Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varsavsky asegura que con FON se reirá "en la cara" de Vodafone y Movistar

El fundador de Jazztel y Ya.com revela que la comunidad Wi-Fi que inició el 5 de septiembre cuenta ya con 1.600 puntos de acceso

El empresario Martín Varsavsky, fundador de Jazztel y Ya.com, asegura que la comunidad Wi-Fi -tecnología sin cables- que inició el 5 de septiembre con la participación de abonados a ADSL cuenta ya con 1.600 puntos de acceso, por encima de los 1.000 de Telefónica, y señala su objetivo de competir que las operadoras móviles. Varsavsky ha vuelto al mundo de las telecomunicaciones a través de este proyecto que lanzó desde su blog como FON, "un movimiento de gente harta de que le timen con el móvil" y que quiere tener acceso a la red vía Wi- Fi allá dónde vaya, según su propia definición.

El objetivo de este movimiento es crear una red inalámbrica Wi-Fi solidaria entre los usuarios de ADSL en el mundo. El empresario se muestra convencido de que el éxito de esta iniciativa que, asegura, le permitirá reírse "en la cara" de competidores como Vodafone o Movistar.

En un encuentro de voz a través de Internet celebrado en la feria de las tecnologías SIMO, explicó que su idea se basa en el hecho de que los 3,8 millones de abonados a banda ancha en España tienen exceso de capacidad y que si sólo 100.000 usuarios se unen a este movimiento abriendo su red a los demás, conseguirían cubrir toda España.

Para formar parte de la comunidad los usuarios tienen que tener un router con el sistema WI-Fi e inscribirse en FON con sus datos personales, "para evitar que la red sea utilizada con fines ilícitos" y bajarse el software FON.Dijo que no hay ninguna restricción legal para crear esta red y dijo que con ella se salva la prohibición que puso la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a distintos municipios de crear redes gratuitas Wi-Fi en sus poblaciones.

Sobre la cláusula en contratos que prohíbe a los usuarios compartir sus redes, dijo que siempre pueden contratar con otra operadora y que FON está en conversaciones con Jazztel y Ya.com para llegar a un acuerdo sobre esta red. Señaló también que con este sistema se evita la utilización de esta líneas por parte de delincuentes o terroristas.

En esta comunidad hay usuarios Linux que son los que se inscriben con su conexión ADSL y que pueden navegar gratis por esta red; los Bill que ponen a disposición de los demás un punto de acceso más importante y cobran por ello un precio reducido por hora, día o mes; y los Alien que son aquellos que se conectan a la red y pagan por hacerlo sin aportar nada.

Wimax, la clave

Varsavsky dijo que se trata de una red que se está creando y que se irá preguntando a los que la están formando como quieren que se desarrolle. Explicó que en las zonas de empresas donde haya menos usuarios, FON instalará puntos de acceso Wi-Fi con lo que se recaude de los Aliens. Martín Varsavsky dijo que los usuarios de Internet tienen que darse cuenta de que toda la capacidad está en la red y que no necesitan bajarse casi nada al ordenador sino "disfrutar de las cosas cuando quieran".

Asegura el empresario que ya cuentan con modelo de teléfono inalámbrico Wi-Fi y que muy pronto también tendrá la posibilidad de tener una tarjeta de telefonía móvil para poder utilizar este sistema en las zonas donde no haya cobertura. Para Varsavsky, el despegue definitivo se producirá cuando funcione la nueva red Wimax, tecnología inalámbrica de más capacidad y alcance que Wi-Fi. "Entonces, dijo, regalaremos un router Wimax" a los miembros de la red".

Afirmó que cuando era presidente de Jazztel tuvo que luchar contra Vodafone y Movistar por sus altas tarifas y "ahora me voy a reír en su cara". "Vodafone -dijo en otro momento- nos va a odiar, pero antes les he odiado yo, cuando estaba en Jazztel. En su intervención destacó el carácter solidario de la red y la importancia que puede tener para los menos desfavorecidos y dijo que en las zonas del mundo con menor ancho de banda habrá que idear sistemas para permitir el acceso a todos.