Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Google quiere conquistar el sofá con el Nexus Player

Se trata de un nuevo aparato para el ocio digital

Google presenta también el sistema operativo Android Lollipop

Android Lollipop, piruleta en español, la última versión del sistema operativo de Google.

Cada nueva versión, una golosina. Google mantiene su costumbre de nombrar las actualizaciones importantes de Android con un dulce. Hubo pepitos (Eclair), donuts, yogurt helado (Froyo), incluso un Kit Kat, sin miedo a citar una marca comercial. La nueva versión de Android será una piruleta, Lollipop. Siguiendo el tono desenfadado, Google ha aprovechado el lanzamiento del nuevo sistema operativo para presentar Player, su aparato para conectarse al televisor.

El gigante de las búsquedas entra de lleno en un terreno tradicionalmente reservado a dos empresas -Sony con la saga PlayStation y Microsoft con sus Xbox- aunque cada vez con una competencia más dispersa y centrada en los juegos casuales y con la capacidad de potencia en los servidores en lugar de en el procesador central. Así es como lo enfoca Google, pero también Amazon en su Fire TV. La propuesta es muy similar: conquistar el sofá con acceso a series, aplicaciones y también videojuegos. El aparato circular funciona tanto con un mando a distancia con control de voz como con uno de los tradicionales de videojuegos, con cruceta, botones de disparo y agarrador con la agresividad que demandan los gamers.

A comienzos de semana Google hizo una inversión de 500 millones de dólares en Magic Leap, dedicada a la realidad aumentada, una forma de conjugar el mundo analógico con el digital mediante proyecciones mezcladas en pantalla. Facebook, sin un aparato propio pero con multitud de juegos sociales en su plataforma, compró Oculus VR, una empresa especialiada a la realidad virtual, cuyas gafas Oculus Rift han despertado gran interés en la industria del ocio.

Android Player saldrá a la venta el 17 de octubre, pero no se ha desvelado su precio. Nexus 6 y Nexus 9 son un móvil y tableta respectivamente. El primero es, prácticamente, una versión sin software del fabricante, del Moto X actualizado este verano por Motorola. Nexus 9 es una tableta fabricada por HTC. Asus es la encargada de fabricar Player y completar la nueva hornada de Nexus.

En el caso del móvil no hay grandes sorpresas con respecto al original: pantalla de seis pulgadas, cámara de 13 megapíxeles con óptica luminosa, procesador de última generación de Qualcomm y batería de larga duración. La tableta llega a las 9 pulgadas, como el iPad de mayor tamaño, y pretende paliar uno de los grandes defectos de estos aparatos, que sirven para el consumo de contenidos, pero no tanto para crear y trabajar. De hecho, cuenta con un teclado que se encaja en su estructura y sirve como funda, para aprovechar la potencia del procesador de 64 núcleos con que funciona. La tableta saldrá también el 17 de octubre. No así el móvil, que se deja la fecha abierta con un “a finales de octubre”.

La tableta Nexus 9 con teclado.

No es casualidad que Lollipop llegue con esta variedad de hardware. La intención es acentuar las versatilidad del sistema operativo. Para empezar, porque se muestra la misma interfaz en todas las pantallas, para continuar porque responde tanto por voz como al tocar.

Entre los cambios se encuentra un guiño a las críticas de Apple, cuyos aparatos tienen controles limitados. Se pueden crear varios perfiles de uso, pero también recibir notificaciones solo de algunas personas o limitarlas durante reuniones de trabajo o cenas. Los avisos se pueden consultar desde la pantalla sin necesidad de desbloquearla.

Dos aspectos prácticos e importantes son la inclusión de opciones de seguridad para el borrado y aviso en caso de robo, así como un programa que minimiza el gasto de batería cuando está próxima a su fin. Algo así como una reserva de emergencia que dura hasta 90 minutos, un margen razonable para dar con un enchufe.

Google ha presentado, solo a través de Internet, la novedades, justo un día antes de que Apple desvele en su sede de Cupertino, a pocos kilómetros de Mountain View, los nuevos modelos de iPad.

Más información