Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

HTC U11, el primer ‘smartphone’ que se estruja

La nueva función se llama Edge Sense y puede ser programada para realizar diferentes tareas

El nuevo HTC U11.

HTC Corporation cumplió 20 años este lunes, y su historia está plagada de lanzamientos que marcaron un antes y un después en la industria de la telefonía móvil. La compañía taiwanesa fue una de las primeras en fabricar dispositivos inalámbricos, la primera en lanzar un smartphone con conexión 4G y la primera en apostar por Windows Phone. Ahora las cosas son muy diferentes, y el mercado de la telefonía se lo reparten Apple, Samsung Electronics y las marcas chinas más potentes.

Este martes, HTC ha presentado un nuevo terminal de gama alta, el U11. Es el sucesor del HTC 10, y cuenta con una gran pantalla Quad HD, el mejor procesador de Qualcomm y un cuerpo de cristal y metal. Pero lo que más sorprende no son sus especificaciones ni su diseño, sino su capacidad para ser estrujado como un nuevo método de comunicación entre el usuario y su teléfono.

Así funcionan sus sensores de presión

Esta curiosa función se llama Edge Sense y puede ser programada para realizar diferentes tareas. El consumidor puede apretar brevemente para abrir la cámara, tomarse un selfi o encender el flash para usar el terminal como linterna.

Cuenta con una gran pantalla Quad HD, el mejor procesador de Qualcomm y un cuerpo de cristal y metal

Chia-Lin Chang, máximo responsable del departamento de ventas de HTC, recalcó lo rápido y eficaz que es estrujar el móvil para hacerte una foto a ti mismo cuando estás realizando alguna actividad deportiva.

Los sensores de presión localizados en los bordes laterales del U11 funcionan incluso si está protegido con la funda oficial que viene incluida con el terminal. También funciona con unos guantes puestos o si se estruja bajo el agua, ya que es sumergible por su certificación IP67.

Hay más funciones, y en julio HTC lanzará una aplicación para permitir a los usuarios configurar al completo sus funciones para comunicarse con aplicaciones de terceros. Tal vez permita silenciar grupos de WhatsApp estrujando con fuerza el teléfono. El smartphone es lo suficientemente listo para saber si está en un bolsillo y evitar ejecutar funciones ante falsos positivos, dice la compañía.

Adiós al cuerpo de aluminio y al conector de auriculares

El U11 ya no cuenta con el cuerpo hecho de una sola pieza de aluminio como el que caracterizó a sus terminales de gama alta desde el HTC M7 (2013). Ahora luce una trasera hecha en cristal que imita el acabado perlado de las carrocerías de los coches. Está disponible en un llamativo color azul eléctrico, plata, negro y blanco. HTC también mostró una variante en rojo, aunque llegará más tarde.

Alexa, el asistente virtual de Amazon, y Assistant, el de Google, conviven en el interior del U11

El fabricante ha apostado por lo llamativo y se aleja de la sobriedad del aluminio anodizado. También ha decidido no incluir un conector de auriculares en el terminal para ganar espacio en su interior e incluir una batería más grande. HTC incluye unos auriculares con cancelación de ruido activa en el paquete que se conectan en el USB-C de carga. Para los que deseen usar sus auriculares tradicionales, la marca ofrece un pequeño adaptador parecido al que Apple diseñó para sus iPhone 7 y iPhone 7 Plus.

HTC presume de cámara y de asistentes

La cámara ha sido el talón de Aquiles de los terminales de la taiwanesa en los últimos años. Sus terminales contaban con un diseño rompedor y un software muy pulido, pero las fotografías en situaciones de poca luminosidad dejaban mucho que desear. Curiosamente, el Pixel y el Pixel XL de Google, que son fabricados por HTC, cuentan con una de las mejores cámaras del mercado en todo tipo de situaciones. Ahora HTC presume de cámara, y asegura que es la mejor del mercado según los análisis de DxoMark.

Alexa, el asistente virtual de Amazon, y Assistant, el de Google, conviven en el interior del U11. El consumidor puede invocarlos con la voz gracias al procesador Qualcomm Snapdragon 835, y es el primer terminal del mundo que lo hace. Huawei también ofrece la ayuda de Alexa, pero el usuario tiene que pulsar un botón en lugar de llamarla por su nombre.

En España, la versión de 64GB está ya disponible en reserva por 749 euros. Saldrá en junio.

El fabricante sigue acumulando pérdidas trimestre a trimestre, asfixiado ante la voraz competencia y expansión de los fabricantes chinos, pero todavía le quedan recursos para sorprender en un mercado que dominó hace no muchos años.

Más información