Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bixby: Samsung presenta su propio asistente virtual para el Galaxy S8

La compañía surcoreana quiere que sus teléfonos sean más sencillos de usar gracias a su propio 'siri'

Samsung Bixby
Samsung presentará su nuevo 'smartphone' la semana que viene. AFP

El 29 de marzo, Samsung Electronics presentará su smartphone estrella: el Galaxy S8. Su diseño, cámara y prestaciones serán su mejor baza a la hora de paliar las pérdidas que generó el fiasco del Galaxy Note 7. El éxito del próximo terminal será clave para la multinacional con sede en Seúl en su enfrentamiento con la americana Apple y sus iPhone 7. Sin embargo, Samsung cuenta con un as más debajo de la manga: un asistente virtual, de similares características a Cortana de Microsoft o a Alexa de Amazon, denominado Bixby.

Su presentación ha tenido lugar este lunes de forma oficial y saldrá a la luz junto con el Galaxy S8. El nuevo teléfono de Samsung contará con un botón dedicado exclusivamente a invocarlo, con el fin de evitar confusiones e invitar al consumidor a usarlo asiduamente y realizar con él tareas que requieren de multitud de operaciones, como una simple llamada. Un enfoque distinto al de Apple, que se sirve del botón de inicio o de una llamada de voz en los últimos iPhone.

La máxima de Bixby es transformar los procesos de comunicación entre las máquinas y los humanos. Para InJong Rhee, jefe de investigación y desarrollo en software y servicios de Samsung Electronics, la diversidad de tareas que pueden realizar los dispositivos inteligentes se está convirtiendo en una amenaza para los negocios de la compañía: es cada vez más difícil saber qué puede hacer un teléfono y cómo se puede hacer.

Es un asistente más ambicioso que Siri o que Google Assistant y su principal cometido no es conectar al usuario con los servicios en la nube, sino con su propio teléfono inteligente

"Samsung tiene una nueva filosofía para tratar el problema: en lugar de hacer que el humano aprenda cómo la máquina interactúa con el mundo (un reflejo de las habilidades de los diseñadores), será la máquina la que necesite aprender y adaptarse a nosotros", expone Rhee en el comunicado.

Bixby es la intersección entre los algoritmos de inteligencia artificial y el diseño de interfaces. Es un asistente más ambicioso que Siri o que Google Assistant y su principal cometido no es conectar al usuario con los servicios en la nube, sino con su propio teléfono inteligente.

Otros asistentes con aplicaciones compatibles solo disponen de ciertas llamadas como reproducir una canción o pedir un Uber. El usuario no puede controlar la aplicación al completo a través de la voz. A pesar de ello, Samsung asegura que Bixby contará con un diseño más completo respecto a otros asistentes y contará con muchas más capacidades y posibilidades para cada aplicación o tarea en concreto.

Foto del nuevo Galaxy S8, filtrada por @evleaks.
Foto del nuevo Galaxy S8, filtrada por @evleaks.

Esa diversidad funcional del asistente podría añadir complejidad a la interacción entre el humano y la máquina, justo lo que la compañía quería remediar. Por ello, Bixby tendrá en cuenta siempre el contexto de la orden: tendrá en cuenta qué aplicación está abierta, permitirá actuar con los dedos y la voz de forma simultánea y será capaz de entender órdenes incompletas, afirma Samsung.

Bixby también llegará a otros dispositivos. E incluso, y eventualmente, a todo tipo de productos de la compañía surcoreana, desde televisores hasta frigoríficos o sistemas de aire acondicionado. El asistente es un servicio en la nube y cualquier dispositivo Samsung equipado con un micrófono podrá usarlo, aclara la compañía. Es un enfoque diferente al de Apple, en el que el asistente vive en el dispositivo y sólo se comunica con servidores cuando lo necesita.

El asistente es además el primer gran lanzamiento de Samsung en el mundo del software, un mercado que nunca ha estado dentro de su núcleo de negocios, mucho más ligado al desarrollo del hardware. Este paso parece intentar aproximar a Samsung a rivales como Apple en un mercado en auge, porque su principal competidor ya genera los mismos ingresos con sus servicios que vendiendo ordenadores Mac.

Un asisente común

Aunque pueda resultar sorprendente este paso con un enfoque tan ambicioso dada la poca experiencia de la multinacional en este ámbito, se ha de tener en cuenta que el desarrollo de Tizen, su propio sistema operativo para electrodomésticos y terminales de gama entrada, y la adquisición de Viv Labs, la startup que creó Siri el pasado octubre, ya hacían presagiar la apuesta de la compañía por el desarrollo de algún asistente inteligente común a todos sus productos.

El 'smartphone' se podrá conseguir por 799 euros en versión normal y 899 en versión de mayor tamaño

"Los asistentes por voz me recuerdan al DVB-H (estándar de transmisión de TV en el móvil). Se trata de forzar la llegada de una gran novedad cuando la tecnología no está lista todavía", dice Benedict Evans, analista en Andreessen Horowitz, uno de los mayores fondos de capital de riesgo en Silicon Valley. A diferencia de las grandes firmas tecnológicas, él tiene una visión menos optimista con respecto a que la voz se vaya a convertir en nuevo método principal de interacción con las máquinas.

Samsung ofrecerá más detalles y nos permitirá ver su funcionamiento en la presentación del Galaxy S8. Llegará en abril a las tiendas en colores negro, gris y plata, con un diseño futurista, sin apenas marcos o botones en el frontal, según la imagen promocional filtrada por Evan Blass (@evleaks), y se podrá conseguir por 799 euros en versión normal y 899 en versión de mayor tamaño.

Más información