Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Así será la televisión de Apple

Llegará en abril, a través de la aplicación Music y sin publicidad

Tráiler de Planet of the Apps. RECODE VOX MEDIA

Apple quiere hacer con la televisión lo mismo que hizo con la música y la telefonía, cambiar la industria por completo. En abril se estrenará el primer contenido producido y distribuido por ellos. Solo se podrá ver en sus aparatos, estará dentro de Apple Music y cuenta con 20 millones de clientes potenciales.

Eddy Cue, de origen cubano, uno de los directivos más veteranos y carismáticos de Apple, reveló las claves de esta apuesta por el contenido audiovisual durante la conferencia Code Media, organizada por Recode, un medio especializado en tecnología.

Apple se estrena con dos programas: Planet of the Apps y Carpool Karaoke. Mientras que el segundo será una prolongación del conocido formato de James Corden, con un famoso compartiendo viaje en coche, el primero es la gran apuesta de Apple para promover la creación de aplicaciones y convertir en estrellas a los desarrolladores. Algo que, por otra parte, ya sucede en Silicon Valley.

El karaoke durará media hora. Tendrá capítulos semanales. Ya han grabado con Alicia Keys o Will Smith. Cómo no, cantaron la sintonía de El Príncipe de Bel Air, o I believe I can fly desde un helicóptero sobrevolando Los Ángeles. El productor es Ben Winston, el mismo que la noche del domingo estuvo al frente de la gala de los Grammy.

Planet of the Apps, por su parte, contará con Jessica Alba, Gwyneth Paltrow, el inversor y emprendedor Gary Vaynerchuk y el cantante will.i.am como jurados y mentores. La mecánica será muy parecida a La Voz o Masterchef. Aspirantes a creadores de aplicaciones, conviven en una incubadora y luchan por ir superando etapas. La prueba final será enfrentarse a un inversor de capital riesgo y conseguir su bendición en forma de cheque para llegar al mercado real.

Cue remarcó que este contenido será exclusivo para Apple Music, no se verá en otras televisiones, entre otros motivos, porque sus plataformas no permitían experimentar con lo que tenían en mente: “Llevamos tiempo trabajando con socios como Netflix, ABC o DirectTV, pero vimos que hay una oportunidad de hacer algo creativo que no se ha visto antes. Como hicimos con la música, haremos lo que los usuarios quieran que hagamos”.

Eddy Cue durante la conversación después de la cena. VOX MEDIA

Para los de Cupertino, cuya acción acaba de alcanzar máximos históricos, el vídeo es el factor diferencial en su estrategia de futuro. Ben Silverman, fundador de Propagate, es el productor. Él fue quien tuvo la idea inicial. Su visión encaja con la de Apple. “El debate no es si se trata de o no de televisión. Las entregas van a tener representación lineal, como la televisión hace los episodios, pero será también una app, que ofrece mucho más. Nuestra idea ofrece más dimensiones”, remarcó apuntando a un modelo transmedia, donde varias dimensiones narrativas se cruzan.

Silverman, feliz por ser aliado de Apple, solo tenía elogios hacia su nuevo compañero de viaje: “En Apple el crecimiento es orgánico, más natural, saben bien cómo hacer escalar una audiencia digital mejor que una emisora o una empresa de contenido tradicional. La audiencia potencial es tanta como pantallas hay. La televisión ha sido unidireccional, queremos acabar con eso”.

En los fragmentos del programa que mostraron se vio cómo visitarán Yelp o Uber, dos de las aplicaciones más populares y valiosas de San Francisco. Sin embargo, no estará limitado a Silicon Valley, ni a Estados Unidos. “El sueño americano es el de personas que quieren cambiar el mundo. Las apps lo permiten”, dijo buscando ilusionar a la audiencia.

El premio final será el lanzamiento de la aplicación en la AppStore. No lo harán como uno más, sino que contarán con un espacio de privilegio. “Tendrán la opción de llegar a millones de personas desde su nacimiento”, subrayó Cue.

Según Apple, las aplicaciones son un formato para comunicar en sí mismo: “En muy poco tiempo se han convertido en una parte muy importante de nuestra cultura. Tienen todo dentro: imagen, música, texto, conocimiento…”. La creación de un nuevo ecosistema, como fue el de las aplicaciones, trajo nuevos fenómenos nacidos ahí, como WhatsApp, como Spotify o como Angry Birds. “La competencia hace que suba la calidad. Los grandes desarrolladores de hoy empezaron hace nada muy pequeños”, dijo para invitar a sumarse como concursantes a todos aquellos programadores con una idea. Llama la atención que Apple haya decidido meter el contenido dentro de Apple Music, una aplicación con 20 millones de suscriptores, cuando, al igual que en su momento compraron los auriculares Beats por 3.000 millones de dólares, tenían caja suficiente para hacerse con Netflix. Cue desdeñó la idea de una adquisición: “Queremos hacer algo único y vemos la oportunidad de hacerlo dentro de Apple Music. Estamos intentando algo único dentro de nuestras plataformas, que se pueda pasar de un capítulo a una aplicación, un texto o algo enriquecido. Ya hemos hecho listas en la AppStore, también contenido seleccionado por humanos. Tenemos una radio, ahora tocaba esto”.

Cue entró de lleno en uno de los aspectos más polémicos sobre el futuro de los contenidos, la publicidad. “No tendremos anuncios. Con una audiencia global, lo que tenemos que hacer es encontrar algo mejor, pero no molestar con algo que no quieren ver los clientes. Yo ya no veo anuncios en la televisión. Si tengo el mando a distancia del decodificador, me los salto. Mis hijos también se lo saltan. Salvo si es un partido en directo, no lo veo. Los anuncios no van a desaparecer, pero la publicidad, como industria, tiene que innovar”, confesó.

Antes de la televisión, Apple creó los podcasts, un formato que gana cada vez más adeptos, pero al mismo tiempo es difícil de monetizar por la ausencia de datos fiables por parte de su plataforma. “Estamos trabajando en ello. Seguid atentos porque habrá novedades”, se disculpó.

Durante las últimas semanas, los rumores sobre una posible apuesta de Apple por la realidad virtual y aumentada se han multiplicado. La contestación fue marca de la casa: “Llevo en Apple casi 30 años. Sé que no es una buena idea hablar de posibles productos del futuro. No hay nada de lo que hablar o anunciar más allá de decir que es interesante”.

Otro tema candente, el de las noticias falsas, preocupa a Apple. Como creadores del iPhone e iPad asumen que el problema les afecta: “Sentimos que tenemos una parte de responsabilidad. No eludimos el problema. Cuando lanzamos Apple News nos aseguramos de que los socios eran legítimos, que eran medios de calidad. Queríamos hacer algo bueno, que apoye la libertad de expresión. Estamos muy preocupados por el clickbait (titulares con gancho y contenido engañoso). No tenemos todas las respuestas , pero queremos trabajar en mejorar la situación actual. Estamos aprendiendo”.

Cue se despidió con una ilusión que sonó a amenaza: “No hemos hecho más que empezar”.

Más información