Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos los secretos del iPhone 7 Plus

Analizamos las características técnicas escondidas tras las novedades del nuevo 'smartphone' de Apple

El iPhone 7 junto al iPhone 7 Plus. KAZUHIRO NOGI (AFP) / QUALITY - REUTERS

Con cada nueva generación de iPhone se repite la misma pregunta. ¿Evolución o revolución? Desde hace algunos años las novedades en el popular teléfono se encuadran más bien en la primera premisa. Este iPhone 7 no es una excepción: ofrece algunos cambios interesantes, pero en realidad poco revolucionarios como es el caso de la resistencia al agua, la presencia de una cámara dual o la sustitución del botón de inicio por una superficie táctil. La principal revolución se encuentra en la arriesgada eliminación del puerto jack para los auriculares.

No es el primero

Apple no ha sido la primera en dar este paso (Lenovo, por ejemplo, lo ha hecho este año con el Moto Z) pero su elección ha sido la más polémica. Su idea es fomentar el uso de auriculares inalámbricos. De hecho, junto en el nuevo iPhone, la firma de la manzana presentó los AirPods, un modelo que se adquiere por separado al precio de 179 euros. Lo que sí incluye la caja son unos EarPods que sustituyen el tradicional conector de audio por un Lightning y se colocan en el mismo puerto que el cargador.

Los beneficios de emplear una conexión digital de este tipo son diversos. El más importante es la mejora de la calidad de sonido debido a la reducción de las distorsiones y pérdidas. Pero, además, prescindir de este componente analógico ha dejado espacio libre en el interior del terminal, que se ha empleado para incorporar un motor háptico en el botón de inicio (hablaremos de él más adelante), la doble cámara y una batería de mayor tamaño.

Ficha técnica

Pantalla: 5,5 pulgadas IPS con resolución Full HD, Retina Display

Procesador: Chip A10 Fusion con arquitectura de 64 bits y cuatro núcleos; coprocesador de movimiento M10

Memoria RAM: 3 Gb

Almacenamiento: Desde 32 Gb

Cámara: Trasera dual, con dos objetivos de 12 megapíxeles con apertura de F2.4 y F1.4 y distancia focal de 54 y 28 mm. Vídeo 4K; Facetime de 7 megapíxeles con vídeo Full HD

Batería: Hasta 21 horas en conversación; 16 días en reposo

Sistema operativo: iOS10

Tamaño: 158,2 x 77,9 x 7,3 mm

Peso: 188 gr

Red: 4G LTE

Conectividad: Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac con MIMO / Bluetooth 4.2 / NFC

Sensores: GPS, GLONASS, brújula digital, identidad por huella, barómetro, giroscopio de tres ejes, acelerómetro, proximidad, luz ambiental

Otros: Certificación IP67, duplicación AirPlay

Precio: Desde 909 euros

www.apple.com/es

La eliminación del jack obliga a utilizar un adaptador si queremos usar los auriculares que ya teníamos por casa. Es poco preocupante, ya que Apple ha decidido incluir uno (poco estético) de serie, pero implica estar pendiente de un accesorio que podemos olvidar o perder. Además, se elimina la posibilidad de cargar la batería y escuchar música al mismo tiempo. Habrá que acostumbrarse, porque es poco probable que Apple dé marcha atrás.

En el apartado de sonido también hay que hacer referencia a sus altavoces estéreo, situados en la parte superior e inferior del terminal y que mejoran bastante la calidad del audio con respecto a versiones anteriores, reducen la distorsión y aumentan la nitidez.

Un zoom especial

Si tuviéramos que elegir una característica determinante a la hora de decidir si actualizarnos al nuevo modelo de la firma de la manzana sería la cámara. En concreto, el nuevo iPhone 7 Plus dispone de dos cámaras de 12 megapíxeles cada una que trabajan de forma conjunta para mejorar la calidad de las imágenes: una con objetivo angular y otra con teleobjetivo. En este caso, Apple tampoco es pionera: el HTC One M8 de 2014 ya utilizaba dos cámaras para modificar el área de enfoque y la profundidad de campo a posteriori; o los más recientes Huawei P9 con una a color y otra en blanco y negro para potenciar el contraste; y las del LG G5, que consigue gracias a ellas un gran angular de 135º.

La originalidad de Apple radica en el uso que les ha dado. La primera posee un objetivo de seis elementos con un diafragma f1.8 que deja pasar bastante luz y permite, por lo tanto, capturas luminosas. Su lente angular, con una distancia focal de 28 mm, es la misma que integra la versión de 4,7 pulgadas del iPhone 7. Por su parte, la segunda cámara ofrece una distancia focal de 56 mm, ideal para hacer retratos. Desde Apple lo han definido como un zoom óptico 2x, aunque no es exactamente eso: la focal es el doble, por lo que la imagen se visualiza más cerca, creando ese efecto de zoom.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Doble cámara

- Autonomía

- Resistente al agua

Lo peor:

- Elevado precio

- Peso

Que tenga dos cámaras no implica que su uso sea más complicado. Al revés, sigue siendo tan sencillo como siempre. De hecho, a efectos prácticos es como utilizar el zoom (imaginamos que de ahí la denominación de Apple de esta función): una vez abierta la aplicación bastaría con pulsar sobre el icono 1x para pasar al “famoso” zoom óptico 2x, y además permite realizar zoom digital de hasta 10x en fotografías y 6x en vídeos, que ofrece unos resultados muy buenos gracias a la combinación de la información que se recibe de cada una de las cámaras.

Otra curiosidad es que el objetivo de 56 mm ofrece una luminosidad f2.8, por lo que cuando se utiliza esta óptica las imágenes son más oscuras. Se soluciona gracias al procesador de imagen que integra, que compensa el tiempo de exposición y la sensibilidad para obtener resultados similares a los de la primera cámara. La contrapartida está que en ambientes poco luminosos los resultados presentan más ruido; el talón de Aquiles habitual de las fotografías realizadas con el iPhone.

ampliar foto
El iPhone 7 en una tienda de Apple. REUTERS

En las próximas semanas, además, una actualización de software permitirá identificar sujetos y objetos en el primer plano de la imagen y desenfocar el resto: lo que se conoce como efecto bokeh. Pese a que todavía no está disponible, sí hemos podido ver algunos ejemplos con resultados destacables, incluso cuando las tonalidades de los elementos presentes en la imagen son muy similares.

Y más potencia

Como es habitual, también se ha producido la esperada renovación del procesador. En este caso el elegido es un chip A10 Fusion con una arquitectura de cuatro núcleos: dos de ellos de alto rendimiento que, según Apple, aumentan la potencia en un 40% con respecto al iPhone 6S; y otros dos de alta eficiencia que requieren una quinta parte de la energía que los primeros para funcionar. Así, al usar el terminal para jugar o editar vídeo se recurre a los primeros, mientras que para las tareas más básicas como enviar un correo electrónico, a los segundos. Como consecuencia se consigue mayor eficiencia energética, añadiendo una hora extra de batería con respecto a la generación anterior. A este procesador le acompaña, como es habitual, un coprocesador de movimiento (M10) que se encarga de recibir la información de los sensores de forma continua, descargando a la unidad principal. A nivel de gráficos también supone un paso adelante, con un 50% más de potencia y mayor eficiencia que el chip A9 del iPhone 6S. Esto significa que es un lujo utilizarlo incluso con los juegos más potentes.

Valoración y veredicto

Calidad-precio: ****

Diseño: ****

Innovación: ****

Manejo: *****

Extras: *****

Veredicto:

  • Rotundamente bueno

Por otro lado, Apple ha decidido dejar de lado los modelos con 16 Gb de capacidad, que eran insuficientes para cualquiera que tuviera algo de música, hiciera fotografías o grabara vídeos con su móvil. De esta manera, el modelo base parte ahora de 32 Gb, con la posibilidad de optar por 128 Gb (suficientes para prácticamente cualquier usuario) y 256 Gb.

¿Un baño?

Por fin el iPhone es resistente al agua, con total garantía frente a derrames, salpicaduras y polvo: una de las características que incorpora la competencia desde hace algunos años y a la que Apple se resistía. Como tiene certificación IP67, podría incluso sumergirse a metro y medio de profundidad durante 30 minutos sin consecuencias negativas, aunque es una cualidad más bien pensada como método preventivo, y no tanto para utilizar el móvil dentro del agua. Conseguirlo ha supuesto el rediseño del dispositivo ya que, además de sellar toda la estructura, se han tomado medidas como sustituir el característico botón de inicio del terminal. Si antes era un botón mecánico, ahora es una superficie táctil similar al trackpad de los últimos Macbook, que sigue incluyendo el lector de huellas.

Ahora bien, su peculiaridad es que transmite la sensación de que realmente se está pulsando gracias a un motor háptico que vibra al detectar la presión, ofreciendo feedback. Y la realidad es que está muy logrado y cuesta muy poco acostumbrarse a su tacto. Esta sensación no se limita a esta zona, ya que también se puede obtener respuesta en otras áreas de la pantalla al usar las funciones de 3D Touch o con apps de terceros. Un ejemplo: mientras se juega a un título shooter, cada disparo o bomba se transforma en una vibración en nuestras manos.

La competencia

- Samsung Galaxy Note 7

- Huawei P9

- HTC 10

- Sony Xperia X

- LG G5

Y hablando de la pantalla. Con 5,5 pulgadas, mantiene la resolución Full HD cuando otros apuestan por paneles Quad HD o 4K, pero ha aumentado la gama de colores y es más brillante. La sensación es similar a la del iPhone 6S, con una calidad muy buena que ofrece imágenes claras, brillantes y con colores muy vivos.

Un año más

Por tercer año consecutivo, Apple ha repetido diseño con su iPhone. El exterior es casi igual, con mínimas diferencias. Lo más evidente son un par de nuevos colores (un negro mate y otro brillante que está agotado) y la redistribución de las antenas en la parte trasera, que ha permitido eliminar las líneas que atravesaban la carcasa.

En resumen, Apple no ha inventado nada y con este modelo más bien se ha unido a algunas de las tendencias ya presentes en los smartphones de alta gama. Eso sí, la integración de los componentes y el desarrollo de las ideas son, como suele ocurrir, exquisitos. La pregunta es ¿vale la pena dar el salto? Ahora es más potente, resistente al agua y posee doble cámara, pero hay que estar dispuesto a abandonar la conexión jack y a invertir alrededor de mil euros.

Más información