Selecciona Edición
Iniciar sesión

Beats 1, la radio mundial de Apple

El estreno simultáneo en 100 países quiere crear la mayor audiencia global de radio

Cuando Apple compró Beats, los auriculares preferidos por deportistas y famosos, no tenía demasiado interés en el aparato en sí, sino en lo que desprendía la marca, en lo que significaba para los entusiastas de la música, así como en su incipiente comunidad de seguidores online a través de un servicio por suscripción para escuchar una selección modesta de piezas. Una año después, escondida dentro de la actualización del sistema operativo, Apple ha estrenado su aplicación de música Beats 1, un sistema de radio online que llega de una sola vez a los 100 países donde comercializa sus aparatos la firma de la manzana. También se puede sintonizar, es un decir, a través de la web.

Hace menos de un mes Tim Cook lo anunció: "Apple Music es el próximo capítulo de la música". Aunque arranca con tres meses de prueba gratis, costará 9,99 dólares al mes en Estados Unidos, el mismo precio que Spotify. La suscripción en el resto de países llegará en otoño. Los usuarios de Android tendrán que esperar también hasta entonces para poder usar el servicio. Algo rompedor para Apple, que no había hecho nada similar hasta ahora, pero que evidencia la magnitud de la apuesta.

Apple no quiere caer en la tentación de hablar desde el púlpito o generar una audiencia pasiva, sino convertirse en intermediario entre artistas y fans. Los cantantes podrán compartir fotos y vídeo exclusivos con ellos. También hacer encuentros digitales. Una apuesta clara por la comunidad que se puede encontrar bajo la pestaña “connect”. Al estilo de Facebook, los fans van a poder comentar, decir qué les gusta o conversar.

Otro factor clave para la fidelización es la la elección de presentadores. DJs de Los Ángeles, Londres y Nueva York harán la selección de canciones. Apple seguirá vendiendo canciones a través de iTunes, donde permanecerá la discoteca personal de cada usuario.

Se han cuidado detalles como el acceso cuando se carece de conexión a Internet. Apple almacenará parte de las canciones en la memoria local para que no pare la función si se entra en un lugar sin cobertura.

La diferencia con respecto a Spotify, su máximo competidor, tiene que ver más con el gusto personal por su estética y comodidad que con el precio. Será el mismo, aunque Apple da tres meses gratis en lugar de uno y sí puede presumir de contar con The Beatles o Taylor Swift. La profundidad del catálogo es de 30 millones de canciones en ambos casos.

La gran fortaleza de Apple se irá descubriendo con el uso. La inclusión de patrones de inteligencia artificial van a aprender qué es lo que le gusta a cada usuario y ofrecerá sugerencias basándose en ello. Tras elegir artistas y estilos, en la pestaña “Para ti” aparecerá lo que Apple considera que encaja contigo. Estas listas no serán solo cosa de máquinas, sino que se apoyarán en editores contratados al efecto.

Más información