Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La casa autómata de Nest llega a España

La compañía propiedad de Google pone a la venta sus cámaras de seguridad y un termostato inteligente

Anuncio de Nest, emitido hace unas semanas. Nest

Nest Labs, compañía propiedad de Google, ha presentado este miércoles en Madrid sus productos para el hogar inteligente: los consumidores españoles podrán comprar, a partir del 15 de febrero, las cámaras de seguridad de la marca y un termostato que memoriza las temperaturas que gustan al usuario y se programa de manera autónoma. Los dispositivos también se estrenan en los mercados de Alemania, Austria e Italia y se pueden reservar en Amazon, Google Store, Media Markt y El Corte Inglés. "Nuestro objetivo es construir una casa que cuide a los que viven en ella, un hogar que lo haga todo por ti", ha explicado Lionel Paillet, director general de Nest para Europa, durante la presentación. 

Las cámaras de seguridad, que cuestan 199 euros, tienen dos modelos diferentes, para los ambientes interno y externo del hogar. Los dispositivos permiten ver lo que se pasa en la casa en tiempo real, en calidad HD 1080p y también con visión nocturna. A través de la app de Nest, el usuario recibe una alerta si el aparato detecta actividad cuando no debería haber nadie en casa, por ejemplo. Las cámaras también cuentan con micrófonos y altavoz para hablar con los visitantes (o intrusos) desde el teléfono. 

Los consumidores tienen la opción de suscribirse, por 10 euros al mes o 100 euros al año, al servicio Net Aware, que permite realizar grabación constante, guardar vídeos y crear alertas inteligentes, personalizadas según las necesidades de cada usuario. "Cuando la gente recibe notificaciones sobre todo, incluso sobre el movimiento de los árboles en el jardín, lo que hacen es apagar las cámaras. Por eso ese sistema selecciona momentos clave, con actividad humana, para enviar el alerta", ha explicado Lionel Guicherd-Callin, director de gestión de producto en Europa. 

El termostato, que cuesta 249 euros, también se conecta a la app de la marca, aunque es totalmente independiente de otros dispositivos. Aunque el usuario controle la temperatura por el smartphone o tableta, el gadget funciona incluso cuando el móvil no tiene batería, por ejemplo. El aparato cuenta con un sensor de temperatura, humedad, luz ambiente y proximidad, además de un display de alta resolución. Una vez que el consumidor selecciona las configuraciones deseadas, el dispositivo las memoriza, calcula cuánto la casa tarda en calentarse y se programa para que el hogar esté a la temperatura adecuada. Además, cuando la persona no está en casa, el aparato se apaga automáticamente para ahorrar energía.

ampliar foto
El termostato de Nest Lab.

Nest va a contar con una red de instaladores en España para los usuarios que deseen contratar ese servicio, por un precio medio de 90 euros. En Estados Unidos y otros de los más de 190 países en los que opera, Nest ha firmado colaboraciones con empresas del sector energético para disminuir el gasto del usuario. "Estamos analizando la posibilidad de hacer lo mismo en España", ha afirmado Paillet. 

Cuanto a la privacidad de los datos de los usuarios, la compañía asegura que todas las imágenes de las cámaras y demás información obtenida por los dispositivos son encriptadas y guardadas en un servidor de la empresa. El director general de la Nest en Europa ha afirmado que Google respecta la política de la marca, porque, a pesar de ser propietaria de la compañía, actúa en el desarrollo comercial del producto. "Nunca compartiremos los datos de nuestros usuarios sin su consentimiento. Si lo hiciéramos, estaríamos automáticamente fuera del mercado", ha dicho Guicherd-Callin

Más información