Los seis motivos de Steve Jobs para rechazar Flash

El máximo responsable critica de nuevo a Adobe y defiende los estándares abiertos como HTML5

Furibunda carta de Steve Jobs contra Adobe. El jefe de Apple ha publicado hoy una serie de reflexiones (en inglés) donde desgrana los seis motivos por los que su compañía rechaza que Flash funcione en sus aparatos (iPhone, iPod e iPad). Flash es de la "era del PC no de los móviles", dice Jobs. Flash es "de la época del ratón, no de las pantallas táctiles". Flash "no es abierto, como HTML, CSS y Javascript". Flash, sostiene Jobs, tampoco "es seguro ni estable. Sabemos que es el principal responsable de los errores de los ordenadores Mac". Flash también "gasta más batería. En un iPhone, por ejemplo, los vídeos que se descodifican en H.264 funcionan durante 10 horas, pero si se descodifica con software, dura cinco horas". Flash es multiplataforma "y Apple no puede depender de una tercera compañía a la hora de decidir cuándo entrega herramientas a los desarrolladores". Por último Jobs sugiere a Adobe que se centre más en crear buenas herramientas basadas en HTML5 y se deje de criticar a Apple "por haber dejado atrás el pasado".

El máximo responsable de Apple defiende claramente los estándares abiertos de Internet. Es el primer motivo para rechazar Flash. "Apple tiene muchos productos propietarios. Aunque el sistema operativo para iPhone es propietario, creemos firmemente que todos los estándares de la web deben ser abiertos. Apple apuesta por HTML, CSS y Javascript", en lugar de Flash. En particular apuesta claramente por HTML5 porque "permite a los desarrolladores crear gráficos avanzados y animaciones, entre otros, sin necesidad de complementos (codec) de un tercero, como Flash".

Acceso completo a los contenidos

Una semana después de que Adobe abandonara la batalla por las aplicaciones del iPhone, su creador critica que Adobe falte a la verdad cuando niega que con los aparatos de Apple se acceda a toda la web. "Adobe ha repetido reiteradamente que desde los aparatos móviles de Apple no se puede acceder a todos los contenidos de Internet, principalmente porque el 75% del vídeo en la web está en Flash. Lo que ellos no dicen es que casi todos los vídeos están disponibles también gracias a H.264, que si se visualiza en nuestros aparatos". O que YouTube, "con el 40% del tráfico de vídeo de Internet, brilla en los móviles de Apple. Añada a esto Vimeo, Netflix, Facebook, ABC, CBS, CNN, MSNBC, Fox News, ESPN, NPR, Time, The New York Times, The Wall Street Journal, Sports Illustrated, People, National Geographic y muchos, muchos otros. Los usuarios de iPhone, iPod e iPad no se pierden demasiados vídeos".

Otra queja de Adobe es que Apple no soporta los juegos Flash. Escribe Jobs: "Afortunadamente hay 50.000 juegos en la tienda Apple, muchos de ellos gratuitos. Hay más juegos disponibles para los aparatos de Apple que cualquier otra plataforma en el mundo". En definitiva Jobs defiende que los consumidores sí pueden acceder a "todos los contenidos (full web, en inglés) de Internet".

El tercer motivo va ligado a la seguridad y rendimiento de Flash. "Symantec advirtió recientemente que Flash tuvo uno de los peores registros de incidencias de seguridad en 2009. También sabemos por experiencia que es la primera causa de los fallos en los Mac. Hemos trabajado con Adobe para arreglar esos problemas, pero persisten. Y no queremos reducir la seguridad de nuestros aparatos". Además, dice Jobs, "Flash no trabaja bien en los móviles. Le hemos pedido que nos mostrara funcionando bien en uno; en cualquiera. No lo hemos visto. Adobe ha ido retrasando sucesivamente la versión Flash para iPhone desde enero de 2009 hasta hoy. ¿Quién sabe cuándo saldrá?".

Era de la movilidad

Vida de la batería (cuarto motivo). En la era de la movilidad, que se caracteriza por aparatos de "bajo consumo, pantallas táctiles y estándares abiertos" Jobs aclara que decodificar los vídeos con software (como Flash) supone "gastar mucha más batería del móvil, que si se hace con hardware". La diferencia es abismal, sostiene: "En un iPhone, por ejemplo, vídeos descodificados en H.264 funcionan durante 10 horas, pero si se descodifica con software, dura cinco horas".

Lo que Jobs no dice en su carta es que está por resolver la batalla de los códecs, programas que descodifican los datos a vídeo. Google y Apple apuestan por el propietario H.264. Mozilla y Opera por Ogg Theora, basado en software libre con el apoyo del W3C. Y hay una tercera opción: Google anunció recientemente que liberará el código de otro codec, VP8. Una batalla que podría retrasar la adopción de HTML5.

Táctil (Quinto motivo). Según el responsable de Apple, Flash está diseñado para ordenadores que se manejan con ratones, pero no para pantallas táctiles. "muchas webs necesitan el ratón para que se activen los menús, los anuncios...", algo que no es necesario en el interfaz multitáctil de Apple. "Por mucho que sus aparatos terminaran adaptándose a Flash", opina Jobs, nadie podrá evitar que "la mayoría de webs creadas con la aplicación de Adobe se tengan que reescribir para adaptarse a las nuevas pantallas. Si tienen que reescribirse ¿Por qué no utilizar tecnologías modernas como HTML5, CSS y Javascript?", plantea.

Jobs también reconoce (sexto motivo) que no quiere estar a merced de una tercera parte [Adobe] "para poner nuestras herramientas, librerías y kit de desarrollo a disposición de los creadores". Más aún si esta tercera parte "apoya un sistema multiplataforma". La estrategía de Adobe pasa por Flash y AIR , un entorno multiplataforma para crear aplicaciones en Internet, como explicó a Ciberp@ís el consejero delegado de la compañía, Shantanu Narayen.

En sus conclusiones Jobs recalca que Flash fue una creación "de la era PC; un buen negocio para Adobe, que comprende que quiera mantener. Pero que en el futuro "los nuevos estándares abiertos triunfarán. Quizás Adobe debería centrarse más en crear buenas herramientas HTML 5 y menos en criticar a Apple por haber dejado atrás el pasado".