Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

‘Sé ‘responsive’

La trascendencia del anuncio de Google se debe a que marca la agenda digital global

El anuncio de que Google penalizará desde hoy aquellas páginas web que no sean responsive —es decir, que no estén adaptadas al móvil— no ha cogido a nadie por sorpresa. Sin embargo, por sus importantes consecuencias, ha trastocado el mundo online, si bien es una realidad conocida y asumida por casi todos que el móvil se está convirtiendo en la principal fuente de acceso a Internet para una gran mayoría de usuarios.

La trascendencia del anuncio, cuya aplicación no sería tan drástica como parecía en un principio, se debe a su capacidad de marcar la agenda digital global. De nuevo, se diría que el destino y la evolución de Internet se deciden en los despachos de Silicon Valley de forma unilateral. Junto con Apple y Facebook, Google posee hoy por hoy la mayor capacidad de señalar la senda por la que evoluciona Internet, con las consecuencias que ello conlleva. Aunque este cambio presenta muchas diferencias, el anuncio de Google nos retrotrae a abril de 2010, cuando Apple decidió que no iba a permitir el uso de Flash en el iPhone y el iPad.

El diseño 'responsive' disminuye el número de posiciones publicitarias y, por tanto, de ingresos

Amparados en su éxito indiscutible entre los usuarios y en su potencial de innovación, estas empresas imponen el ritmo al que hay que adaptarse. Resulta evidente que la evolución lógica de Internet obliga a desarrollar diseños adaptados al móvil y que antes del anuncio de Google este proceso ya estaba en curso, pero la decisión del buscador acelera y trastoca las estrategias de muchas empresas y modelos de negocio, sobre todo de los que han nacido y se han desarrollado pensados para el PC.

La decisión del buscador acelera y trastoca las estrategias de muchas empresas y modelos de negocio, sobre todo de los pensados para el PC

Es el caso de los medios de comunicación, uno de los sectores que más se puede ver afectado a partir de hoy. El debate sobre la necesidad de optimizar sus sitios web para el móvil se lleva produciendo desde hace tiempo. De hecho, ya se ha abordado en muchos medios de referencia, como The Guardian, Bloomberg Business o la BBC. El hecho de que este cambio no se haya acometido de forma generalizada no se debe a la incapacidad o desinterés de los medios, sino principalmente a un problema de negocio. El diseño responsive disminuye el número de posiciones publicitarias y, por tanto, de ingresos. Según estimaciones oficiosas de los medios, se prevén caídas de entre un 10% y un 15% por las pérdidas al migrar a responsive.

Gran parte de las apuestas estratégicas que acometieron los medios para transformarse en digital first ya no sirven en un ecosistema mobile first. El anuncio de Google acelerará un proceso inevitable que, a la larga seguro, que será beneficioso para usuarios, anunciantes y soportes. La apuesta por la publicidad nativa y su auge constituye un buen ejemplo.

Sin embargo, la decisión pone aún más presión sobre un sector ya muy castigado por la trasformación digital. Con independencia de los errores propios, la evolución tecnológica impacta en los medios de forma más virulenta que en el resto de sectores. La trasformación hacia el mobile first tendrá también consecuencias en las organizaciones, principalmente en cuanto a la integración y desarrollo de equipos propios especializados en el desarrollo y negocio en movilidad.

Google y las grandes tecnológicas están imponiendo un nuevo modelo de "obsolescencia creativa" y se han convertido en reguladores de facto

Hasta la fecha, este proceso se venía realizando mayoritariamente fuera de las organizaciones, a través de proveedores externos. En este sentido, es de esperar que se produzca un cambio significativo, ya sea a través de contrataciones de equipos propios o de adquisiciones. La compra de Buzzfeed de la start-up GoPop —con su aplicación para convertir en animaciones fotografías del usuario— es un primer síntoma de este cambio.

Las grandes tecnológicas, con su posición dominante de mercado, están imponiendo un nuevo modelo de "obsolescencia creativa" y se han convertido en reguladores de facto. Se trata de una cuestión sin duda controvertida. Y como usuarios requiere de una reflexión que va más allá de valorar esta última decisión de Google como positiva o negativa en términos generales.

Pepe Cerezo y Julio Cerezo son directores de Evoca

Más información