REDES SOCIALES

Una cuenta de Snapchat a la que recurrir si sufres violencia doméstica

Un grupo de activistas crea un perfil en esta red social, que elimina los mensajes a los pocos segundos de enviarse para que no puedan ser rastreados

 DOCTORLOVEDOTIN - QUALITY

"Soy su trapo, hace conmigo lo que quiere, soy su juguete". Así pedía auxilio una adolescente de 14 años en una llamada a la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR). Esta organización ya advertía en 2014 del peligro de las nuevas tecnologías: seis de cada 10 adolescentes víctimas de violencia de género sufrieron acoso a través del móvil y las redes sociales. Ahora, tres jóvenes indios han decidido darle la vuelta al problema y explotar las redes sociales, pero esta vez en defensa de la víctima. Rajshekar Patil, Avani Parekh y Nida Sheriff han creado una cuenta de Snapchat, llamada LoveDoctorDotin, que ofrece ayuda y consejos a los adolescentes que sufren violencia doméstica o están en una relación abusiva. Los mensajes enviados a través de Snapchat se eliminan a los 10 segundos de haber sido leídos, lo que evita que puedan ser rastreados y convierte a esta red en la "plataforma perfecta", según los creadores.

Esta red de mensajería es, además, la favorita de los adolescentes. Con una acogida masiva por los menores de 23 años, Snapchat tiene más de 100 millones de usuarios. Por su gran influencia entre la población joven, los fundadores de LoveDoctorDotin creen que puede ser la solución para aquellas víctimas que no se atreven a hablar de otra manera. "Es la manera idónea para llegar a los adolescentes. Es importante estar donde ellos están para ayudarlos y no hablarles como si fueras su padre, sino un amigo", razona Rajshekar Patil.

En 2014, casi 600 mujeres menores de 18 años denunciaron ser víctimas de violencia de género. Una cifra que superaba en un 15,4% los datos de 2013. Este es exactamente al perfil de víctima al que se dirige esta cuenta: usuarios jóvenes cuya principal forma de comunicación son las redes sociales. "Snapchat nos permite guardar extremadamente la privacidad e intimidad de la víctima, lo que les ayuda a soltarse y hablar con nosotros", argumenta Nida Sheriff.

La cuenta lleva solo tres semanas en funcionamiento. Ya recibe peticiones de ayuda diariamente

"¿Estás en una relación violenta? No tengas miedo de decirlo". Ese es el lema con el que esta cuenta pretende llegar a las víctimas. De momento, los vídeos con información sobre el abuso tienen miles de visitas. Sheriff explica la razón: "La información es lo más importante. Con frecuencia, la gente busca primero para saber más y después ya se plantea opciones. Así, lo primero que les enviamos es una guía de ayuda, luego seguimos a su disposición".

A pesar de llevar apenas tres semanas en funcionamiento, esta red de mensajería ya recibe diariamente mensajes pidiendo consejos, recomendaciones para enfrentarse a relaciones abusivas o pidiendo, directamente, ayuda. "Intentamos, especialmente, que sepan que no están solos, que creemos sus historias. Muchos solo quieren hablar con alguien que les escuche, porque no le están contando a sus amigos o a su familia lo que les está pasado. Nosotros les atendemos sin juzgarlos", cuenta Avani Parekh.

Imágenes de los mensajes que esta cuenta difunde en Snapchat.

Los usuarios que se han dirigido a esta cuenta son principalmente adolescentes, desde niños de 12 años, aunque también han registrado peticiones de hombres y mujeres adultos. "Mucha gente mayor nos ha dicho que ojalá hubiera existido cuando ellos eran jóvenes y sufrían abusos", apunta Sheriff. Los mensajes que reciben provienen en su mayoría de la India, pero también de residentes de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o el sur de Asia.

"También nos están llegando muchísimas peticiones de ayuda de hispanohablantes, así que necesitamos que se sumen al proyecto psicólogos que hablen español", cuentan los tres jóvenes, que reconocen que hasta ahora han atendido estas peticiones con el traductor de Google. Así, les gustaría expandir esta idea a escala global, por lo que buscan terapeutas o especialistas interesados (que hablen otros idiomas además de inglés) para trabajar ayudando a jóvenes de todo el mundo.

Los principales usuarios vienen de la India, Estados Unidos o Gran Bretaña. También reciben muchas peticiones de ayuda en español

"Nuestra idea a largo plazo es conseguir que la tecnología nos ayude a cambiar las cosas que no funcionan. Creo que con Snapchat hemos descubierto una herramienta que puede ser muy útil para tratar temas como la depresión, las drogas o el acoso escolar", sostiene Rajshekar Patil. Para Sheriff la principal ventaja de la tecnología es que pone directamente en las manos de la víctima —"en sus teléfonos móviles"— toda la información que necesitan. Sin embargo, Parekh cree que la tecnología puede servir para que los jóvenes comiencen a hablar del tema y busquen ayuda, pero que el paso final es encontrar grupos de apoyo: "La conexión humana es necesaria".

Más información