Tecnología
Ciberpaís

Vine, el servicio de vídeo de Twitter

La aplicación se estrena en el iPhone con retoques al estilo de Instagram.

La receta del steak tartare una y otra vez, sin fin. Solo seis segundos que se repiten hasta la saciedad. Así ha se ha estrenado Vine, un servicio de vídeo independiente de Twitter, pero de su propiedad. Aunque con una esencia muy parecida: comunicación breve y en directo, solo cambian los textos por imágenes.

Dom Hofmann, cofundador y máximo responsable de esta empresa comprada por Twitter en octubre de 2012 enseñó un ejemplo este miércoles. Después Dick Costolo, consejero delegado de Twitter, lo retuiteó generando gran expectación.

La primera característica de Vine, salta a la vista, es la repetición. Los vídeos son cortos y en bucle. Vine comparte rápido y directo, por lo que encaja perfectamente con Twitter, su hermano mayor.

Vine nace para paliar una carencia, el almacenamiento de contenido en Twitter. Así ya tiene su propio lugar para guardar contenido multimedia. Si hace solo un mes la red social del pájaro azul rompió relaciones con Instagram y optó por proponer sus propios filtros, ahora incrusta vídeos con un toque muy parecido al de Viddy, otra aplicación que inicialmente solo estaba para el móvil de Apple y que ya ha llegado a Android. Este sería el siguiente paso lógico de Vine. Al igual que hizo Instagram para convertirse en un fenómeno verdaderamente masivo.

El proceso de alta es sencillo, se conecta con la cuenta de Twitter. Después solo hay que pulsar y grabar minisecuencias de dos segundos. Solo graba cuando se deja el dedo sobre la pantalla; antes de emitir, lo une.

Hoffman explica su esencia en el blog de la empresa: "Esto va de abreviar, de captar lo básico de algo más extenso. Cada vine es una pequeña ventana al mundo". Su cercanía con Twitter es su mejor aval: "Tenemos valores y metas similares. Como ellos, queremos hacer que sea fácil descubrir qué está pasando. Solo que cambiando los 140 caracteres por seis segundos". 

Las primeras horas de vida están resultando algo tortuosas, al menos para los acostumbrados a publicar su vida en tiempo real.  Aunque es de la factoría Twitter, los vines se pueden compartir al mismo tiempo en Facebook y, como no, en Twitter.. Si se añade la localización, el lugar se toma de FourSquare. Más social imposible. Aunque el envío a terceros no es apto para los impacientes, tarda algunos minutos y no salen todos los mensajes. Cosas del estreno...

Hace solo un día Twitter anunciaba mejoras en la forma de incrustar los tuits en páginas web, blogs o servicios de terceros. Bastante lógico ahora que los tuits cargan directamente los vídeos. Hasta ahora lo habitual era crear un vídeo y subirlo a YouTube o Vimeo, dos sistemas de fiabilidad contrastada pero algo lentos. Si se trata de algo corto, la propia aplicación oficial permite escoger entre yFrog, TwitVid, Mobypicture o VodPod pero no terminan de dar suficiente calidad y con demasiada frecuencia tienen dificultades para poner el contenido en la Red. Lo lógico sería que dentro de poco Twitter metiese directamente los vídeos desde su aplicación en Vine sin necesidad de pasos intermedios.

Vine ya se puede descargar, es gratis, pero solo funciona en iPhone. El estreno es optimista, tanto que ofrecen empleo. En esta ocasión, las oficinas están en Nueva York y no en San Francisco, como Twitter.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Adiós, bancos, adiós

El bitcoin, el 'crowdfunding' y los sistemas de pagos 'online' erosionan el monopolio de la banca

Jon Matonis: “El bitcoin sobrevivirá”

Mt. Gox es "un incidente aislado", según el director de la Fundación Bitcoin

Facebook compra WhatsApp por más de 13.800 millones

La red social sigue adquiriendo servicios con un perfil más juvenil

Newell cambia la industria del juego con Steam

Rompe con la distribución física y con el precio único

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana