Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
RECONOCIMIENTO FACIAL

¿Selfis como método de pago en Internet? Amazon quiere patentarlo

La compañía busca que los autorretratos verifiquen el pago de las compras 'online'

Turistas se hacen selfis en la Puerta del Sol de Madrid.

La era de las contraseñas se está quedando atrás. O, al menos, esa es la intención de algunas empresas que, como Amazon, buscan otras formas para verificar la identidad del usuario. La idea que está intentando patentar la compañía estadounidense es que los compradores no tengan que teclear ni acordarse de su santo y seña nunca más, sino que valga con una fotografía. El selfi es la opción que propone la empresa, que también acepta pequeños vídeos. 

Según el sistema ideado por Amazon, al cliente se le pediría que llevara a cabo algún tipo de acción, movimiento o gesto, como sonreír o guiñar un ojo, delante de la cámara frontal para poder verificar su identidad y demostrar que es un "ser humano y no una fotografía". El proceso es sencillo: valdría con elegir el artículo y autentificar la cuenta y el pago con un autorretrato. 

Proceso de verificación de pagos por selfis.

El objetivo de la compañía es hacer más seguras las compras de los usuarios, quienes en muchas ocasiones olvidan sus códigos. "Las contraseñas pueden robarse o ser descubiertas por otras personas que pueden hacerse pasar por el usuario, suplantándolo en una gran variedad de procesos, pero no es fácil falsificar un rostro en 3D capaz de guiñar el ojo o parpadear", explica Amazon en la solicitud de la patente. La empresa, que presentó hace meses la patente —aunque se ha hecho pública esta semana—, no ha indicado cuando estará disponible la tecnología. 

La idea de Amazon no es nueva. MasterCard ya anunció a mediados de 2015 que estaba trabajando con el reconocimiento facial para la realización de pagos y lo ha hecho extensible ya en Estados Unidos y Países Bajos. Windows 10 también permite iniciar una sesión en un ordenador a través de un escaneo facial.

Estos sistemas de identificación facial han mostrado graves vulnerabilidades en el pasado, hasta el punto de que algunos de los más rudimentarios podían ser sorteados simplemente mostrando a la cámara una fotografía de la persona con cuyo perfil se quería acceder al sistema. Con el objetivo de evitar esta clase de maniobras, los nuevos sistemas de las compañías obligarán al usuario a gesticular delante de la cámara.

Más información