Lo que Facebook paga por Instagram representa algo más de una cuarta parte de sus ingresos anuales, que en el pasado ejercicio 2011 se elevaron a 3.700 millones, de acuerdo con la información remitida al regulador bursátil en febrero pasado en el marco de la colocación de acciones. La puntocom va a abonar la cantidad en una mezcla de efectivo y de intercambio de acciones.

Facebook incrementó, sin embargo, su facturación en un 88% comparado con 2010. La red social contaba a final del año con casi 850 millones de usuarios activos. En el pasado ya hizo algunas adquisiciones, pero se trató esencialmente de firmas tecnológicas con una valor inferior a los 100 millones. La compra de Instagram espera cerrarla antes de que finalice el trimestre. La semana pasada, Instagram anunció que a través de su aplicación se compartieron 1.000 millones de fotos. Y desde el martes su servicio puede utilizarse también en el ecosistema de dispositivos Android de Google.

Hay otra manera de comparar los números. Según la última valoración de Facebook en el mercado secundario, estaría pagando por Instagram algo menos de un 1% de su capitalización, que ronda los 102.800 millones. También revela la dura batalla que se libra en el ciberespacio. Google, que acaba de lanzar su propia red social, ya cuenta con un servicio muy potente para compartir fotos.

Zuckerberg valora el “talento” del equipo que desarrolló la aplicación y que gestiona esta plataforma móvil que ahora utilizan “millones de personas” en todo el mundo. “El objetivo es propagar la aplicación y la marca aún a más gente”, señala el creador de la red. El efecto fue inmediato en servicios similares como el de Shutterfly, que cayó un 6% en el Nasdaq.

En esencia, Facebook quiere sacar tajada de la experiencia de Instagram para desarrollar servicios similares en la red social y otros productos. En el folleto entregado al regulador, el propio Zuckerberg señalaba que uno de los riesgos para el futuro inversor es que la compañía se quede estancada y no progrese. La vía de la adquisición es otra forma de seguir innovando.

Como señala el fundador de Facebook, esta operación supone un importante paso en la corta historia de la compañía. Primero, por el momento, en pleno proceso de salida a Bolsa. Segundo, porque nunca antes compró a una compañía con tantos usuarios. “No tenemos planeado hacer algo igual”, remachó Zuckerberg, en una afirmación que dejó incrédulos a más de uno en el parqué.