Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las gafas que te llevan de compras por Nueva York

El foro RETINA dedica un espacio a la realidad virtual, la conducción autónoma y las impresoras 3D

Entras en una tienda digitalizada, te pones unas gafas y ya no estás en tu barrio, ni en tu ciudad, ni siquiera en el mismo país. A través de la ventana se perfila la Estatua de la Libertad o la Torre Eiffel. Con un solo toque las laderas de Sao Paulo se extienden ante tus pies. Y a un lado, aparecen las colecciones de ropa made in Brasil, Francia o Estados Unidos. En cada escenario, un vestido en tamaño real se despliega ante tus ojos. Otro suave toque y cambia de color, de estilo o de prenda. No hay límites para esta compra virtual. Esa es la idea que ha hecho posible el trabajo de On The Spot de Telefónica que ha presentado un prototipo de su tienda digital en RETINA, el foro tecnológico y de transformación digital iberoamericano. Este espacio con tintes de ciencia ficción se convertirá en nuestro futuro. Así de convencido se ha mostrado Carlos Marina, CEO de On The Spot: "Ya lo hemos cambiado todo. No viajamos como nuestros padres, no nos relacionamos como nuestros abuelos. Entonces, ¿por qué seguimos comprando como nuestros bisabuelos? Es hora de transformar esto también".

De esta esencia de cambio también respiraba el coche más inteligente del mundo. Totalmente conectado, es el paso previo a un vehículo de conducción autónoma y ya es una realidad. Con él ya no existen los huecos pequeños para aparcar. "El conductor puede salirse del coche y con solo marcar los comandos en su smartphone dirige tranquilamente cómo el vehículo entra y sale del espacio él solito", explica Enrique Ruiz-Giménez, portavoz de Mercedes-Benz, la empresa que lo ha diseñado. En un atasco —y siempre que la velocidad sea menor a 50 kilómetros por hora—, se puede soltar el volante. Este coche con varias cámaras, radares y sensores identifica las líneas de la carretera, por lo que gira y se mantiene, solo hay que pedírselo. Su primer recorrido fue un homenaje a los 104 kilómetros que recorrió Bertha Benz en 1888 cuando le cogió a su marido, el inventor Karl Benz, el que sería el primer coche de la historia, un triciclo autónomo con motor de combustión. El mismo trayecto que casi 130 años más tarde haría este Mercedes Clase E en su primera prueba sin nadie al volante. 

Luchar contra una casa 'hackeada'

Se entra en un salón de una casa aparentemente normal. Ordenadores, televisión, varias lámparas, routers y juguetes. De repente, las lamparas parpadean, el wi-fi no funciona, el ordenador está lanzando los correos electrónicos a la red y la cámara que estaba en un oso de peluche para vigilar está mostrando a todo el mundo y en directo lo que ocurre en la casa. Este escenario de "pánico" es lo que se ha presentado en RETINA para intentar concienciar sobre la importancia de la ciberseguridad. "No nos ha costado ni dos minutos hackear los dispositivos que estamos mostrando, como este enchufe", explica Pablo Tejeria, director general de Sophos. Se refiere a un enchufe que existe en el mercado (por 50 euros, en Amazon) y que permite conectar un objeto cualquiera a Internet, desde una lámpara de Ikea a un ventilador. "Nuestro objetivo es que la gente tenga en cuenta que la tecnología nos abre posibilidades, pero también tiene sus riesgos".

Un simple enchufe permite conectar a Internet cualquier objeto de la casa

En la misma planta de este foro —patrocinado por Santander, Telefónica e Iberdrola— hay otros proyectos novedosos. La educación es uno de los principales ámbitos a los que la tecnología tiene en el punto de mira. Mientras la tecnología va poco a poco convirtiendo los colegios en Smart Schools (escuelas inteligentes), aparecen productos como el ordenador todo en uno Sprout, que potencia la creatividad, la colaboración y la originalidad. El diseño de este ordenador permite que haya varias personas operando en él a la vez y que se trabaje al mismo tiempo pero en distintos lugares. Con dos pantallas táctiles, esta computadora permite escanear en 2D y en 3D objetos para añadirlos a creaciones, trabajos o imprimirlos en 3D.

En este último punto está apostando BQ con una nueva gama de impresoras 3D domésticas también enfocadas en la educación. La compañía lo explica así: "Creemos que esta es la clave para la normalización de esta tecnología: los niños descubrirán su potencial en el colegio y, de adultos, llevarán esa tecnología a sus casas". 

Más información