Instagram mostrará las fotos por relevancia

La red social acaba con el orden cronológico y se parecerá más a su dueño, Facebook

Instagram cuenta con más de 400 millones de perfiles activos.

Publicar en Instagram con éxito tiene detrás una serie de cálculos. Los usuarios más avanzados sabían que en España las horas pico, las que hacían cosechar más “me gusta”, son las 8:30 y las 9 de la mañana es un seguro de visibilidad. Lo mismo sucede cuando cae la tarde. Para las marcas era una cuestión capital, conseguir mostrar sus productos a una audiencia más amplia sin tener que pagar por ello. Para el resto, una cuestión de ego.

Estas técnicas tienen los días contados. Instagram, la red social de más crecimiento después de Snapchat, con más de 400 millones de perfiles activos, por encima de Twitter, ha decidido poner punto final al orden cronológico. Desde su nacimiento este ha sido una de las señas de identidad de la red. Su fundador Kevin Systrom ha explicado en una entrevista en The New York Times que van a incluir un algoritmo para mostrar lo más adecuado al gusto de cada cual.

Instagram ha tomado la decisión de manera inesperada, justo antes de impulsar su todavía tímida herramienta publicitaria. La intención es evitar que suceda como con Twitter, que tras nueve años online intentó hacer algo parecido y fue interpretado como una pérdida de identidad. Entonces optó por dejarlo de manera opcional, mostrando solo los mensajes relevantes para cada perfil con lo que sucedió en su ausencia.

El algoritmo mostrará lo más adecuado al gusto de cada cual

Instagram no ha hecho ningún cambio en este aspecto desde su nacimiento en 2010. Entre las últimas mejoras se encuentra la posiblidad de cambiar de cuenta en un mismo móvil de manera sencilla. También han mostrado una fórmula distinta para medir el éxito de sus vídeos, de hasta 15 segundos. En lugar de mostrar la cantidad de “me gusta”, dan prioridad a la cantidad de visionados que ha tenido. Solo si se da sobre la publicación se despliegan los votos positivos.

Instagram pasó a manos de Facebook por 1.000 millones de dólares en 2012. Desde entonces, aunque los trabajadores están en la misma sede, ha mantenido una gestión diferenciada con su creador como líder, aunque muy cercanos a la matriz. Esta decisión hace que se parezca mucho más a Facebook, ordenando a partir de un algoritmo que analice los patrones de comportamiento de los usuarios. Menos democrático si se quiere, pero mucho más adaptado a los modos de consumo más modernos.

El anuncio se ha realizado a través del blog de la empresa con una analogía: “Si tu músico preferido comparte una pieza del último concierto, estará ahí, esperando a que te levantes, no importa en qué zona vivas o cuántas cuentas sigas. Y si tu mejor amigo sube una foto con su cachorro, tampoco de los perderás”.

Según los cálculos que manejan internamente, un usuario, de media, se pierde el 70% del contenido que teóricamente sigue y le interesa

Sabedores de que esta decisión será polémica, termina cubriéndose las espaldas: “Nos vamos a tomar un tiempo para hacerlo bien y escuchar vuestra opiniones durante el proceso. Vais a vivir la experiencia en los próximos meses”.

Según los cálculos que manejan internamente, un usuario, de media, se pierde el 70% del contenido que teóricamente sigue y le interesa. No pretenden que se vea todo, sino que ese 30% que sí se consulta sea satisfactorio y se adecúe a su gusto.

Más información