Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El traductor de Google suma 13 nuevos idiomas y 120 millones de hablantes

El buscador incorpora lenguas tan minoritarias como el hawaiano, con apenas 1.000 hablantes, y tan extendidas como el sindhi, hablada por 54 millones en Pakistán e India

Google ha añadido 13 nuevas lenguas a su servicio de traducción Google Translate. EFE / EL PAÍS VÍDEO

Al hawaiano solo le quedan unos 1.000 hablantes nativos, pero en sus estertores como lengua ha dejado al mundo una palabra muy tecnológica: wiki, que significa rápido. El traductor de Google acaba de sumarla a su largo listado de idiomas disponibles. La pequeña lengua oceánica se incluye desde ahora entre las 103 en las que puede desenvolverse el traductor automático del mayor buscador del mundo. Sus escasos hablantes se diluyen entre los 120 millones más que, según la compañía, podrán disfrutar desde ahora de su servicio de traducción.

En el otro extremo en número de hablantes, Google ha sumado una lengua con una población hablante superior a los 54 millones de personas, como el idioma sindhi de Pakistán e India, o el kurdo, hablado entre 16 y 34 millones de personas, según quién realice el censo. En esta nueva ampliación, Google ha incorporado también al segundo idioma semítico más hablado del mundo, tras el árabe: el amhárico, una lengua que, con 21 millones de hablantes, es oficial de Etiopía y cuenta con un alfabeto propio.

También ha sumado al corso, un idioma no regulado, que hablan de 100.000 a 400.000 personas en la isla francesa de Córcega y la italiana de Cerdeña. Minoritario (aunque con estatus oficial) es el frisón, una lengua germánica hablada entre 360.000 y 750.000 en Países Bajos, pero con alguna isla lingüística en el noroeste de Alemania y el sur de Dinamarca). Google ha sumado también la lengua oficial de Luxemburgo: el luxemburgués es un idioma germánico que apenas hablan 300.000 hablantes del pequeño país europeo y sus aledaños. También ha puesto las miras en otra lengua minoritaria de Europa para su ampliación: el gaélico escocés se extingue en la boca de apenas 58.000 personas de Alba, el nombre gaélico de Escocia, pero a partir de ahora deberá en parte su supervivencia a Google.

De todos los idiomas incorporados, el hawaiano es el de menor implantación. Se trata de una lengua en extinción que hablan menos de 1.000 personas, pero a la que se deben palabras internacionales como wiki. Más hablantes tiene otra lengua de Oceanía, el samoano. Lo hablan en el archipiélago polinesio unas 370.000 personas.

Otros de los idiomas añadidos al traductor son el kirguís (con más de cinco millones de hablantes en varias repúblicas exsoviéticas y China), el shona (una lengua de África oriental que hablan siete millones, rica en tonos y en lo que los lingüistas definen "sonidos silbados"), el pastún, que en Pakistán y Afganistán hablan más de 40 millones de personas, y el xhosa, la lengua materna de Nelson Mandela, con casi ocho millones de hablantes en Sudáfrica y un peculiar sistema fonético de clics articulados con la garganta.

Junto al traductor, el asistente de voz de Google, capaz de reconocer dos millones de vocablos solo en español y que ya domina 34 idiomas, procesa cada día el equivalente a 30 años de audio. Está en proyecto la incorporación de un total de 300 idiomas a medio o largo plazo.

Más información