Google promueve la colaboración social con Wave

Accesible solo para desarrolladores, permitirá compartir trabajo multimedia 'on line'

El último lanzamiento de Google encaja a la perfección con sus avances en los aspectos más sociales de Internet. Google Wave es como se denomina esta especial herramienta de comunicación. No es un blog, no es un servicio de correo, no es un wiki, tampoco un lugar en el que subir vídeos y fotos, pero tiene algo de cada uno de estos servicios; aderezado, como no podía ser de otra forma, con mapas.

Google Wave es un servicio que se ejecuta en el navegador y permite crear chats colectivos en los que se contesta de manera directa, parecido a un e-mail, al hilo de conversación creado, pero permite, además, incluir mapas, vídeos, fotografías, o enlaces a la conversación. Para añadir a una persona basta con tenerla como contacto y arrastrar su imagen de la ventana de contactos al hilo en cuestión.

Cada conversación se considera un wave (onda, en inglés). Cada wave puede ser abierta o cerrada, para un grupo definido de usuarios. Uno de los aspectos más interesante del servicio es que permite contestar al principio o bien al final del mensaje. De una forma muy visual permite ver quién dijo o añadió qué contenido.

También permite una reproducción, como si fuese un vídeo, de la conversación, para poder ver cómo se desarrollaron las colaboraciones.

De un vistazo se tiene delante quién aportó cada uno de los datos de la conversación.

El aspecto visual es uno de los más cuidados de este nuevo servicio: permite texto con formato enriquecido, de modo que cada usuario se distingue de los demás con facilidad según el estilo de letra que escoja y podrá añadir enlaces dentro de los hilos. Destaca la posibilidad de contestar al final de una aportación de un compañero o crear un ancla en la palabra concreta en la que se decida hacer una contestación.

Google Wave se ha desarrollado con tecnología AJAX, será un servicio gratuito y por el momento está accesible para desarrolladores. Desde el principio la compañía ha liberado la API (interfaz de programación de aplicaciones) con el ánimo de invitar a crear más servicios a partir de este. Lars Rasmussen, responsable del proyecto, explicaba este miércoles por videoconferencia a ELPAÍS.com, que "le vemos muchísimas posibilidades a este servicio para crear contenidos para blogs, ahorrar tiempo en el trabajo o incluso crear más servicios combinados -los denominados mash ups-. Algunas de las primeras pruebas realizadas han consistido en integrar Wave con Twitter". En sus propias palabras, Wave es "la unión entre los documentos colaborativos y las conversaciones".

Por el momento, aunque se pueden guardar dentro del servicio, no es posible conservar una copia en el ordenador de cada una de las waves, tampoco exportarlas en diferentes formatos. El responsable del proyecto es consciente de ello: "Por eso hemos dejado la API a los desarrolladores. Esta versión es preliminar, pero la próxima tendrá esta posibilidad integrada".

Wave permite que entre diez y 15 usuarios participen en una conversación de manera simultánea utilizando diferentes navegadores: Mozilla, Chrome, Firefox y Opera, pero Lars Rasmussen no concretó si funcionaba con el archiconocido navegador de Microsoft, Internet Explorer.

Asimismo, en esta primera versión, no se establece la encriptación de datos, pero se hizo hincapié en lo seguro que resulta trabajar con aplicaciones on line. Una de las dudas que surge es cómo acceder a este servicio; se integrará en la cuenta de Google de usuario pero, aunque no es un blog, ni un servicio de correo, dará al usuario su propia dirección en forma de URL para acceder a su wave.