Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los afectados por la sobrecarga del Galaxy Note 7 podrán cambiar el móvil a partir del 19 de septiembre

Samsung, que suspendió la venta del nuevo 'smartphone', admite los fallos en el aparato

El expositor de Samsung Galaxy Note 7 durante la feria tecnológica de Berlín, a principios de este septiembre.

Samsung ya ha puesto fecha para intentar paliar su último varapalo: la sobrecarga de la batería del Galaxy Note 7, que llega a provocar daños severos en la carcasa. La empresa surcoreana, que tuvo que suspender la venta del smartphone y posponer su lanzamiento en aquellos países donde aún no se comercializa, ha anunciado este miércoles que a partir del 19 de septiembre le cambiará el móvil a todos aquellos clientes que así lo pidan. 

"En respuesta a las incidencias reportadas, hemos realizado una investigación pormenorizada y hemos detectado un problema en las células/celdas de las baterías", admite la compañía a través de un comunicado, donde insiste en que solo han recibido "un número pequeño de incidencias". Según los datos de la propia empresa, se han constatado un mínimo de 35 terminales afectadas en todo el mundo.

El teléfono se iba a comercializar en los mercados europeos, entre ellos España, a partir del 9 de septiembre. Aunque en 10 países asiáticos, como Corea del Sur, ya se encuentra a la venta. Durante el periodo de preventa, en España se han detectado algunos Note 7 defectuosos. "Una cantidad insignificante que ya se ha retirado", aseguran fuentes de Samsung. El smartphone iba a salir al mercado con un precio en tienda de 859 euros.

Más información